Elegancia y exclusividad fueron los conceptos que el pasado 6 de febrero dieron vida a la noche de tangos. Instancia que “La Circunstancia”, con su show cargado de humor histriónico, supo complementar la música, el baile y la entretención.