Cultura

Estreno: Un día lluvioso en NYC por Woody Allen

Por Francisca Olivares | 04 diciembre 2019

La última película del director neoyorkino, de 83 años, cuenta con Timothée Chalamet (que se ha desmarcado de Allen), Elle Fanning, Selena Gómez, Diego Luna, Jude Law, Rebeca Hall y Liev Schreiber en su reparto.

Se suponía que el 2018, Woody Allen (83) estrenaría Un día lluvioso en Nueva York (A rainy day in New York), la comedia romántica protagonizada por Timothée Chalamet (27), Elle Fanning (21) y Selena Gómez (27), tres representantes de la nueva generación que está reinando en el Hollywood de estos días. Sin embargo, debido al resurgimiento de las acusaciones de abuso sexual de parte de la hija adoptiva del director neoyorkino (Dylan Farrow, a raíz del caso Weinstein, el movimiento #Metoo y #Timesup), esta cinta –que tiene 72% en el sitio de crítica Rotten Tomatoes– vio postergada su lanzamiento para este 2019.

De esta manera, el pasado 2018 se sumó a los cuatro años en que Allen no ha estrenado películas (1970, 1974, 1976 y 1981), desde que debutó como director en 1969, con Take the money and run.

En la cartelera chilena, Un día lluvioso en Nueva York –que dura 92 minutos– estará desde este jueves 5 de diciembre y sigue la tónica de su filmografía, contando cómo dos jóvenes universitarios con intereses intelectuales –Chalamet y Fanning– viven un particular fin de semana en Nueva York buscando nuevos desafíos y conociendo a personajes vinculados al cine y al Upper East Side, entre otros. En cuanto a los actores “maduros” del filme está Jude Law, Liev Schreiber y Rebeca Hall.

Eso sí, hay que mencionar que tras su participación y reconsiderar las acusaciones de abuso sexual de Dylan Farrow, el actor Timothée Chalamet y la actriz Rebeca Hall (que protagonizó con el director Vicky Cristina Barcelona) decidieron donar su sueldo al movimiento contra el acoso sexual Time’s Up.

Por su parte, en una entrevista al canal de TV France 24, Woody Allen (Annie Hall, Alice, Match Point, Blue Jasmine, Midnight in Paris) declaró que ha hecho todo lo que al movimiento #Metoo le gustaría lograr: “He trabajado con cientos de actrices y ninguna de ellas se ha quejado de mí, ni una sola queja. He trabajado con mujeres empleadas en la máxima capacidad durante años y siempre les hemos pagado exactamente lo mismo que los hombres ”.  

Comentarios