fbpx Revista Velvet | 11 años después de la boda de Kate y William ¿qué vestidos de invitada seguirías usando?
Realeza

11 años después de la boda de Kate y William ¿qué vestidos de invitada seguirías usando?

11 años después de la boda de Kate y William ¿qué vestidos de invitada seguirías usando?
Realeza

11 años después de la boda de Kate y William ¿qué vestidos de invitada seguirías usando?

POR Sole Hott | 29 abril 2022

La imagen de Kate Middleton y el príncipe William saliendo de la abadía de Westminster convertidos en duques de Cambridge es inolvidable. Sin embargo, hay ciertas invitadas, entre los 19000 asistentes, que tampoco olvidaremos. Desde Pippa Middleton a Doña Letizia y una embarazada Victoria Beckham, aquí revisamos algunos de los mejores looks de “ese” momento. ¿Los llevarías hoy?

El vestido de la novia, por supuesto, creado por la británica Sarah Burton para Alexander McQueen, y los looks de las ilustres invitadas, acapararon gran parte de la atención, para bien o para mal.

Doña Letizia

En aquellos tiempos eran príncipes de Asturias. Y acompañados de la reina Sofía, los actuales monarcas de España acudieron ante la invitación de la reina Isabel II. Vestida por Felipe Varela, su diseñador de cabecera por la época, apostó por un total look rosa empolvado.

Pippa Middleton

Alabada por los expertos, el atuendo de Pippa Middleton como dama de honor de su hermana, Kate Middleton, sigue siendo igual de controversial que en ese momento. El blanco es uno de esos colores prohibidos para una boda, sobre todo, si es tu hermana la que se casa. Y en este caso, aún cuando Kate era la que se casaba con el príncipe, Pippa supo llamar la atención con su vestido también por Sarah Burton para Alexander McQueen.

Victoria Beckham

Victoria Beckham se mantiene en el top como una de las invitadas favoritas a bodas reales. Y, en ese caso, frente a la oferta de vestidos formales para embarazadas, la diseñadora demostró que en la sobriedad radica el secreto del éxito. Victoria recurrió a uno de los modelos de su marca y lo combinó con un tocado de Philip Treacy.

Máxima de Holanda

Máxima cumplió con el dress code con un vestido de encaje de Valentino. Quizás lo que no terminó de convencer a los expertos, es que el vestido elegido le sumaba algunos años a la esposa del rey Guillermo.

Charlène de Mónaco

Unos meses antes de su boda real, Charlène Wittstock acudió con su prometido, Alberto de Mónaco. La exnadadora lució un vestido-abrigo de la sueca Akris, una de sus firmas favoritas. Un look de invitada que no resultaría extraño ver en las bodas de primavera y otoño de 2022, y que combina a la perfección con las corrientes actuales.

Beatriz y Eugenia de York

Probablemente las hermanas York sean las más recordadas con el peor look número 1 y el 2. Y según los medios británicos, son el ejemplo, hasta el día de hoy, de todo lo que no se debe llevar en un evento como este: tocados indescriptibles, colores perjudiciales y diseños poco favorecedoras. Por algo se comparó a Eugenia y Beatriz de York con las hermanastras de Cenicienta.

Marie-Chantal Miller

Marie-Chantal Miller, una de las royals que siempre llega al top del ranking de estilo. La esposa de Pablo de Grecia recurrió a Chanel que continúa como prenda imprescindible en los desfiles de la maison.

 

 

 

 

Te puede interesar