En esta edición quisimos dar a conocer los logros alcanzados por tres jóvenes deportistas, quienes se han destacado a nivel nacional e internacional en las disciplinas de natación, remo y frontenis. Nos contaron sobre el apoyo incondicional de sus familias y lo difícil que es obtener financiamiento para los deportistas nacionales.

Por Valentina Ortiz . Fotos Patricio Barria

 

MACARENA QUERO GUTIÉRREZ_PBM3495

“Creo que es un ejemplo mi historia de vida, tanto personal como deportiva, para mis alumnos y la gente que me conoce, porque significa que no hay nada imposible”

 

El financiamiento es uno de los mayores obstáculos para un deportista, de a poco surgen políticas en búsqueda de la igualdad, pero es aún difícil que la empresa privada confíe en aquellos con discapacidad.

Tras obtener el oro en los 100 metros libres de los Parasuramericanos de Santiago 2014, la nadadora paraolímpica, Macarena Quiero, habló con Velvet.

¿Hace cuánto te iniciaste en la natación?

Empecé a realizar este deporte desde los 2 años, al principio por querer aprender a nadar, realizando cursos en Angol, mi ciudad natal.

¿Cuáles fueron las principales dificultades que tuviste?

Como vivía en Angol, viajaba todos los fines de semana a Concepción para poder entrenar, porque allá no hay piscina temperada. Me perdí muchas cosas, pero creo que para lograr resultados a nivel deportivo hay que sacrificar mucho, entre ellas la familia y los amigos.

¿Cuentas con algún tipo de apoyo económico a nivel nacional o regional?

En este momento no tengo ningún financiamiento. Tuve apoyo el año pasado a través del Gore Biobío  y en este momento sólo me está apoyando una empresa de nutrición deportiva de Concepción.

Eso sí, tengo una beca de estudios como deportista destacada en la Universidad San Sebastián, donde comenzaré a estudiar un Magister en actividad física y deporte.

¿Cómo compatibilizas la rutina deportiva con tu trabajo como profesora de educación física?

Entreno seis veces por semana, tres a cuatro horas diarias entre natación y preparación física, lo que combino con mi trabajo en el colegio Pacific School de Chiguayante, el gimnasio DePaulo y la Caja Los Andes. Es complicado, pero no imposible, claro que la idea es dedicarme 100% a la natación.

Debes ser un ejemplo para tus alumnos en los distintos lugares donde impartes clases.

Sí, creo que es un ejemplo mi historia de vida tanto personal como deportiva para mis alumnos y la gente que me conoce, porque significa que no hay nada imposible.

¿Para qué competencia estás entrenando actualmente? 

Me estoy preparando para los Juegos Parapanamericanos de Toronto 2015, donde me encuentro clasificada en todas las pruebas que participé en Santiago 2014.

 

JOSEFA VILA BETANCUR_PBM3509

“Empecé el 2011 en Buenos Aires y mi mamá siempre ha estado ahí, es una mamá chocha”

 

Desde que fue nombrada seleccionada nacional de remo el 2011, Josefa Vila no ha dejado de competir a nivel internacional. Hoy, a sus 17 años, destaca por su participación en los Juegos Bolivarianos del 2013 y la medalla obtenida en los Juegos Sudamericanos 2014.

Este año se viene el sudamericano y en julio es la clasificatoria panamericana del 2015 en México, luego viaja a España a concentrarse para el juvenil de Alemania. “Se viene durísimo, porque vamos a estar harto fuera de casa”, comenta ansiosa Josefa.

¿A qué edad comenzaste en el remo?

Comencé a los 11, hace ya seis años.  Estuve un año en remo recreativo, encontraron que tenía futuro, me motivé más y en marzo de 2009 me metí al Club Deportivo Alemán, ahí comencé remo de competencia y no he parado.

¿Cuáles han sido las competencias internacionales más importantes?

Los sudamericanos del 2011 y 2012, donde competí en cuádruple juvenil y doble juvenil. El año pasado fuimos a Europa a la copa de la juventud que fue en Suiza, ahí competí en single juvenil y doble juvenil y en la Odesur.

Ahora me voy a la clasificatoria para las olimpiadas juveniles que son en China y a Uruguay, a la clasificatoria y el sudamericano.

¿Cuentas con apoyo en tu colegio para realizar esta disciplina?

Esta medalla (el bronce en parde remos cortos peso ligero en ODESUR),  me ayudó mucho más, pero desde que entré a la selección me han apoyado 100%.

Ahora necesito más apoyo que nunca, porque 4to medio se pasa volando y como falto mucho a clases el próximo año haré preuniversitario para entrar a una carrera.

¿Cómo vives el apoyo de tu familia?

Ellos son incondicionales, siempre están conmigo y me van a ver a todos lados. Mis papás me vienen  a buscar, a dejar, siempre andan preocupados de mí.

Mi mamá, particularmente, me acompaña en todo momento, ahora irá a Uruguay, pero a los viajes a Europa es más complicado, claro que donde puede acompañarme lo hace. Desde que empecé el 2011 en Buenos Aires siempre ha estado ahí, es una mamá chocha.

 

NATALIA BOZZO MUÑOZ_PBM3472

“El financiamiento de ADO, el Comité Olímpico y la Federación ha sido fundamental en este proceso”

 

La representante del Estadio Español en la disciplina de frontenis (especialidad del deporte de pelota vasca) es la única de las tres seleccionadas nacionales entrevistadas que cuenta con financiamiento, lo cual le ha permitido costear todos los torneos en que ha representado a Chile.

Ingeniería Comercial de profesión, Natalia (32) es campeona nacional de frontenis desde el año 2006 y actualmente entrena para el mundial absoluto de pelota vasca que se realizará en septiembre de este año en Toluca, México.

¿Cómo conociste esta disciplina?

Partí con el tenis a los 8 años, luego a los 16 empecé a jugar squash donde fui seleccionada nacional, y a los 22 conocí el frontenis (mezcla entre tenis y squash). Desde ese momento nunca he dejado de jugar, aunque igual sigo practicando los otros dos deportes.

¿Quién ha sido tu mayor apoyo?

Comencé a los 8 años y sin el apoyo familiar habría sido imposible. Me tocaba viajar a diferentes ciudades de Chile a los nacionales y mi mamá siempre fue conmigo, es mi fans nº1 hasta el día de hoy. Ahora que trabajo, he tenido la suerte que siempre me han apoyado, al ser seleccionada nacional me toca viajar fuera de Chile al menos una vez al año y en mi trabajo se han portado un diez.

¿Cómo compatibilizas el deporte y el trabajo?

Obviamente hay días que andas más cansado, muchas veces de noche y lloviendo, cuando dan más ganas de irse directo a la casa y tienes que partir a entrenar igual. Pero una vez que llegas, te cambias de ropa, dejas el trabajo a un lado y a entrenar con la mejor disposición.

¿Cuáles son tus máximos logros y reconocimientos?

El año 2012 fue mi mejor año. Gané un torneo en Morelia, México, país que es la máxima potencia mundial en frontenis, por lo tanto, fue un tremendo logro. Gracias a esto ese año recibí el premio al Mejor Deportista del año en Pelota Vasca, escogida por los periodistas deportivos de Chile. Además, recibí el premio de Deportistas Destacados de la Región, entregado por el IND. Luego el 2013 fui medallista de Plata en Frontenis y de Bronce en Paleta Frontón (disciplina de origen peruano) en los Juegos Bolivarianos de Trujillo, Perú.

¿Cómo has podido sobrellevar económicamente tu carrera?

El financiamiento de ADO, el Comité Olímpico y la Federación ha sido fundamental en este proceso. Nos ha permitido ir a concentraciones a México o Perú, además nos han financiado todos los torneos en que hemos representado a Chile (Panamericanos, Bolivarianos y Mundiales).