Pamela Victoria:

“La moda consciente es el nuevo lujo”

Por Camila Morandé G.

Fresca y de ideas muy claras, la publicista Pamela Uribe —más conocida como Pamela Victoria— ha sabido convertirse en un sinónimo nacional de vanguardia en materias de estilo. Es la mayor de tres hermanas con descendencia palestina por parte de madre, nació en Los Ángeles y estudió todo el ciclo escolar en el Liceo Alemán del Verbo Divino, época en la que comenzó a adentrarse en el mundo de la manufactura a través de la línea de ropa que tenía su abuela Olga. “Desde los 11 años empecé a conocer de texturas y telas. También tuve que aprender a combinar, para así poder venderle a las señoras la mejor tenida completa para sus eventos”, confiesa entre risas.

Esos primeros coqueteos con el marketing y la producción de ventas fueron los que la llevaron a trasladarse a Concepción una vez finalizado el colegio e ingresar a la carrera de publicidad en DuocUC, establecimiento del que posteriormente se tituló con acreditación de la International Advertising Association. A los 23 años, tuvo su primer trabajo y al año siguiente, ya trabajaba de manera independiente en la capital, a cargo del área de marketing de diversas marcas fuertemente posicionadas en la agenda latinoamericana. Cuenta que fue aquel período el que más la ayudó a forjar personalidad para enfrentarse al mundo laboral: “Formé mi carácter en el training de las agencias de publicidad. Ser profesional hoy no es simplemente tener una carrera, sino lo que te compone como persona en tu trabajo”, aclara. “Ser profesional es llegar a tiempo, ser responsable, entregar las cosas como corresponde, y presentarte como corresponde”.

El esfuerzo que ponía no caía en manos vacías. Inspirada desde muy temprano por el oficio de su abuela y la forma sutil en la que la fue introduciendo en la industria, Pamela siempre se interesó por la moda y sus aristas, por eso no fue sorpresa para nadie en su círculo cuando anunció que había ahorrado lo suficiente para cumplir uno de sus mayores sueños: estudiar en Nueva York. Así fue como, en 2011, aterrizó en la Gran Manzana para inscribirse en un curso intensivo de moda y colecciones en el prestigioso Parsons School of Design.

Cuenta que, durante su estadía, vivió experiencias que la marcaron para siempre. Por ejemplo, una vez concluida la exposición final que cada alumno debía dar frente al curso y que consistía en presentar la idea de una colección de moda propia, uno de los profesores más temidos y experimentados de la escuela, la miró fijamente a los ojos y, pese a haber criticado duramente las ideas de sus compañeros, a ella le soltó un imponente: “Tú tienes mucho talento”.

Aquella oración fue determinante en la visión posterior que tuvo de su vida, pues incluso la motivó a seguir los pasos familiares y desplegar su propia línea, a la que bautizó como Pamela Victoria Couture y contó con distribución en icónicos puntos de Santiago, como Alonso de Córdova e Isidora Goyenechea, durante más de tres años.

Hoy, la fashionista de 33 años tiene un enfoque certero: la moda consciente, tema central en los workshops que dicta sobre tendencia. Pamela es una estudiosa de la industria, y así como aplaude sus logros, tampoco tiene tapujos a la hora de criticar sus vicios. “Hoy ha cambiado la estructura de los valores y, para mí, una marca tiene valor desde el momento en que transparenta sus procesos productivos y sabes que sus prendas son dignas de ser usadas por ti. Las puedes llevar con orgullo, porque sabes que no hay esclavitud de mujeres ni de niños, tampoco abuso a través de la manufactura”. ¿Su meta? Poder traspasar el mensaje al mayor número de personas posible. Por eso, se ha desempeñado como columnista de moda y cool hunter en importantes medios digitales y tradicionales y, desde esta edición, se suma también al equipo colaborativo de Velvet como columnista de moda consciente y estilo.

“Estoy muy contenta de poder ser parte de la familia Velvet, ya que siento que la región está creciendo. Además, tiene un potencial maravilloso y estamos en el mejor momento para aportar, porque hay un renacer que se ve reflejado en la descentralización”. A través de sus futuras columnas, Pamela pretende ayudar y educar sobre los nuevos valores de la industria; para ello, entregará diversos tips vinculados a la realidad de las mujeres chilenas.

Película: Desayuno en Tiffany’s.

Serie: The Blacklist, estoy obsesionada.

Destino predilecto al que viajar: Nueva York.

Accesorio infaltable en tu outfit: Tengo un collar Tous de oro con perlas que es un básico en mis looks, tanto para un conjunto de día y para el trabajo, como para una noche que amerite algo especial. Las perlas son austeras, pero significativamente elegantes.

Plato culinario favorito: Mixto árabe.

Música: Simply Red.

Secreto de tu clóset: Los modeladores beige tipo calza son mi mejor secreto veraniego. Siempre los uso para evitar que se trasluzcan los vestidos ajustados o pantalones claros. Además, ayudan a contornear la figura y te hacen sentir más segura.

Perfume: Coco Mademoiselle.

Placer culpable: Comer papar fritas, tomarme una michelada y escuchar a Américo. ¡Todo junto!

Mascotas: No tengo, pero me fascina la raza Pug.

Trago favorito: Aperol Spritz.

Inspiración de moda: Coco Chanel. Me atraen mucho sus logros en la industria de la moda y la forma en que ayudó a empoderar a lamujer de la época.