Nuevas tendencias en el mercado inmobiliario:

Luego del terremoto de 2010, hemos observado la aparición de grandes torres departamentales por todo el Gran Concepción, cambiando el skyline de la ciudad y aportando en modernidad y variedad de la oferta.

Sin embargo, a pesar de este aumento de la oferta, el mercado regional se ha visto resentido estos últimos años, al igual que en el resto del país y se ha convertido en una actividad predecible con el fin del fenómeno vivido tras el IVA. Sin embargo, junto con el freno a la explosión inmobiliaria, hemos visto un nuevo florecimiento de este mercado, a través de la compra de departamentos para solteros y familias jóvenes, y la aparición de nuevas tendencias inmobiliarias especializadas.

“Naturalmente que hubo una decadencia notoria, en la adquisición de viviendas en los últimos años, ya sea por la incertidumbre económica o el aumento de costos por el pago de IVA, la baja en los porcentajes en los créditos hipotecarios, etc.” Explica Hilda Morales, vicepresidenta de la Asociación de Corredores de Propiedades de la Octava Región, quien afirma además que la compra se ha visto reducida principalmente en la adquisición de segundas viviendas.

“A esta zona le afecto en mayor proporción la baja en las compras de propiedades. La diferencia ha sido mayor que con el resto del país, por ser una zona industrial, que ha sido mucho más golpeada” afirma Hilda, “sin dejar de reconocer que los que trabajamos en este rubro por tantos años, tenemos nuestra cartera de clientes; en mi caso son 35 años de experiencia, por lo que sé que siempre nos van a seguir buscando, y la vivienda siempre seguirá siendo una necesidad primordial en la vida de toda persona”.

Esa es la apuesta de los corredores regionales, los que a pesar del mal escenario general, han logrado encontrar nuevos nichos, muchas veces de la mano de potenciar y especializar su servicio.

Oferta especializada

Una tendencia que hemos observado en distintos mercados, tales como el de la moda, las nuevas tecnologías o los servicios de hospedaje, hace su arribo a nuestra ciudad en el rubro inmobiliario y con gran aceptación del público: la personalización de la búsqueda y venta de viviendas.

Mientras algunos buscan y practican la sistematización del proceso de venta, llevándolo a cabo a través de corredores tradicionales o de portales de venta y búsqueda, otros prefieren una asesoría integral a lo largo de todo el proceso, con la finalidad de ahorrar tiempo y molestias a compradores y vendedores. Sobre todo cuando se trata de buscar viviendas con características particulares en un nicho poco trabajado como lo son las viviendas ubicadas en los sectores más exclusivos de nuestra Región.

En el Gran Concepción, Engel & Völkers, marca reconocida internacionalmente por el corretaje de propiedades para este público, ofrece este servicio hace poco menos de un año, con excelentes resultados, lo que se ha reflejado directamente en las proyecciones de la franquicia en la Región, que comenzó con dos trabajadores, aumentando rápidamente su staff en poco meses.

Se especializan en viviendas definitivas, que generalmente no son contempladas como inversión si no como lugares en los que los compradores quieren vivir, siendo el grueso de su cartera las casas por sobre 8.000 UF.

“Nosotros no mostramos la casa que tú quieres ver” explica Macarena Belart, Directora Comercial de Engel & Völkers, “nosotros realizamos una entrevista para saber qué es lo que necesitas, que es lo que quieres y que es lo que puedes comprar”. A través del cruce de estas tres variables, la consultora examina la oferta y ofrece las propiedades que responden a estos criterios, realizando una búsqueda personalizada, en relación a la casa que el cliente necesita. Esto además garantiza la optimización del tiempo de los vendedores, los que deben mostrar la propiedad solo a clientes que conocen las características de esta antes de visitarla, y cuyas probabilidades de adquirirla, finalmente, son mayores.

Otro sello de la franquicia, es la utilización de protocolos alemanes al momento de comprar y vender viviendas, lo que se traduce en una sistematización de un proceso que se aplica en distintas ciudades del mundo, es una fórmula probada. “Este es un formato que no existía acá. Solamente estaban los corredores particulares, pero sin un respaldo detrás. Al ser una marca internacional nuestro público se siente mucho más seguro”, afirma Belart.

Otra innovación es el nivel de especialización de los corredores que trabajan para ellos, los que son expertos en sectores y barrios determinados del Gran Concepción, conociendo la oferta y demanda de esas zonas, además de otros factores de interés, como cercanía a servicios o movilidad desde y hacia el sector escogido.

Además de esto se realizan capacitaciones constantes del personal de manera presencial en la casa matriz de Engel & Völkers en Santiago, y online a través de plataformas digitales de la compañía.


Nuevas tecnologías al servicio

Una de las fórmulas más utilizadas por el público, en este momento, es la búsqueda y publicación a través de internet. “Si tu negocio no está en internet, tu negocio no existe”, afirmaba Bill Gates hace unos años. Actualmente está firme sentencia es más real que nunca, sobre todo en el corretaje de propiedades.

Los corredores utilizan distintas páginas de búsqueda y oferta de propiedades como plataformas de difusión, conocidas como portales inmobiliarios, los que permiten a los usuarios realizar su propia búsqueda, y luego de seleccionar la vivienda, contactar al corredor. Además de esto, se utilizan más que nunca las redes sociales como Facebook, Twitter, Instragram y otras, en donde se muestran imágenes e información de las viviendas y corredoras.

“En el Gran Concepción, la mayor tendencia en compras, se ha visto en los profesionales jóvenes, que buscan departamentos de 1 o 2 dormitorios” explica Hilda Morales. Coincidentemente es este público el que más usa las nuevas tecnologías para informarse y acceder a los servicios que necesitan, por lo que este tipo de búsqueda ha visto ido en aumento.

“Ahora está el boom de todo lo que es digital”, concuerda Belart, “partiendo desde las redes sociales, que es un espacio que antes no se explotaba mucho, porque se veía como una forma de hacer publicidad en tu entorno más cercano. En cambio ahora tú puedes pagar para segmentar a las audiencias y a través de publicidad pagada, llegar al público que no está dentro de mis redes cercanas. A nosotros nos ha traído excelentes resultados”. La corredora reconoce incluso haber realizado varias ventas a través de contactos generados en Facebook e Instagram, siendo el trabajo digital y los tratos establecidos por estos canales, los que han aportado más clientes a la marca.

Otra tecnología usada por corredores son las visitas virtuales, videos que simulan el recorrido a una vivienda y que pueden ser vistos a través de un computador o dispositivo móvil de forma online. “Ahora que Concepción se está convirtiendo cada vez más en una gran ciudad,  conocer y recorrer la vivienda de forma virtual, ayuda mucho, porque le ahorra tiempo a los clientes”, explica Macarena Belart, quien cuenta que pesar de que es un servicio que no se realiza con todas las viviendas en venta, es una característica que esperan seguir implementando cada vez más. “Cuando los clientes llegan a ver la casa, ya la conocen, ya la recorrieron. Con esta tecnología te formas una idea de cómo es la casa, en relación a las fotografías, que es como se ofrecen tradicionalmente”, concluye.

La suma de estas innovaciones ha aportado en el fortalecimiento de un mercado que lentamente comienza a repuntar, tal como reconoce Hilda Morales, quien afirma que “El último tiempo ha habido una tendencia bastante positiva, como que se ha retomado la confianza, y no hay tanta incertidumbre”, declara positiva, “si hacemos las cosas bien, dando una asesoría correcta, proyectando confianza y ofreciendo la mejor alternativa para los clientes, estos siempre van a recurrir a nosotros, como una alternativa segura en el apoyo del proceso de compra”.