Rebeldía, resistencia y amor: “Una mujer fantástica”
se quedó con el Goya y ahora va por el Oscar

Por Camila Morandé G.

Imparable. Así se posiciona “Una mujer fantástica” en los festivales internacionales. El filme, dirigido por Sebastián Lelio, cuenta la historia de Marina (Daniela Vega), una joven transexual, que se enfrenta a la muerte súbita de su pareja, Orlando (Francisco Reyes) y debe lidiar con los prejuicios y homofobia de la familia de él tras su deceso.

La ceremonia, que fue exhibida el pasado sábado 3 de febrero y es celebrada año tras año desde 1987, tiene como objetivo reconocer los mejores trabajos cinematográficos de la temporada, con premios exclusivamente concedidos por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, misma que la posicionó como Mejor Película Iberoamericana.

Cabe recordar que este es el cuarto filme chileno en la historia en ganar la categoría. Antes lo hicieron “La frontera”, de Ricardo Larraín (1990), “La buena vida”, de Andrés Wood (2008) y “La vida de los peces” (2010), de Matías Bize.

Lelio fue quien rompió el hielo con los agradecimientos, haciendo especial énfasis en “toda la generación de cineastas que está detrás de esta película y que está empujando muy fuerte por el nuevo cine en Chile”. Se refirió, además, a los protagonistas, aplaudiendo la valentía de Francisco Reyes y señalando a Daniela Vega como “la inspiración y motor” tras el rodaje.

La protagonista, por su parte, sólo tuvo tres palabras entre sus agradecimientos: “Rebeldía, resistencia y amor. Muchas gracias”. El largometraje ya amasa premios de la índole del Oso de Plata al Mejor Guión y el Teddy Award (exclusivo a temáticas LGBT), ambos correspondientes al Festival de Cine de Berlín.
El equipo queda a la espera del resultado que entregue la 90º edición de los Premios Oscar, celebrados el próximo 4 de marzo, donde el filme es el candidato latinoamericano para llevarse el premio a la Mejor Película Extranjera.

Impresiones locales

“No estamos posicionando una película cualquiera en la mirada internacional” afirma Francisco Toro, cineasta y director del Festival BioBioCine, “estamos posicionando una mirada de Chile, de la cultura, del modelo familiar, del respeto a la diversidad de género y a las personas como seres. Es una radiografía súper potente y este es el mejor momento para lanzarla”. El experto, además, alude a la importancia internacional que tiene el galardón español, al que señala como “el equivalente al premio Cervantes, que alguna vez ganó Nicanor Parra”.

Desde la provincia de Arauco, Claudia Pino, directora del Festival Internacional de Lebu, hizo énfasis en el auge del cine nacional, aludiendo los resultados que ha dado el largometraje protagonizado por Daniela Vega: “Es un orgullo como chilena y un indicio del importante momento que vive la cinematografía chilena a nivel mundial, poniendo temas relevantes en la sociedad. Es una película de grandes actuaciones y dirigida excepcionalmente”, expresó. La película también será exhibida en el certamen, que llevará a cabo su 18ª versión en Cañete, Concepción y Lebu entre el 23 y 28 de febrero.