Actualidad

VIH SIDA en el mundo y en primera persona

Por Francisca Olivares | 19 diciembre 2019

Recientemente se lanzó el “El peso de la sangre”, del periodista Juan Luis Salinas. En una parte se trata de su propia experiencia, pero también –y en gran medida– recorre toda la historia de esta enfermedad desde que se supo de ella, en Estados Unidos, en 1981.

El peso de la sangre (sello Debate, 428 páginas) comienza en febrero de 2003, cuando el periodista Juan Luis Salinas, con 90 por ciento de riesgo vital, fue internado de urgencia en la Clínica de la Universidad Católica porque había desarrollado dos enfermedades asociadas al VIH Sida. Un diagnóstico que él conocía desde un par de años atrás, pero que por ese miedo que a veces tanto paraliza se había negado enfrentar –y que en su caso estuvo a punto de llevarlo a la muerte–.

Después de dos semanas en la UTI fue dado alta. Estaba pesando 39 kilos y en ese nuevo escenario de vida, comenzó una terapia psiquiátrica, donde le recomendaron que escribiera en una agenda lo que estaba viviendo. A eso se sumó su interés por saber más de la enfermedad y por ayudar a personas que, como él, vivían con ella. Además, comenzó a hacer reportajes para la revista Ya (donde trabaja), que en cierta forma fueron las primeras fases del libro, pero “sin tener conciencia plena”, como revela.

Luego vino un magíster de edición periodística, al mismo tiempo que estaba en el proceso de su libro, “Linda, regia, estupenda: Historia de la Moda y la Mujer en Chile” (2014). En ese contexto se le ocurrió escribir sobre el VIH Sida, pero en un estilo más cercano al periodismo de investigación.

Con el tiempo muchos le empezaron a insistir que si el relato no era contado desde su punto de vista, pasaría a ser un libro más de periodismo investigativo, por lo que decidió darle un giro, contando también su propia historia. Eso sí, esta no es más que el 20 por ciento aproximado del texto. El importante 80 por ciento restante es sobre Chile y el mundo.

Ahora, ¿qué es lo que Salinas espera que se dé con «El peso de la sangre»? «Que la gente no tenga miedo de hacerse el test, que sea responsable de su vida y la de los otros. Que use condón y se informe de la enfermedad, sobre todo en una sociedad ‘sobre informada’, pero en la que abundan cosas que no son relevantes”, responde y dice que que también espera que con este libro las personas con VIH Sida se dejen de culpabilizar, porque sigue la idea de que se lo buscaron. «Con eso», finaliza, «la gente se culpa así misma también y carga con algo que es súper difícil de perdonarse».

 

Fotos: Editorial Penguin Random House

Comentarios