Ingeniero comercial, diseñadora de vestuario, socia y fundadora de Moda Studio Academia/Dolce Vita.

Foto: Patricio Barria

1. ¿De dónde surge tu interés por la moda?

Desde niña siempre me arreglaba la ropa y después de la universidad tomé un curso de costura con mi socia en la academia, Palmira Sanhueza. Luego viajé a Italia a estudiar diseño de vestuario al IED, donde aprendí métodos, técnicas y  se afianzó todo.

2. ¿Cómo fue la experiencia de vivir en Milán?

Increíble, la ciudad es muy linda y de mucho trabajo. Los profesores que tuve en la universidad, como también mi jefe donde trabajé, fueron excepcionales y me abrieron los ojos a todo tipo de cosas.

3. ¿Cómo nace Moda Studio?

Moda Studio es la combinación perfecta de todos mis intereses personales y profesionales. En un principio, quería sólo hacer mi marca de ropa, pero me di cuenta que se podía ir más allá, que en Concepción había interés por estudiar esto y no hay quien lo enseñe en forma integral.

4.  ¿Cuál es tu objetivo con Moda Studio?

Ofrecer clases y talleres personalizadas de diseño de vestuario a gente que quiere aprender sobre moda. Se enseña todo desde cero, ya que me interesa potenciar y desarrollar sus ideas y talentos.

 5. ¿Por qué decidiste volver a Concepción a desarrollar tu proyecto?

Llegando de Italia, en un principio nos iríamos a Santiago, pero a mi me gusta la calidad de vida aquí y estaba a punto de tener a mi hija. Con mi marido nos dimos cuenta que acá ambos teníamos más posibilidades de desarrollar nuestros proyectos y poder estar cerca de nuestras familias.

6. ¿Qué piensas de la industria de la moda en Concepción?

Si bien esta industria es pequeña, está floreciendo. Hoy hay gente haciendo cosas, tiendas, blogs, fotógrafos, maquilladores, revistas, es gente joven que tiene un enfoque mucho más jugado y profesional.

7. ¿Qué tiene Concepción para ofrecer en este ámbito?

De todo, es una ciudad grande y chica a la vez. Tenemos muchas boutiques pequeñas, que son las que traen las cosas más interesantes. Siento que ya no es necesario ir a Santiago para encontrar ropa linda y exclusiva.

8. En paralelo nace Dolce Vita, ¿por qué?

También quería crear ropa. Partí comprando y ahora diseñamos junto con mi socia, Ángeles García, algunas cosas para este invierno. La idea es complementar prendas escogidas para la tienda y otras diseñadas por nosotras.

9. En tu caso, ¿dónde te vistes?

No me compro tanta ropa, prefiero adquirir pocas cosas, pero que me sirvan y complementen mi closet. Para cosas básicas, voy a las grandes tiendas,  pero el resto, uso la ropa que tengo en mi tienda Dolce Vita.

 10. ¿Dónde te gusta ir a comer?

Me encanta para almorzar el Café Bac. Para salir, me gusta el Peccatori en Andalué o pedir picoteo a la banquetera Daniela Sesnic y comerlo en casa.

11.  ¿Un consejo para las penquistas amantes de la moda?

Conocerse, tener seguridad en sí mismas e ir evolucionando con los tiempos. Deben saber qué cosas que hay en el mercado les sirven, pero jamás ser víctimas de la moda.