Microshading, una opción para cejas perfectas

El microshading es la solución ideal para las personas que desean darle un aspecto más consistente a sus cejas, es decir engrosarlas y definir su forma. Por medio de esta técnica, también se puede generar un efecto de lifting al corregir la forma de las cejas a través de un perfilado previo. Este efecto es muy importante, ya que, con el paso del tiempo, las cejas tienden a caer junto con la caída de los parpados.

Este método se realiza utilizando una herramienta manual, con la que se introduce un pigmento semejante a la coloración natural de los vellos de las cejas, produciendo un suave efecto de sombra y logrando que las cejas se vean más pobladas. Esta es una técnica ideal para corregir ciertas imperfecciones, como cicatrices que en ocasiones han interrumpido la continuidad natural de las cejas.

En otros casos, la pérdida del vello de las cejas ya sea por depilación excesiva, el paso del tiempo o a consecuencia de alguna enfermedad sistémica genera en las personas la disminución de la autoestima. Muchas veces para disimular este problema se utiliza maquillaje, el inconveniente es su corta duración además del hecho de tener cada día que realizar el mismo proceso.

En la actualidad el microshading es una terapia muy exitosa, menos molesta que la micropigmentación y su duración se puede prolongar hasta dos años si es cuidada y mantenida responsablemente.

La aplicación de esta técnica de maquillaje permanente ha demostrado ser de mucha importancia para ayudar a las personas a mejorar su autoestima. Los tiempos y los recursos están en constante cambio y esa es la razón por lo que la cosmetología debe integrar terapias de apoyo inocuas y de gran calidad cosmética para cumplir con las expectativas de la belleza actual.

He podido corroborar los excelentes resultados que ofrece esta terapia en pacientes y ellos se han mostrado muy conformes a lo largo del tiempo.

Noemi Araneda Flores, Cosmetologa.