“Mi inspiración es ser la mejor”

Rebelde con causa: los desafíos de Javiera Román

Es evidente que el lema de Javiera Román es colocarse a prueba a sí misma. Hace menos de un año atrás, en octubre de 2018, su nombre quedaba grabado en la historia del automovilismo chileno cuando se convirtió en la primera mujer en ganar un título en el Rally Mobil nacional. Javiera, se coronó campeona de la categoría R2 junto a Martín Scuncio, un logro que sin duda la colocó en el imaginario deportivo nacional, pero que no venía como arte de magia, sino que su esfuerzo y constancia por involucrarse y mantenerse en el mundo automovilístico data desde hace muchos años atrás.

Por Cristina González G. Fotografías Francisco Méndez R.

Desde un primer momento, se puede apreciar en Javiera Román el entusiasmo y la energía de alguien que está dedicando su día a día en lo que le apasiona. Y es que su amor por el automovilismo la ha llevado a tomar grandes riesgos y decisiones, un amor que heredó de su padre, “siempre sentí atracción por la adrenalina y la velocidad”, comenta Javiera, y es enfática en relatar que este era su objetivo de vida, “trataba de una u otra forma acercarme al Rally. Trabajé de promotora del Rally Mobil, en eventos de autos y ahí comencé a conocer gente, me invitaban a los eventos, a las carreras”, relata Javiera.

Así, interiorizándose poco a poco en el mundo del Rally Mobil, fue como consiguió entrar a competir, ya que; como asegura, no es un mundo fácil de entrar por lo financieramente costoso que es el deporte automovilístico, “empecé a averiguar, a preguntar experiencias, y se dio que empecé a aprender del tema de la navegación que era la posibilidad que tenía”, puntualiza.

De a poco, y ganándose las oportunidades como navegante del Rally Mobil, comenzó a participar de mayor manera en lo que le apasionaba, “yo estudiaba Ingeniería Civil y decía que iba los sábados a la biblioteca, pero en realidad me iba a entrenar”. Y es que su amor por el automovilismo la llevó a un punto de inflexión donde tuvo que elegir entre situaciones y relaciones importantes, como dejar su hogar familiar por un tiempo; sin embargo, siempre escogió el automovilismo y desde que su familia aceptó su pasión, “todo misteriosamente empezó a darse súper bien, porque la gente empezó a entender cuál era mi objetivo de vida”, asegura.

Segura al hablar, no deja de preocuparse del porvenir como cualquier persona que ya está comenzando el camino hacia los treinta años, “no dejo de preocuparme por el futuro, es algo normal de todos, pero siempre guiándome por lo que yo amo, no por lo que el resto me dice que es correcto”. Y en ese camino ha logrado grandes apoyos, el de su compañero de trabajo Martín Scuncio y de marcas como Hyundai Motorsport, “practicamos en Portugal con un piloto de categoría mundial como lo es el español Dani Sordo, créeme que esas cosas yo todavía las cuento y es como ‘no, no me lo creo’. He recorrido casi toda Europa gratis por el Rally y he estado con gente que jamás en mi vida me imaginé, estar con Dani Sordo es al mismo nivel si hubiera compartido con Michael Schumacher, es lo más alto que existe en el automovilismo y yo estaba ahí con él aprendiendo”, comenta Javiera.

Y a punta de esfuerzo y dedicación se le han abierto infinitas puertas, “todos me dicen ‘oye, cómo lo lograste’, fue a punta del golpes”, y continúa, “nadie se dio cuenta que yo para llegar a donde estoy tuve que sacrificar mucho más de lo que tal vez lo hace un hombre”.

Dentro de sus planes a futuro está correr el campeonato chileno, la fecha nacional del mundial e internacionalizar su carrera, “tenemos 3 años de contrato con Hyundai Chile y Hyundai Motorsport y sí, el objetivo es internacionalizar mi carrera y de hecho ya estoy practicando inglés porque me contacté con algunos pilotos del extranjero que se han interesado en trabajar conmigo”, asegura. Y finaliza con una idea clara: ella trabaja para ser la mejor, “mi día a día lo dedico para ser mejor; por ejemplo, ahora termino esto y me voy a entrenar con una persona que está especializada en entrenarme con lo que yo necesito, de ahí me voy al kinesiólogo, de ahí al fonoaudiólogo, porque necesito mantener la voz perfecta. Todo mi trabajo y mi día es en torno al automovilismo”.

Decidida como se expresa, también lo son sus favoritos. Te dejamos con los imprescindibles de Javiera Román.

Película: “Inocencia Interrumpida”.
Serie: Formula 1: “Drive to Survive de Netflix, te juro que la estaba viendo antes de venir a la entrevista, mientras me vestía la tenía puesta”.
Destino: “La fábrica de Hyundai Motors en Alemania”.
Inspiración: “Yo veo la inspiración como una meta. Mi inspiración es ser la mejor, todo lo hago pensando en ser la mejor”.
Mejor piloto del Rally: “Martín Scuncio”
Mejor navegante: “Daniel Elena, navegante francés”.
Mascotas: “Tengo ocho. Soy animalista, tengo seis perritas y dos gatitas”.
Placer culpable: “La comida”.
Objeto infaltable: “Mi celular”.
Mayor sacrificio: “Irme de mi casa, fue lo más duro”.