Armonía, neutralidad y liviandad visual son todas características que las mujeres buscan integrar en un ambiente. Uno que las invite a estar cómoda y libres, refugiándolas en todo momento.

Por José Luis Vargas

 

Estilo y tendencia son dos conceptos presentes en la actualidad. Cuando hablamos de crear espacios acordes a cada etapa, el diseño y la decoración resultan fundamentales para aquellas mujeres que optan por independizarse y vivir solas.

Escenario en que los departamentos se transforman en el sitio favorito de ellas. Mujeres jóvenes, profesionales, creativas y con un alto grado de responsabilidad laboral, donde el tiempo para tareas domésticas es un bien escaso.

Mezclar elementos funcionales con toques de minimalismo es clave al crear un ambiente liviano y equilibrado. Interiorismo en que los tonos neutros se pueden contrastar con accesorios de fuertes matices que dan vida a esta femenina decoración.

El sitio destinado para cada elemento debe ser elegido de manera minuciosa En este escenario, la mesa de centro se transforma en el punto focal y base para instalar aquellos accesorios cargados de diseño, que apoyados con cuadros y otro tipo de mobiliario equilibran la decoración. Asimismo, se sugiere utilizar sólo dos gamas de colores, ya que de lo contrario se puede caer en lo dramático y así perder la uniformidad esperada.

“Conjugar materiales y estilos es vital. Para obtener un espacio cálido se recomienda incorporar madera en su estado natural, fusionar el ecocuero con telas bien trabajadas y apelar a tonos amarillos, rojos, naranjos y púrpuras, los cuales entregarán personalidad a cada rincón”, indicó Luz Vargas, diseñadora de ambiente de Duoc UC.

La elección del piso es otro factor fundamental, puesto que muchas veces se contrapone la funcionalidad con la calidez. Sin embargo, los tablones de PVC (replica de madera) vienen a responder a estos dos requerimientos.

A diferencia de los hombres, ellas no son consideradas adictas a la tecnología, pero agradecen los adelantos en conexión que han dejado a los cables en el olvido. “Como apelan a la funcionalidad de cada producto, nunca incorporarían un LCD en el living. Tal determinación sería un insulto a sus intereses, puesto que como género privilegian la comunicación directa por sobre elementos distractores de la misma”, destacó la experta.

Hoy las mujeres agradecen la dualidad que existe en decoración, esto ya que actualmente cada artículo cumple un rol estético y práctico. En este plano aparecen licuadoras, hervidores y cafeteras que pese a ser aparatos funcionales, la industria del diseño también los cataloga como elementos de carácter decorativo.

“Funcionalidad que se ve completamente interrumpida en el dormitorio, sitio en que el estilo Shabby Chic es el preferido por ellas, dado que les entrega esa calidez tan necesaria para este espacio íntimo y de relajo”, enfatizó la profesional.

Alfombras que inspiran permanencia, colores claros y cojines neutros, sumados a un espejo que proyecte amplitud y cortinas de telas suaves son elementos claves en una habitación de soltera.

En definitiva, tonos, materiales y tendencias útiles para todas aquellas mujeres que gusten de la libertad e independencia de vivir solas en un espacio acogedor, femenino y elegante.