fbpx Revista Velvet | ¿Angustia o ansiedad? ¡Prueba el Matcha!



Foodie

¿Angustia o ansiedad? ¡Prueba el Matcha!

Por Francisca Olivares | 11 diciembre 2019

Sus propiedades beneficiosas son casi "infinitas" y en Japón se logra un resultado perfecto. Una pequeña cucharada tiene las propiedades y beneficios de unas 10 tazas de té verde.

El Matcha es un té en polvo que calma la angustia y la ansiedad gracias a que contiene L-Teanina, un aminoácido que en contacto con la cafeína permite alcanzar un estado alerta en calma. Algo absolutamente necesario en estos días y que por algo es el secreto mejor guardado de Japón, ya que desde hace muchísimo años descubrieron que tomando Matcha era posible meditar por horas en un estado Zen.

Para que esto funcione, el Matcha –en el que una pequeña cucharada tiene las propiedades y beneficios de unas 10 tazas de té verde– debe ser japonés (aunque su origen histórico sea chino) y realmente verde. Solo así se puede comprobar su alta concentración de clorofila y antioxidantes. También es diurético, termogénico, antiinflamatorio, fortalece el sistema inmunológico y ayuda a la falta de memoria, así como a mejorar la textura de la piel y las uñas. Incluso ayuda a bajar de peso y hasta se ha creado una refinada coctelería con Matcha. 

Historia y proceso del Matcha

En Japón, el té Matcha se cultiva a la sombra (originalmente sus hojas son de un verde muy oscuro) y durante tres semanas previas a la cosecha. Luego las hojas se trabajan a mano y se clasifican entre hojas nuevas (grado premium), medianas (grado daily) y las más antiguas, que son las que han estado más expuestas al sol por lo que han ido perdiendo antioxidantes. Después las hojas se dejan secar al vapor, se limpian de tallos y venas, para transformar lentamente en polvo las hojas con molinillos tradicionales de piedra. El resultado es un polvo sumamente fino.

Tal como mencionamos el origen del té Matcha es chino. Sin embargo, en el año 1100 un monje japonés lo llevó a su país –en forma de ladrillos– al descubrir que le permitía meditar por horas sin tener sueño. Los guerreros samurái también lo conocieron y tomaron en cuenta que con el Matcha podían pelear con energía sin los altibajos de la cafeína. De esta manera la planta comenzó a cultivarse en Japón.

Hace aproximadamente veinte años China volvió a producir Matcha pero de manera industrial, por lo que el resultado no es Detox ni calma la ansiedad. Tampoco es de un verde intenso y esa es la mejor manera para darse cuenta cuál es el Matcha que hay que tomar.

 

Comentarios