Durante agosto celebraron un año más de vida en la industria. Trabajando principalmente en la gestión, desarrollo y construcción de diversos proyectos de vivienda e infraestructura. Una gran trayectoria, en que la gente que conforma la empresa – socios y colaboradores – han sido claves para alcanzar el éxito y recorrer el camino, se preparan para un futuro lleno de confianza con distintos proyectos en el horizonte, tanto en la Región como fuera de ella.

Es difícil resumir un cuarto de siglo en pocas palabras. Lo justo sería decir que ha sido un camino no exento de problemas y dificultades, pero que han sabido sortear con éxito, haciéndose de un nombre y consolidando su prestigio dentro de la industria. Lo anterior, les ha permitido explorar desarrollo fuera de la región y llegar más allá del ámbito residencial.

No es muy común celebrar 25 años de trayectoria, y eso lo saben perfectamente en Empresas Paumar. Todo inicia con la visión empresarial de Alejandro Manzano Trautman, quien por mucho tiempo lideró el rubro inmobiliario y constructor a través de la gerencia general de una conocida empresa local, hasta que decidió emprender su propio camino e invitó a Carlos López V. y Edgardo Contreras C. a formar parte del proyecto. Desde ese episodio al día de hoy las empresas ya han desarrollado más de 10 mil viviendas y diversas obras de infraestructura.

“Las empresas partieron con tres socios, todos con la capacidad de hacer cosas grandes, aunque la idea siempre fue crecer de manera responsable. Así se gestó todo, con objetivos acotados y metas realistas, pero esos objetivos con el tiempo fueron creciendo, desarrollándose y traduciéndose en proyectos cada vez más ambiciosos”, comenta Marcelo Manzano, gerente general de Inmobiliaria e Inversiones Paumar, brazo inmobiliario del grupo.

En el rubro construcción, desde hace un par de años se abrieron a estudiar proyectos para clientes del mundo privado, ya no sólo se acotan al mundo público o están inmersos solamente en el rubro residencial, han sabido aprovechar y traspasar todo el “know how” de su trayectoria construyendo megaproyectos de viviendas sociales y económicas a rubros relacionados, como son los proyectos financiados por el fondo nacional de desarrollo regional (FNDR) donde por ejemplo finalizaron con éxito el polideportivo de la ciudad de Quillón. Actualmente ejecutan edificios residenciales en el sector de Laguna Tres Pascualas, Torreones y calle Cruz en Concepción, otro en Calle Gamero de Chillán, están concluyendo la reposición del edificio de la Dideco en Talcahuano, además de distintos proyectos de urbanización y un parque en la ciudad de Laja.

Sumado a lo anterior, la marca inmobiliaria tuvo un relanzamiento importante a comienzos del año pasado, lo que ha repercutido positivamente al interior de las empresas, tienen proyectos por iniciar en San Pedro de la Paz y otros en plena ejecución en Concepción y Chillán, además de estudios desarrollándose en terrenos propios para proyectos futuros. Sostienen que el camino ha estado lleno de aprendizajes y eventos inesperados, lo anterior valoriza aún más la solidez que las empresas alcanzaron con el tiempo, considerando además el contexto de una industria que ha cambiado mucho, y de forma drástica.

“Muchas de las empresas que iniciaron contemporáneamente han diversificado sus negocios, incursionando en el rubro financiero o han abierto su brazo inmobiliario a industrias relacionadas, otros incluso se han dedicado al negocio de la plusvalía de terrenos más que al desarrollo de proyectos, sin embargo nosotros nos hemos quedado, moviéndonos dentro de lo que sabemos hacer y qué hacemos bien. Llegar con éxito a los 25 años no es fácil y los hemos hecho con creatividad, constancia y empuje. Las empresas han crecido mucho y saben que puede dar más”, destaca el ejecutivo.

Pilar fundamental, nuestros colaboradores

El éxito para los socios guarda estrecha relación con las personas que colaboran en la organización, de las que destacan por ejemplo su compromiso, el que se ha probado en distintos momentos y que mencionan “no ha flaqueado un segundo”.
A Empresas Paumar la acompañan colaboradores con mas de 20 años de antigüedad, algunos iniciaron trabajos dentro de las obras, sin ningún tipo de calificación, y hoy desarrollan labores de supervisión en terreno gracias a los programas de capacitación impulsados por Constructora Manzano y Asociados.

“La continuidad de los equipos es algo muy preciado y valioso para los socios. Desde hace algunos años incorporamos y estamos atentos a todos los beneficios que nos ofrece el gremio y las entidades a las que nos encontramos asociados, con el fin de nuestros colaboradores se sientan contentos con la empresa donde trabajan. La capacitación constante además de fidelizar es un valor que la gente agradece y la actualización nos beneficia a todos”, menciona Cristian San Martín, gerente general de la constructora.

Los directivos están de acuerdo en lo sano de prolongar las políticas de relaciones laborales internas heredadas de Alejandro Manzano y Carlos López, quienes aún se mantienen en la propiedad. Están convencidos que esta forma de hacer las cosas ya es parte del ADN interno y va en la dirección de establecer una relación cercana que mantenga siempre las puertas abiertas, favoreciendo el clima laboral.

En lo inmediato y hacia el futuro

Actualmente se encuentran comprometidos con lograr la consolidación de su crecimiento, para lo anterior enfocan sus esfuerzos en mantener la gestión y desarrollo de dos o tres proyectos in- mobiliarios en paralelo, además de los proyectos desarrollados o adjudicados por la constructora.

La tarea es muy exigente considerando que para lograrlo están analizando constantemente el mundo público-privado e interpretar la información no es fácil, según el equipo ese análisis tiene mucho de “arte”. Según indican, para sacar conclusiones de esa información hay que tener un grado de sensibilidad importante y siempre preguntarse ¿Qué podemos entregar a nuestros mandantes o clientes para seguir haciendo la diferencia?, encontrar esa respuesta es parte de su compromiso con el futuro.