Sofía Peppel

“Lo más importante es ser feliz”

Sólo tiene 16 años, pero, cuando se le observa en vivo, es casi imposible no preguntarse si se está junto a una muñeca de porcelana o un ser humano. Y no es exageración. De rasgos delicados, figura esbelta y una frondosa cabellera dorada sorprendentemente bien cuidada, Sofía es de esas personas que, sólo con su presencia, logran que todo el mundo se pregunte quiénes son. La duda, sin embargo, no tardará en disiparse, ya que su nombre hace cada vez más eco en el orbe de la moda nacional.

Ha cursado toda su formación académica en el Kingston College y se reconoce como estudiosa, cualidad que le ha permitido mantener un promedio 6.4 aún entre los probadores y escapadas esporádicas a Santiago a petición de su firma, la sede chilena de la reconocida agencia de modelos internacional Elite Management. Fue “descubierta” en un viaje a Pucón en 2015 y su rutina cambió radicalmente.

¿Quería ser fichada? Claro que sí. Por eso, reconoce entre risas que se paseó a propósito por la playa en la que el scouting de caras nuevas se estaba llevando a cabo, pues estaba segura de que la querrían reclutar. Ese es uno de los atributos que hace que su personalidad destaque tanto como su físico: la desbordante seguridad que tiene en sí misma.

Dentro de su agenda, hoy destacan viajes, desfiles y sesiones de fotos que la diferencian a raudales del común de su edad, pero es un training de vida con el que soñaba desde muy pequeña y siente que no se ha perdido nada.  Dice que la adolescencia la ha vuelto “extrovertida a medias”, ya que, si bien, le gusta salir y divertirse, se mantiene siempre fiel a su círculo cercano, el cual califica como reducido.

Al preguntarle por sus metas a largo plazo, la joven penquista es clara: después de terminar Odontología, carrera que sueña estudiar una vez finalizado el colegio, pretende profesionalizarse aún más en el rubro del modelaje. “Me encantaría ser súper famosa”, confiesa expectante. Su mayor sueño es irse a vivir a Nueva York, ciudad de la que está profundamente enamorada, y volverse una top model internacional. Y tiene todo para lograrlo.

Película: 10 cosas que odio de ti.

Serie: Gossip Girl.

Libro: Siddhartha, de Hermann Hesse.

Plato: El risotto de locos que prepara mi mamá. Es exquisito.

Destino: Nueva York. Fui a fines de septiembre, en mi gira de estudios, y quedé súper impresionada. Era como estar en una película.

Moda: Una chaqueta de cuero negra, porque le da un aire fashion a cualquier tenida.

Perfume: IN2U for her, de Calvin Klein.

Deporte: Practiqué ballet cuando chica y me ayudó mucho en la postura. Hoy, para desfilar, me es indispensable.

Secreto de belleza: Beber mucho líquido, limpiarse la cara todas las noches con agua micelar y mantener los labios hidratados con un bálsamo.

Placer culpable: El chocolate y el helado.

Música: Nada específico, pero siempre me mantengo al día con los Top 50 de Spotify. No puedo pasar un día sin escuchar música.

Casa de moda favorita: Chanel.

Referente: Taylor Hill, ángel de Victoria’s Secret, porque la encuentro naturalmente preciosa y me encanta su caminata en la pasarela.