Hoy más que nunca, y gracias al interés que el tema despierta en los amantes deco, los exteriores funcionan como una importante extensión del interior de la casa. En ese sentido, la terraza tiene un papel preponderante, ya que llegado el buen tiempo, gran parte de los esfuerzos apuntan a optimizar este versátil espacio.

Según María Francisca Maldonado, jefa comercial de Mawiza, para sacar el máximo provecho a una terraza, se deben considerar varios factores, como el estilo del cliente, ver las condiciones del espacio actual y, sobre todo, crear microespacios: “Esto es súper importante. Hay que tener claro dónde quieres tener tu zona de quincho, la zona de piscina, la zona de descanso, entre otras, y en base a eso tú puedes ir jugando con los materiales, porque a veces no es buena idea, por ejemplo, que en toda la terraza pongas pasto. Ahí todo va de la mano con los proyectos de paisajismo, senderos de recorridos, zona de juegos en la sombra, zona de quincho en una esquina. Por eso es esencial qué quieres lograr con tu terraza. Después ya vas viendo la etapa de los materiales”, detalla.

Es justamente en esta fase donde ya podemos hablar de revestimientos.

Es posible encontrar un sinnúmero de opciones, como el hormigón, el porcelanato y la piedra. Sin embargo, la madera es uno de los más populares, debido a que es más cálido; le da ese aire rústico-natural y combina con prácticamente todo. Eso sí, una de las desventajas de optar por ella es que, considerando la humedad propia de la Región del Biobío, debe estar en constante mantención.

Pero en este campo, hay novedades, comenta jefa comercial de Mawiza “un producto que funciona súper bien es el deck terraza de PVC. Este es una tira compuesta de PVC y celulosa. Esta mezcla forma un tablón que imita muy bien a la madera. Entre sus ventajas se encuentra que resiste súper bien el fuego, los rayos UV, la salinidad que hay en la Región y la humedad”.

La diseñadora de ambientes y docente de DuocUC, Luz Vargas, también valora el deck, ya que “ha solucionado en gran medida el deterioro del material que se utiliza en la implementación de la terraza. El efecto visual que produce es bueno y si se le da un acabado puede tomar mayor relevancia visual”.

En cuanto a colores, Maldonado revela que las tendencias acá son los colores tierra, grises y negros, que siguen las líneas de las casas que se trabajan.

Respecto a los elementos que deben estar presentes en una terraza, para considerarla como tal, Vargas menciona los siguientes: materiales que comuniquen la sensación que se desea provocar (relajo, alegría, paz), mobiliario ad hoc para lo que se ha diseñado la terraza (mesas, sillones, quinchos) considerando su materialidad para su duración y efecto visual, iluminación natural – artificial y vegetación que acompañe este montaje.

Sobre este último punto, en Mawiza cuentan con enredaderas o jardines verticales artificiales que son muy demandadas: “Palmetas de 50 x 50 que imitan muy bien los muros verdes. Fáciles de instalar, sólo se enganchan. Nos han resultado bien porque funcionan excelente en el exterior, además tienen larga vida útil (entre 7 y 10 años), con una mínima mantención y no ves un producto muy plástico”.

Otro punto crucial es la cubierta. La especialista de DuocUc comenta: “Siempre se debe considerar el clima y la frecuencia de uso. No se puede olvidar que la terraza siempre debe tener la sensación de estar en un espacio exterior. Es por ello que la iluminación natural es muy importante. Si se elige una terraza con cubierta, se debe considerar que ésta debe ser trabajada de manera traslúcida para que mantenga la sensación de estar en un espacio abierto, pero se debe cuidar que la cubierta provea luz y filtre el calor. Al contrario, cuando se decide que será abierta, se debe tener la misma consideración que evite o filtre la exposición al sol. En tal caso, es recurrente el uso de parasoles de lona o de pérgolas con enredaderas”.

Entre tanta planificación y obra, a veces se cometen desaciertos estéticos que atentan contra la armonía visual de tu terraza. La diseñadora, Luz Vargas, nos da un par de tips: “El primer gran error es tratar de ocultar la naturaleza del material de la terraza, si es plástico u otro material que no lo considere noble, no lo disfrace, trate de utilizarlo en favor del espacio. En cuanto a decoración, existen tendencias, pero uno puede crear terrazas hasta de materiales reutilizados que dan un resultado vanguardista. Se sugiere, en términos de color y materialidad, que los muebles tengan un color o textura uniforme, para que por medio de los complementos (cojines, chales, telas) la terraza cobre vida”.