Padecer una enfermedad no es un tema menor, razón por la que la medicina a diario evoluciona en post del bienestar de quienes buscan soluciones efectivas ante alguna patología.

En este escenario surge la Ozonoterapia como una excelente alternativa en el área traumatológica y deportiva, la cual se caracteriza por la utilización de “ozono” como recurso terapéutico complementario en el tratamiento y control de enfermedades crónicas, degenerativas y agudas. Cuyo uso es rico en beneficios y carente de efectos secundarios.

“Esta técnica destaca por la inoculación de ozono al organismo a través de una inyección por vía subcutánea, intramuscular o intrarticular, la cual gatilla una alarma a nivel celular capaz de inducir cambios metabólicos dentro de las mismas” sostuvo Juan Pablo Estévez, médico traumatólogo del Centro Médico Physical Med Chile.

Si bien este gas tiene algunas contraindicaciones para el organismo, en este procedimiento su vida media es muy corta, ya que al momento de inyectarlo no supera los 15 minutos dentro del organismo, desapareciendo y no dejando residuo alguno. Efecto que se consigue gracias al nuevo generador Ozonobaric P dotado de tecnología avanzada que incorpora doble sistema de medida en las concentraciones y catalizador de ozono digitalizado, regulador de dosis y bomba de oxígeno con flujómetro, capaz de entregar absoluta seguridad al paciente.

Los principales efectos del ozono son generar una reacción en la membrana celular a través de la unión a enlaces bi o tricovalentes y gatillar a que una serie de factores antioxidantes eliminen los elementos tóxicos y de desecho de la célula. Por lo que, atreverse por un tratamiento de Ozonoterapia produce un alivio del dolor, aumento de las defensas del organismo ante agresiones externas o tratamientos de quimio o radioterapia e incremento en la entrega de oxígeno en zonas que tengan hipoxia o baja de oxígeno en los tejidos.

Asimismo, dicho recurso disminuye el estrés oxidativo y funciona como método antiinflamatorio. Por ende, este tipo de inyección es ideal para pacientes con daño articular, enfermedades auto-inmunes, hernias discales, lumbago, reumatismo articular, artritis y tendinitis en que tratamientos a base de fármacos no han dado buenos resultados.

En todos estos casos el ozono ayuda a aliviar el dolor y contribuye a una mejora de las condiciones de irrigación en la zona afectada. De hecho, provoca deformidades en los glóbulos rojos (efecto sobre las propiedades reológicas de las células) que permite que el oxígeno aumente su liberación en esa zona.

“Si bien es un tratamiento de carácter ambulatorio, para obtener resultados óptimos se sugiere tomar de 3 a 5 sesiones con inyecciones una vez por semana. Asimismo, es de suma importancia que cuando un paciente opte por este procedimiento haya terminado su terapia por lo menos una semana previa a la intervención, y así estar libre del efecto de fármacos” indicó el profesional. Para optimizar los buenos resultados se utilizan algunos elementos coadyuvantes tales como vitaminas C, E, ubiquinonas y coenzima Q durante este período.

Razones suficientes para optar por este tipo de procedimiento que se enmarca dentro de la medicina regenerativa y traumatológica especial para deportistas o personas con algún tipo de patología musculoesquelética. Para mayor información te invitamos a visitar el Centro Médico Physical Med Chile, donde el doctor Juan Pablo Estévez, experto en el área, responderá todas tus dudas.

Centro Médico Physical Med Chile

San Martín 1347, Concepción

Teléfono 221 34 74