En un recorrido por la ciudad, el arquitecto catalán David Caralt analizó obras y sectores emblemáticos del centro de Concepción, destacando cualidades y falencias tanto en diseño como funcionalidad respecto a la comunidad que transita y cohabita con ellos diariamente.

Por Francisco Romero / Fotos Patricio Barria

Bajo un análisis especializado y concienzudo, logramos comprender el valor arquitectónico y patrimonial de una serie de espacios públicos del centro penquista. En el trayecto, realizamos una reflexión crítica sobre el realce y la funcionalidad que dichos lugares presentan para la comunidad, lo que nos devuelve la capacidad de asombro y nos invita a vivir la ciudad de una manera más participativa, inclusiva y real.

David Caralt, nuestro guía, es un destacado arquitecto de la Universidad Politécnica de Cataluña en Barcelona, radicado en Concepción desde fines del 2010. Profesionalmente se ha especializado en la historia, cuidado y preservación de edificios históricos, siendo Máster y candidato a Doctor en dicha disciplina. En la actualidad, se desempeña como coordinador académico en la Escuela de Arquitectura de la Universidad San Sebastián.

 

Plaza Perú. Un eje articulador

_PBM5208

Nace como un articulador urbano del flujo peatonal, entre el centro de la ciudad y el campus universitario. Esta rotula es un espacio público configurado por bloques habitacionales de mediana altura que acotan la escala y jerarquía del lugar. Estos bloques fueron diseñados para suplir las necesidades habitacionales de la siderúrgica Huachipato, CAP.

¿Qué diseño predomina en las edificaciones de la Plaza?

Arquitectónicamente es la mezcla perfecta entre lo clásico y lo racional, un racionalismo austero sin caer en la imitación, en los postizos u ornamentos innecesarios con un leguaje limpio y claro, sirviendo de marco para configurar un espacio público de calidad. A lo cual se suma una hermosa y amigable pileta que marcar un hito de congregación al centro del espacio.

¿Te parece oportuna la proliferación de restaurantes y cafés en el sector?

El reciclaje de edificios es la mejor alternativa para revitalizar los barrios. Aquí se consideró el entorno universitario para una correcta conversión, privilegiando al peatón. No cabe duda que fue una buena decisión, ya que creas un punto de encuentro para la población de la ciudad. No obstante, se deberían regular los usos de la planta baja para potenciar la Diagonal como un sector para la cultura: cafés literarios, librerías, arquitectura, diseño emergente, artesanía, etc. No sólo bares o locales de comida rápida, sino comercio que fomente su uso por los propios residentes del barrio.

 

Diagonal Pedro Aguirre Cerda. La conexión perfecta entre dos polos urbanos

 _PBM3612Tras el terremoto de 1939 el Gobierno de Chile promueve una serie de                          iniciativas arquitectónicas y urbanas a cargo de la Corporación de                                  Reconstrucción y Auxilio. Entre ellas la construcción de la Diagonal Pedro                Aguirre Cerda, con la finalidad de hacer más expedito el tráfico entre el                         barrio universitario y el centro de la ciudad.

¿Qué cualidad destacarías de la diagonal?

El diseño armónico en su conjunto con edificios y árboles de altura homogénea,      al igual que el ancho de calles y veredas. Destacando la limpieza del entorno al          no existir cableado aéreo lo que permite apreciar los edificios de fachada continua, que da la sensación de una sola construcción desde la plaza hasta tribunales, lo cual es una cualidad que hay que cuidar. Destaco por sobre manera el ensanche peatonal realizado en el primer tramo de la Diagonal desde O`Higgins a Orompello, porque permite mayor holgura al peatón y una mejora sustancial en la calidad de vida urbana del sector. Entiendo que el proyecto contempla llegar con esta peatonalización hasta la Plaza Perú, espero que se regule con normativa adecuada los usos de las plantas bajas para fomentar su potencial.

 

Mall del Centro. Estética industrial e impersonal

_PBM3623

Para el arquitecto David Caralt el edificio era una oportunidad única de poder relacionar los flujos peatonales que diariamente circulan desde la universidad hacia el centro de la ciudad. Sin embargo, el resultado le parece insatisfactorio por no considerar los aspectos urbanísticos necesarios para erigir una obra de calidad. Principalmente, por emplazarse junto a un edificio de valor patrimonial como lo es el edificio Tucapel, una estructura habitacional emblemática del centro de la ciudad, de una calidad compositiva y espacial destacable y hoy perjudicada por la inminente presencia del mall.

¿Cómo evalúas el diseño del edificio?

Es un edificio autista y sin personalidad. Su estilo es el “no-estilo”, es decir, el kitsch. Sus fachadas son muy duras con una impactante estética industrial más propia de la periferia, donde las dimensiones son lo más chocante al no hacer justicia al privilegiado emplazamiento. Imagino se proyectó pensando en el objeto en sí mismo y no en la ciudad.

¿Considera que su diseño es respetuoso con el entorno patrimonial?

Por lo sobredimensionado de sus fachadas y diseño poco atractivo, se reduce y humilla el entorno patrimonial, el cual se considera de valor por ser una arquitectura de calidad.  Ejemplo de ello, es el Edificio Tribunales de calle Tucapel y ni hablar del fragmento de fachada histórica por calle Barros Arana, donde queda como un agregado a la fuerza, que no calza con el diseño industrial de fondo. Una vergüenza.

 

Edificio Tribunales. Edificación abierta y permeable a la comunidad

 _PBM3634

Es uno de los edificios más imponente del centro de la ciudad y portada                       indiscutida de Concepción. Es el umbral al centro comercial de la ciudad.                   Presenta una línea arquitectónica racionalista de lenguaje muy claro y                         abstracto, diseñado por Orlando Torrealba, tras el terremoto del 39 para dar             jerarquía a la plaza René Schneider.

¿Cuál es la principal característica presenta el edificio?

Es un edificio umbral, tiene la virtud de recoger todo el flujo de personas que vienen tanto de la universidad como del centro de la ciudad a nivel de acceso. Es decir, al nivel de la plaza,  la cual es permeable y abierta a la comunidad, reforzando el carácter de servicio público del edificio.

 

Paseo peatonal. Una desproporción de elementos

 _PBM2709Proyecto que nace bajo el nombre de Plaza de Invierno: cubierta Barros Arana, pero es conocido como Las Tulipas por la forma de sus nueve estructuras. Cada una cuenta con un pilar de acero de 11 metros de alto y con una membrana blanca iluminada con distintos colores de 12 x 13 metros de dimensión.

¿Resulta adecuada semejante obra en el centro del paseo peatonal?

Aquí llama la atención la proporción, la escala, el tamaño de los elementos respecto al entorno y su sana relación. Desde mi punto de vista este proyecto estaba bien planteado a nivel conceptual, pero está totalmente sobredimensionado en su ejecución con un peso visual que satura más que contribuye al entorno.

 

 

 

Memorial. Una propuesta inconsistente

 _PBM3645 En noviembre de 2010, la XVII Bienal de Arquitectura Bicentenario anunció al        ganador del concurso Memorial Víctimas de Terremoto y Maremoto 27F. A la           fecha y construido e inaugurado, su figura no ha dejado indiferente a nadie.

      ¿Cuál es el significado o concepto que expresa el memorial?

Tuve oportunidad de escuchar a sus autores en una charla donde se presentaba el proyecto. Aquí se muestra un gesto ancestral que evoca al hombre, quizás            prehistórico que se levanta y erige, deja de andar a cuatro patas para sólo usar dos y emplear los brazos ya como hombre civilizado. Una clara idea que                      ejemplifica la fuerza que la ciudad tuvo para levantarse después de esta devastadora catástrofe.

¿Crees que se logró el objetivo arquitectónico deseado?

Creo que se trata de un buen proyecto en un mal lugar. Perdió fuerza paisajística y de concepto al no haber sido terminado como se proyectó originalmente, especialmente por el material de revestimiento planteado. Creo que su emplazamiento junto a las vías de alto tráfico vehicular imposibilita un flujo continuo y permanentemente de público al lugar, tampoco hay estacionamientos que permitan una visita adecuada al proyecto. Por otro lado, la línea del tren corta física y perceptualmente la llegada de la ciudad al borde río, con lo cual desde mi perspectiva el Memorial queda desvinculado. Esperamos que en un futuro estas condiciones se mejoren con la construcción del Teatro Pencopolitano.