Sandboard en Dunas de Quidico

Deslizarse entre viento y pendientes de arena

En Arauco, a 110 kilómetros de Concepción, se ubican las Dunas de Quidico, más conocidas como Dunas de Yani, un conjunto de cerros formados por el viento que no sólo maravillan por su belleza, sino que también poseen las condiciones idóneas para realizar sandboard, un deporte que consiste en deslizarse sobre una tabla e incluso realizar piruetas con ella; actividad que de a poco va sumando más adeptos y que podría convertirse en un punto importante del turismo regional.

Fotografías Brian Saéz C.

Existe una discusión sobre el nombre que se la da a este lugar, ya que, si bien son conocidas popularmente como las Dunas de Yani, por la caleta de pescadores que se ubica cerca de ellas con ese nombre, geográficamente corresponden a la zona de Quidico. “Este sector se llama Quidico, Yani también tiene sus atractivos, entonces al seguir llamándolas así se desvalorizaba esta zona”, comenta Diego Freire Ávila, estudiante de Geología en la UdeC e impulsor del sandboard en la zona.

Atractivo natural

Estas dunas fueron generadas por los fuertes vientos que caracterizan este sector, dejando un territorio con fallas geológicas que determinan la morfología de la costa, donde se encuentran varios puntos atractivos para visitar con valor histórico y geológico.

Al llegar a las dunas, se puede divisar una gran colina principal muy empinada, que es la pendiente que la gente suele subir inmediatamente a pie, sin embargo, existen otros caminos para acceder de forma estratégica, hacer una ruta óptima y alcanzar a recorrer todo el sector. El simple hecho de subir y caminar es un ejercicio en sí mismo, cansa mucho y las personas se demoran en avanzar.

No es un territorio tan sencillo de recorrer, el viento corre fuerte, es difícil orientarse porque en el lugar sólo hay arena y muy poca vegetación, no existen puntos de referencia para guiarse, incluso hay casos de personas que se han perdido y han tenido que pasar la noche allí, con el frío.

Avanzando por las dunas, debido al nivel freático se pueden encontrar algunas lagunas, ideales para refrescarse en las épocas más calurosas. Y sí se continúa caminando, se puede llegar hasta la costa y ver el mar.

Las subidas y bajadas son constantes, convirtiéndose en un espacio ideal para ejercitar piernas o practicar sandboard, deporte parecido al snowboarding que se realiza en la nieve, pero en cerros de arena y con una tabla especial.

Sandboard

Desde niño que Diego Freire Ávila recorre este sector, pero no fue hasta cuando iba en cuarto medio que se le ocurrió conseguirse una tabla y comenzar a practicar este deporte. Luego de un tiempo, su tabla se quebró, compró fibra para repararla, y después, comenzó a replicar otras nuevas…

“Empecé a fabricar tablas hace dos años, cuando el deporte acá no se conocía mucho, no había entendimiento de lo que era y al principio fue un poco difícil, pero con el tiempo se dio bien, lo publicaba en redes sociales y se esparcía, empezó a funcionar al arriendo de tablas”, cuenta Diego, estudiante de geología de la Universidad de Concepción y creador de Kuyem, su emprendimiento de fabricación de tablas artesanales.

En su taller, realiza todas las tablas con fibra de vidrio, para que no corran el riesgo de quebrarse y tengan una buena funcionalidad. Dentro de su proceso, maneja dos líneas de fabricación: la primera es sobresalir con materiales de calidad, buenos diseños y fijaciones de aluminio para lograr la mejor aerodinámica; y la segunda, es la creación de tablas ecológicas, aprovechando los materiales que quedan en desuso en caletas de pescadores como mayas o redes, en esas caletas fue donde aprendió a construir ya que hay gente muy hábil que sabe trabajar con fibra. De esta forma, da valor a la identidad local y se reduce la basura de la costa.

Para Diego, la cocción artesanal requiere un trabajo duro, pero que produce los mejores resultados: “Para la fabricación lo principal es tener la forma de la tabla, eso se hace con madera, que obtengo generalmente de árboles caídos, la idea es laminarlo, luego teniendo la plancha de madera, se hierve, y cuando está totalmente moldeable, se introduce en una prensa, se deja ahí hasta que se deshidrate completamente y quede con una forma fija. Después viene el enfibrado y la incrustación de tuercas, aunque depende del diseño… la tuerca puede variar, tengo de varios tamaños y hay varias técnicas de diseño”, cuenta Diego.

Actualmente, ofrece este servicio de arriendo, y las personas pueden pasar a buscar y a dejar las tablas a su taller ubicado en Arauco, aunque planea moverse a Laraquete pronto, y también pretende comenzar a venderlas, ya que así puede fabricar a pedido y escoger medidas específicas, pues hay un montón de detalles en el diseño que influyen a la hora de deslizarse.

“Al momento de lanzarse por primera vez, cuesta un poco al principio, se necesita algo de técnica, pero ya atreviéndose se empieza a disfrutar la velocidad”, cuenta Diego.

También hay trineos para deslizarse boca abajo o sentado, ideal para niños o para quienes no se atreven a realizarlo de pie de inmediato, porque no tiene ninguna dificultad, sólo hay subirse. Para quienes se especializan más, se pueden armar ramplas o montículos usando sacos en la arena y realizar variedad de trucos o saltos, siempre preocupándose de que queden firmes antes de saltar.

El arriendo consiste en el equipo completo para sandboard, y eso incluye el uso de casco, ya que si bien la arena amortigua los golpes y no causa dolor, no está demás: “por ejemplo, una vez salté, me caí y la tabla cayó en mi cabeza por atrás, por eso el casco es necesario; otro peligro son los esguinces, pero eso sólo podría ocurrir cuando las personas llevan más práctica y se deslizan demasiado rápido, en general, el turista no se arriesga tanto, y por otra parte, ya el hecho de caminar acá es divertido y sirve para ejercitare”, dice Diego.

El sandboard se puede practicar en todas las estaciones del año, ya que, si llueve, la arena se seca rápidamente durante un día de sol. Además, hay técnicas para evitar la fricción entre la tabla y la arena, para que se pueda deslizar más fácilmente, por ejemplo, usar vela atrás de la tabla.

“Mi labor es fabricar el producto, y motivar y desarrollar el sandboard para los más pequeños, parte de mi propuesta es enseñar este deporte a los niños de escuelas rurales de acá y de Arauco, que participen y empecen a evolucionar en el deporte”, dice Diego.

Además del arriendo de tablas, Diego se ha reunido con otras personas para realizar viajes especiales por el día a las dunas, paquetes turísticos donde ha podido complementar sus estudios de geología con el sandboard.

Chile tiene varios lugares de calidad mundial para la práctica de este deporte, como el Cerro Dragón en Iquique, Cerro Medanoso al noreste de Copiapó, el Valle de la Muerte en San Pedro de Atacama; y otros escenarios más populares como las Dunas de Concón en la localidad de Reñaca. Sin embargo, las Dunas de Quidico de la octava región no son muy conocidas, inclusive gente que reside cerca del lugar aún desconoce su existencia.

“La verdad es que en el mundo entero el sandboard está poco desarrollado, pero sí hay otros lugares de Chile donde está más difundido que aquí, hay campeonatos para adultos y niños, y creo que se seguirá destapando el tema… acá es algo nuevo, y si hay cabros que destacan en el deporte, les puede ir bien”, sostiene Diego Freire.

A la vez, se encuentra postulando a un proyecto CORFO que involucra reciclaje y la vinculación de los niños de la zona con las Dunas de Quidico, para que ellos puedan ver otras opciones además de las labores de sus seres cercanos para desarrollarse, que logren visualizar en las dunas un lugar para practicar, conocer gente y expandirse.

Paralelamente, surgen nuevos emprendimientos en Arauco que buscan difundir este destino, tanto en el turismo geológico como en la práctica de sandboard.

Contacto para el arriendo de tablas:

Fan page: @kuyemsandboards / Instagram: @kuyem.geosandboard

*Prácticamente la única opción para llegar a las dunas, es en vehículo particular o a través de los viajes especiales que se ofrecen.