fbpx Revista Velvet | Se «pone ropa de hombre» para molestar a su marido



Actualidad

Se «pone ropa de hombre» para molestar a su marido

Por Sole Hott | 04 diciembre 2019

Una nueva biografía sobre Melania Trump revela más detalles sobre su misteriosa personalidad.

Revelar la personalidad y el estado de ánimo de la primera dama de Estados Unidos ha sido todo un rompecabezas para la prensa. Y su rostro a veces duro o inexpresivo, no permite saber si está triste, de acuerdo, enojada o totalmente extasiada.

En la nueva biografía Free, Melania: The Unauthorized Biography (Melania, libre: La biografía no autorizada), escrita por la periodista de CNN Kate Bennet, se revelan secretos sobre la mujer del Presidente de Estados Unidos.

Bennet es corresponsal de la Casa Blanca, la única que cubre específicamente a Melania y a la familia del Presidente. Si bien el libro no expone por completo a la primera dama, si da algunas luces desconocidas.

En primer lugar, el título de la biografía es precisamente un juego de palabras de Bennet para referirse a un episodio en particular. Durante las manifestaciones en Washington, una frase que se vio mucho fue «Liberen a Melania». «No entiendo eso del ‘liberen a Melania’. ¿Por qué no sería feliz aquí?», le comentó la primera dama a la periodista, según relata en el libro. Entonces, la ex modelo quizás sí es feliz donde está.

Puertas adentro, el matrimonio duerme en en cuartos separados y en pisos diferentes. Sin embargo, tiene una relación cercana con su marido y una comunicación constante. Con Ivanka Trump las cosas son algo diferentes y la relación escasa, por no decir nula.

Para Bennet, la eslovena tiene voz propia y es mucho más que la mujer del Presidente. Una personalidad que pocos conocemos, pero más poderosa de lo que creemos, ejerciendo influencia en el ámbito político y personal, si del mandatario se trata. 20 años juntos no es menor, y ella no teme en darle su opinión, aún cuando no la pide.

Melania impulsó a su marido a la carrera presidencial, en la Casa Blanca la califican como amable y cálida, y ha confesado que no sonríe si no lo siente. Quizás, en este último rasgo de su vida florece su origen esloveno. Una ex compañera de la ex modelo asegura que en su país «no les gusta aparentar lo que no es». Simple y claro.

La reportera repasa los momentos más mediáticos tanto de la campaña presidencial, como los posteriores, y resalta el cómo la primera dama ha utilizado la ropa, como una forma de manifestarse o dar su opinión. Aludiendo a que cada cosa que ella hace tiene una explicación.

Bennet cree que cuando la pareja se enoja o están peleados, simplemente no le habla o «se pone ropa de hombre» para hacer enfadar a su marido, ya que a este le gusta que las mujeres lleven vestidos cortos y ajustados.

Su hijo Barron es la ausencia que destaca en el libro, pero la periodista ha dicho que le parece innecesario someter a un menor de edad a lo que puedan decir los futuros lectores de la biografía.

 

 

 

 

Comentarios