El recinto emplazado al interior del Santuario de la Naturaleza “Península de Hualpén” cuenta con 552 hectáreas de terreno. Se encuentra ubicado a 12 kilómetros de Concepción, cuenta con un acceso por la ruta “Nueva Costanera” hasta llegar al sector industrial y luego por el camino a Ramuntcho y Desembocadura.

Por Consuelo Ruíz/Fotos Estudio Cartel

1 En la VIII región existen distintos alrededores que ofrecen un entorno natural y único que todos los penquistas deberían conocer. Como ya comenzó el horario de verano, se oscurece más tarde y los días son más largos. En esta edición Revista Velvet da a conocer a sus lectores el Parque Pedro del Río Zañartu, más conocido como “Desembocadura”, donde los visitantes pueden disfrutar de atractivos panoramas.

Este parque lleva el nombre de don Pedro del Río Zañartu, quien incursionó con gran tesón en las empresas, siendo capitán del Batallón Cívico de la ciudad, socio fundador del Club Concepción y del Banco Concepción. Asimismo, este importante personaje de la historia chilena, se destacó por sus planteamientos                                                                                                   en relación a la creación de parques y reservas nacionales.

Monumento Nacional

El Museo Pedro del Río Zañartu fue abierto al público el 19 de diciembre de 1938. Su primer administrador fue el distinguido profesor penquista Carlos Oliver. La casa patronal fue construida en 1870, basándose en la arquitectura de la zona. Desde las galerías vidriadas de la casona, se puede apreciar la Desembocadura y el mar.

El lugar fue declarado Monumento Nacional el 18 de junio de 1976 y en la actualidad cuenta con 6 mil piezas procedentes de África, América, Asia y Europa, además de platería mapuche. Entre las reliquias más destacadas se encuentran una momia egipcia (666 A.C.) y una armadura samurái del siglo XVI, probablemente única en Sudamérica.

Martín Domínguez, actual administrador del recinto, cuenta que el parque y el museo son una corporación sin fines de lucro que se autofinancia única y exclusivamente con el ingreso vehicular. “Nuestra misión es mantener el legado de don Pedro del Río Zañartu perseverando y manteniendo todo el fundo, lo que requiere un gran esfuerzo humano y económico”, explica. Por estas razones destaca que es muy importante aumentar el número de visitantes, para lo cual existen las facilidades correspondientes para atenderlos de la mejor manera.

Los visitantes también pueden disfrutar de la gastronomía de primer nivel que ofrece el restaurante que hay en el recinto llamado “Club de Caza y Pesca”, el cual ofrece una amplia variedad de mariscos, empanadas, curanto y carnes, para degustar durante un grato momento junto a la familia y amigos.

 Actividades para realizar

3Entre los principales atractivos, Domínguez menciona las visitas al Museo Monumento Histórico, juegos infantiles, sector de picnic con mesones, pérgolas y quinchos para asados, además de la Desembocadura del Río Bío Bío y Rocoto, los cuales son entornos ideales para realizar paseos y la práctica de deportes náuticos.

En el lugar también se pueden apreciar miradores naturales que ofrecen una variada flora nativa en donde los turistas pueden adquirir especies ornamentales y frutales. “Asimismo, se pueden organizar programas recreativos, educativos y turísticos, según la disponibilidad”, comenta el administrador.

Para las empresas e instituciones que potencian la integración, el trabajo en equipo y el liderazgo, este lugar es un buen escenario para llevar a cabo talleres relacionados con el tema. Para los paseos de fin de año, se incluye el sector de picnic y un variado programa de actividades.

Un panorama novedoso que se puede realizar en el parque, cuenta Domínguez, es el trekking por senderos de bosque nativo durante el día y la noche, el cual incluye un taller de orientación estelar.

Entre las actividades más extremas se encuentran los muros de escalada familiar con rutas para niños, jóvenes y adultos y la cancha de paintball, en donde se pueden armar dos equipos de cinco personas como máximo. El kitesurf, el windsurf y el surf, son los deportes náuticos más comunes que los deportistas practican en el lugar.

Invitamos a todos los penquistas a visitar este hermoso paisaje, el cual es una reserva nacional y además un entretenido panorama cultural y educativo de gran aporte para los visitantes de todas las edades.

 

TIPS

Panoramas en el parque

  • Vista a la Desembocadura
  • Visita guiada al museo
  • Deportes acuáticos y paintball
  • Zona de picnic
  • Senderismo (diario y nocturno)
  • Gastronomía en Restaurante Club de Caza y Pesca
  • Fiestas costumbristas
  • Centro de flores nativas
  • Trekking
  • Actividades outdoor para empresas