Wellness 2018

¡Bienvenida vida sana!

Vivir saludablemente es un deseo idealizado, que muchos rehúsan sin siquiera tomar conocimiento de sus implicancias. Afortunadamente, ese prejuicio está quedando atrás. Las herramientas para generar un cambio de hábito están más cerca de lo que imaginas. ¿Te preguntas cuáles son? Te invitamos a descubrirlo.

Entre todas las metas y proyecciones que trae consigo un nuevo año, siempre ocupan un lugar relevante aquellas que requieren cambiar. Una nueva vuelta al sol parece ser el impulso perfecto para afrontar todo aquello que hace tiempo se venía postergando. Pero entre todas las proyecciones desplazadas, las que implican cambios ligados al ámbito físico son las que resultan más complejas. Por eso ahora, antes de que se retire lentamente el verano, es tiempo de ponernos serios.

El año 2017 fue tal vez un período de transición, en que conceptos relacionados con vida saludable, comenzaron a hacer eco entre quienes antes los obviaban, e incluso despreciaban. Hoy, adentrados en un nuevo año, podemos garantizar que el switch ya ha cambiado, y que por ende, corresponde dar el siguiente paso y derechamente: comenzar de nuevo.

Pero, ¿qué hacer para llevar una vida sana? Nada fuera de lo común. Entre todos los consejos brindados por especialistas, hoy queremos resaltar dos que de seguro no te significarán ninguna complicación: incluir ciertos productos a tu dieta, y ejercitarte. Para el primer caso, te presentaremos una selección de los muy bien denominados “superalimentos”, mientras que, para el segundo, nos abocaremos en aquellos deportes innovadores, cuyos resultados garantizan ser transversales.

Superalimentos: simplemente una bendición

Pareciera que estas especies surgen exclusivamente para comprobar que se puede comer rico y sano al mismo tiempo, y para dejar atrás una serie de prejuicios que describen la vida saludable como un martirio. Mantener el peso y/o adelgazar de manera permanente es posible, siempre y cuando la nutrición se asuma con responsabilidad. Por ello, más que sugerir dietas invasivas, la tendencia hoy es incluir en la rutina alimentaria especies que cumplan un rol favorable en el organismo.

En este marco es en el que surgen los superalimentos, que por definición son aquellos que poseen muchos más nutrientes que los procesados. Al tener sólo componentes naturales, su riqueza en enzimas, vitaminas, minerales, fitonutrientes y fitoquímicos, así como sus poderes antioxidantes, anti-microbianos y anti-inflamatorios, los transforman en los aliados perfectos para mantener un buen estado de salud que se ve, y lo más importante, se siente.

Es necesario señalar que pese al boom que presentan en la actualidad, han estado presentes desde tiempos remotos, siendo incluso muy utilizados por pueblos originarios que les atribuyen tanto propiedades físicas, como espirituales. Hoy adquieren especial protagonismo, tras la incipiente idea de retornar a lo natural, sobre todo en lo que concierne a la industria alimentaria. El principio “cantidad no es lo mismo que calidad”, se refleja claramente en dietas adquiridas que han llevado a Chile a ser uno de los países con más altos índices de obesidad a nivel mundial.

Una población sobrealimentada, pero desnutrida desde el punto de vista nutricional, ha obligado a prestar atención a lo ocurrido, y a enfrentarlo de la manera más saludable posible. Así es como surge el despliegue absoluto de los “superalimentos”, cuyos efectos instantáneos de bienestar han sido comprobados por todos quienes se han sumado a esta tendencia.

La chía, el amaranto, la quinoa y otras semillas, están entre las más populares, puesto que hasta hace algunos años, era impensado encontrarlas y hoy figuran en cualquier pasillo de supermercado. Sin embargo, el listado no queda allí. La cantidad de alimentos que recaen en esta categoría es infinita y más común de lo que piensas, por eso, hoy te entregamos una selección de las tendencias alimentarias que trae consigo el 2018:

Cúrcuma: Sus conocidas propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antidepresivas son avaladas por todos aquellos que se han atrevido a probarla. Por eso, este año se popularizarán, y serán la recomendación ideal para acompañar jugos o batidos.

Omega 9: Viene a sumarse a las comúnmente conocidas “grasas buenas”, Omega 3 y Omega 6. Presente en algas y aceites ricos en grasas monoinsaturadas, vienen a regular los niveles de azúcar en el organismo, promoviendo un peso saludable.

Probióticos: Espárragos, puerros, alcachofas y ajos, sin duda comunes y fáciles de encontrar, serán los responsables de aportar nutrientes a las bacterias que defienden el organismo, combatiendo una serie de problemas digestivos. Es importante consumir porciones de frutas y vegetales durante el día, para acompañar y potenciar sus efectos.

Vinagre de manzana: Este parece ser el mejor método alcalinizante para el organismo, aunque es importante consumirlo con moderación en ensaladas o batidos. La prueba más fehaciente de sus resultados está en la apariencia de celebridades que le rinden devoción.

Sandía: Además de ser diurética, es una fruta ideal para el verano gracias a su alto nivel de vitaminas A y C. Su aporte extra de hidratación, será sin duda la fórmula más sana y deliciosa para enfrentar días calurosos.

Además, se presume un auge de superalimentos en polvo, para que ingredientes como el té Matcha, la cúrcuma o el cacao puedan ser incluidos en cualquier receta, permitiendo disfrutar un año de cuidados, pero también de muy buena mesa. ¿Por qué incluirlos en tu dieta? Porque garantizan mejoras en la salud, y porque te harán sentir rejuvenecido.

La plenitud de una vida fitness

Todos estamos de acuerdo en que una alimentación saludable contribuye enormemente a sentirnos vitales y llenos de energía, pero para poder potenciar aún más esta sensación y hacerla duradera, el sabio consejo de los especialistas será siempre acompañarla con una rutina de ejercicios.

Más allá de garantizar un peso ideal, la práctica habitual de deporte es capaz de prevenir graves problemas de salud, como los que afectan al corazón, presión arterial, u osteoporosis, e incluso lidiar con los más leves —pero no menos molestos— dolores musculares. Por otro lado, es un hábito que proporciona fuerza, manteniendo vitalidad en articulaciones, tendones y ligamentos, e incluso entrega energía y ayuda considerablemente a disminuir la ansiedad y el estrés. En definitiva, los beneficios de ejercitarse son interminables.

Lo que sí está más reducido en ese contexto es el tipo de entrenamiento que se recomienda hacer. Para ello, siempre se sugiere una asesoría especialista, ya que cualquier abuso puede generar efectos contrarios a los esperados. Por lo anterior, cuando una persona está comenzando a forjar una rutina, se recomienda hacerlo con ejercicios ligeros a un ritmo lento, para ir aumentando de a poco la resistencia.

Aunque hay quienes entrenan todos los días, una recomendación bastante aceptable es hacerlo entre 4 y 5 días por semana. Pero, ¿qué ejercicios hacer? A continuación, nuestra selección de prácticas que, en lo poco que va del año, ya se están convirtiendo en tendencia:

Pilates tradicional y Run Fit: Enmarcada en el entrenamiento funcional, la práctica de pilates seguirá causando sensación este año, tal como lo viene haciendo en los últimos. Su mayor atributo es que involucra a todo el cuerpo en una misma sesión, permitiendo generar efectos impresionantes una vez que se vuelve habitual. Pero si de novedades se trata, lo que sin duda marcará este año será el Pilates Run Fit; disciplina creada para detectar fallos musculares del cuerpo y mejorar sus deficiencias en el movimiento, siendo un complemento fructífero para los adeptos al running.

Irrupción del low intensity interval training (LIIT): Mientras el 2017 estuvo marcado por el high intensity interval training (HIIT), caracterizado por periodos cortos de alta intensidad, se espera para este año todo lo contrario, pues el LIIT es en esencia un entrenamiento de intervalos largos, pero de baja densidad, que asegura quemar las mismas calorías que su sesión opuesta, pero a otro ritmo, y en rutinas de entre 30 y 40 minutos.

El baile: Pese a lo común que pueda sonar, es un hecho que cada día se posiciona entre los más escogidos cuando se trata de comenzar una práctica. Su despliegue es tal, que incluso gimnasios y marcas deportivas han comenzado a darle un espacio considerable dentro de sus apuestas, generando clases y talleres prácticos de diversas disciplinas que, en un mismo tema, pueden tonificar glúteos, abdomen y piernas. Otra de sus ventajas, y quizás la que le genera mayores espacios en la actualidad, es que puede practicarse en parejas, transformándose, además de en un ejercicio, en un panorama ideal.

Boxeo: Ya se hacía notar en 2017, pero este año promete llegar con todo. A nivel mundial ha generado seguidores históricamente, que durante el último periodo dejaron de ser espectadores, para comenzar a practicarlo de manera amateur, e incluso en muchos casos, profesional. Prueba de su irrupción en el área, es la popularidad que ha alcanzado entre marcas y tiendas deportivas, que comienzan a recomendarlo, ¡y ojo, que tanto para hombres, como para mujeres!

Ciclismo: Desde tiempos inmemorables andar en bicicleta ha sido uno de los deportes más populares en nuestro país, aunque la mayoría de las veces, era vista más bien como un pasatiempo. Hoy, esta concepción ha cambiado, a medida que se ha ido profesionalizando y entrando en circuitos llenos de dificultades, donde las exigencias y esfuerzos se tornan mayores, mientras de paso lo hacen sus beneficios. Por otro lado, y con el fuerte movimiento ambientalista instaurado en Chile y el mundo durante las últimas décadas, la bicicleta se ha ido masificando y hoy es considerada y validada como un medio de transporte más, que te permite optimizar recursos y tiempo, mientras tonificas y trabajas tu musculatura.
 

Sin duda, si sigues estas y otras técnicas de manera gradual, podrás poco a poco ir mejorando tu calidad de vida y sintiendo avances en el plano físico y emocional, pues una alimentación saludable, acompañada de una rutina de ejercicios, no sólo acelerará tu metabolismo y quemará calorías ayudando a normalizar tu peso, sino también te brindará una sensación absoluta de bienestar.

Nuestra selección de tendencias para este 2018 ya está esperando por ti, aunque claro, el motor para generar cambios estará alojado siempre en tu convicción. De ella se desprenden todas tus capacidades, así que concéntrate y pon atención, ¡no te arrepentirás!