Apelar a la naturalidad del rostro y conseguir una piel uniforme y armónica es la tendencia para esta temporada, donde el set de maquillaje toma protagonismo y se transforma en el infaltable de este otoño-invierno.

Por José Luis Vargas / Foto principal Patricio Barría

MAQUILLAJE

Una piel fresca y sana es el resultado de buenos cuidados, factor clave para quienes ven en su rostro la mejor carta de presentación, ya sea en el ámbito personal como también en lo profesional.

Si bien la cara es el sector más afectado por los rayos de sol, otoño es el mejor periodo para sacarle partido al set de maquillaje y revertir así tal situación. Por lo que, para conseguir aquella uniformidad que refleje frescura y naturalidad es necesario tener en cuenta algunas sugerencias.

“Limpiar, tonificar e hidratar el rostro son los primeros pasos que deben estar siempre presente en una rutina cosmética, ya que al no realizar estos procedimientos, posiblemente la piel se verá opaca y dañada”, indicó Romina Peñailillo, maquilladora profesional.

Pese a estar en otoño, es vital el uso de bloqueador solar, loción que sólo puede ser reemplazada por un maquillaje de la línea BB Cream “perfeccionadores universales de rostro”  o  CC Cream, “productos que corrigen el tono de piel y contribuyen a reducir las manchas, aportando una cobertura ligera y natural de forma instantánea”.

En caso de no contar con alguno de estos productos, se recomienda el uso de bloqueador solar factor 30 que se complementa con la base de maquillaje, cuya finalidad es unificar el rostro de manera equilibrada. Para optimizar el uso de este componente y conseguir un mejor efecto, la experta sugiere la utilización de una brocha al momento de la aplicación.

“Optar por un polvo traslucido que selle la base y quite el brillo del rostro es una excelente recomendación. Producto que puede ir unido al uso del corrector de ojeras, que junto con hidratar la zona de los ojos entrega luminosidad y vida”, sostuvo la profesional.

Por lo tanto, para lucir perfecta en todo momento se sugiere el uso de un tónico que estabilice el ph tras una ducha con agua caliente y seguir los tres pasos de limpieza, tanto antes como después de aplicar maquillaje. Procedimientos que no quitan más de tres minutos y junto con recuperar años de belleza, retardan el envejecimiento.