Ambientar con significado

Madera reciclada, el boom de la decoración con años de historia

Viejos pisos utilizados de repisas, cercos convertidos en mesas y pallets trasformados en domos, son las segundas vidas útiles que emprendedores locales le dieron a los desechos del material noble. Piezas únicas e inigualables que nos invitan a reencontrarnos con nuestras raíces y detener la tala indiscriminada del bosque nativo.

Por Daniela Salgado P.

Al igual que las marcas de la piel, la madera en su corteza refleja el paso del tiempo y un sinfín de historias por contar. Ese valor incalculable que ofrece el material noble motivó a un grupo de emprendedores locales a unirse a la sustentabilidad y contribuir al cuidado del medio ambiente.

Desechos de casonas antiguas, los populares pallets o las estufas de las casas son algunos de los retazos rescatados de su destino final, para recobrar vida y transformarse en un nuevo producto, uno que tiene como sello ser en base a madera reciclada.

En esa tendencia mundial, la decoración no podía quedar exenta, reflejada en el movimiento vintage y DIY -hazlo tú mismo-, aluden a reutilizar los objetos que creías sin vida útil y de paso contribuyen a reducir la tala indiscriminada de bosque nativo.

Claudia Pelen García, de CLAP Muebles y Decoración, tiene ojos adiestrados para ver un pedazo de madera como potencial elemento decorativo. “Me gusta esa sensación de ver una pieza botada y pensar: voy a hacer tal cosa, sea éste un poste, un cerco o parte de una casa de campo”, afirma.

Su único requisito, indicó, es que se trate de madera vieja, de esas que reflejan el paso del tiempo.

“Me enfoco en hacer lámparas, candelabros, portavelas, mesas y espejos en base a puertas o ventanales antiguos”, precisó. A ellos se suman los artículos personalizados, que requieren tiempo para encontrar el material que se ajuste al requerimiento del cliente.

Morö

Hace seis años, el relacionador público, Manuel Vejar, decidió dejar su trabajo y ciudad natal, Osorno, para embarcarse en el desafío de la sustentabilidad.

Con el dinero de su finiquito compró las primeras herramientas y comenzó la construcción de muebles y cuadros, los que han sido exhibidos en Galería Aura, la Corporación Cultural de San Pedro de la Paz y en Casa de Salud, lugar donde dejó una de sus obras.

A ese proyecto en solitario se unió, en mayo del año pasado, un segundo integrante, quien le aconsejó darle un nombre, Morö, y una identidad, fue allí donde comenzó con la reutilización de pallets y casas antiguas.

“La técnica que utilizamos con los cuadros es la geometría y hace un tiempo nos abrimos a un mundo completamente distinto que son los domos. Ahí nosotros, no solo ofrecemos un producto, también realizamos talleres para enseñar cómo se hacen, reducir el tiempo y hacerlo más fácil”, recalca.

Para construir magnas estructuras, requieren de grandes cantidades de su principal materia prima, que son los pallets. El producto es donado, gracias a un trabajo colaborativo, por el puerto de Talcahuano y Bío Bío Recicla.


Pallets & Decoración

Llegaron desde Santiago a Concepción con un proyecto de vida encaminado, sin embargo las cosas no salieron como lo habían planeado y se vieron obligados a reinventarse.

Cuando estaban en medio de la búsqueda por oportunidades laborales surgió la idea de hacer una terraza solo de pallets, los elogios no se hicieron esperar y André Piffaut y Carolina Barz, pensaron: ¿por qué no intentarlo?

Así nació Pallets & Decoración, una innovadora iniciativa familiar que se encarga de materializar ideas. “Nuestro negocio es hacer muebles a medida, basta que nos envíen un boceto, una foto, y nosotros lo diseñamos. También hacemos asesorías con visitas a terreno para decorar espacios habitacionales o de empresas, y tenemos un servicio de decoración para eventos, matrimonios y bautizos. Además, somos proveedores de un vivero y un estudio fotográfico”, detalló Carolina Barz.

Al igual como lo hace Morö, Pallets & Decoración tiene como principal proveedor el puerto de Coronel, quienes les regalan sus mermas de madera. Luego de eso, se da pie al proceso productivo que parte con el desarme y el retiro de los clavos. Finalizado el proceso, explicó Barz, “debemos lograr que el cliente no sienta ni la más mínima astilla cuando pase su mano por el pallets”.

Carolina Cabrero y “Colorato”

Partió hace más de 10 años con mosaicos y telares, y en 2016, tras inscribirse en un curso de carpintería, se le abrió un mundo lleno de posibilidades y materiales.

Joyeros, percheros, veladores y mesas, son los nuevos productos que creó en base al pino. La razón, especificó, es porque “quiero resignificarlo. Hay mucha gente que mira muy feo ese árbol, por eso busco con mi trabajo darle valor”.

Tal como les ocurre a los otros entrevistados, a Carolina la contactan para que convierta viejos pisos de casas en repisas para la cocina u otros muebles. Esa petición, cree, al igual que Claudia Pelen, se debe a que la madera evoca al pasado, a momentos, a lo armónico.

Diseños corporativos

Constanza Arriagada y Octavio Lira conforman CCP Markers, empresa que se dedica al desarrollo de madera con tecnología en diseños computarizados.

Su labor es producir productos decorativos, es decir, souvenirs, galvanos, artículos de escritorios y bisutería en madera.

“Nuestros clientes nos traen su madera reciclada y nosotros grabamos sobre ella. De esa forma, por ejemplo, hacemos maceteros, libretas u otros regalos que entregan las empresas a sus trabajadores”, contó Constanza.

Nuevo escenario

Desde su experiencia, ha podido constatar que existe un mayor interés de entregar obsequios o distinciones con valor agregado, un producto único que se ajustan a las nuevas exigencias y tiempos.

Similar es lo que ocurre con los otros emprendedores, quienes ven con optimismo como la población está comenzando a valorar la manufactura. Y es que por mucho tiempo debieron luchar con la creencia de que la mano de obra y producto local debía ser a bajo costo, hoy en cambio se monetiza el proceso y el resultado final.

Saben que dentro de su labor está concientizar y educar; por eso, agradecen que se abran espacios para exhibir su trabajo, lo que ha ocurrido con distintas ferias que se llevan a cabo en Concepción. En tanto, estos agentes de cambios seguirán impulsando la sustentabilidad, el arte y la educación.