Los cambios presentes en la cocina nacional y la alta demanda gastronómica, ha producido que el arte culinario resalte con una nueva carta; una en que recetas simples llegan a deleitar el paladar de quienes se autoproclaman sibaritas por excelencia, como también de todos aquellos que disfrutan de las nuevas propuestas en el área.

Al hablar de platos que se han robado la carta invernal, es necesario nombrar a las sopas y cremas, que con su delicioso aroma y sabor “especial para los días helados”, se convierten en la mejor apuesta gourmet de la estación.

Hay que indicar que una buena sopa posee ingredientes sólidos en la preparación, como vegetales y productos cárnicos, de no ser así solo se estaría hablando de un caldo. En caso que se clarifique, es considerado una especie de consomé.

Prepararlas es sencillo, pues básicamente son caldos saborizados con productos regionales, nacionales o internacionales, pues cada país tiene este tipo de recetas en su gastronomía y en ocasiones traspasan las fronteras.

Razón por la que a continuación la carrera de Gastronomía de Universidad Santo Tomás Sede Concepción recomienda 3 preparaciones que debes incluir en tu menú semanal, y así disfrutar de las bondades presentes en estas exquisitas recetas.

Sopa de cebollas

Ingredientes:

–           30 gr mantequilla

–           25 cc aceite

–           2 cebollas

–           1 diente de ajo

–           1 cdta azúcar

–           100 cc vino blanco

–           600 cc caldo de ave o verduras

–           Sal y pimienta a gusto

–           1 unidad de pan baguette

–           Queso Gruyère u otro para fundir

 Preparación:

En una cacerola, derretir la mantequilla y el aceite, a dicha fusión agregar las cebollas previamente picadas en corte juliana. Una vez que estas últimas tomen un color transparente,  añadir el azúcar,  y cocinar a fuego lento hasta que la sustancia se caramelice y las cebollas se encuentren bien cocidas.

Posteriormente, incorporar el vino blanco y llevar a ebullición hasta que pierda su acidez. Luego agregar el caldo de verduras o de pollo y cocinar por 30 ó 40 minutos más, revolviendo ocasionalmente.

Revisar la sazón y agregar más sal si es necesario. Paralelamente, corte pan baguette en rebanadas y cúbralas con el queso. Llévelas al horno para derretir y una vez listas, acompañe a la sopa.

Sirva la sopa en platos individuales y coloque junto a su caldo o dentro de él, las baguettes horneadas. Una vez que la preparación está lista, sirva de inmediato.

Crema de zapallo camote y naranja acanelada

Ingredientes:

–           150 gr. de zapallo camote

–           50 gr. de zanahorias

–           500 cc de caldo de verduras

–           70 cc de jugo de naranja

–           30 gr. de mantequilla

–           Crema de leche

–           Almendras laminadas

–           Pimienta

Preparación:

Poner las verduras junto al vino blanco más el jugo de naranjas en una budinera y asarlas hasta que estén blandas. Una vez cocidas, llevarlas a una licuadora y procesarlas con la leche hasta que tal mezcla tome la consistencia de crema.

Poner la crema en una olla, sazonar con sal, pimienta y calentar. Además, se le puede agregar un cuadrito de mantequilla para dar más sabor y consistencia.

Servir en un plato hondo y espolvorear con almendras laminadas y tostadas.

Crema Dubarry

Ingredientes:

–           ½ Coliflor

–           ½ Cebolla

–           2 Puerros

–           1 Papa

–           30 gr. de mantequilla

–           600 cc de caldo de verduras o consomé de ave

–           1 Yema de huevo

–           500 cc de crema de leche

–           Pimienta negra y sal a gusto

–           30 cc aceite de Oliva

 

Preparación:

Lavar y cortar la coliflor, la cebolla y los puerros en pequeños trozos para posteriormente poner todo en una olla y dorarlos en mantequilla. Cuando se hayan dorado completamente, agregar el caldo o consomé y condimentar.

Dejar cocinar por aproximadamente 30 minutos o hasta que los ingredientes estén bien cocidos. Una vez listos, añadir las papas en pequeños trozos para que al cocerse den la consistencia de crema.

Paralelamente, mezclar la crema con la yema de huevo, la cual se incorporará a la cocción. Juntar todos los ingredientes, la coliflor ya cocida, el caldo, la crema con la yema y triturar cuando ya esté fría, hasta que quede una crema lisa y consistente.

Rectifique la sal y pimienta, y caliente nuevamente.

Sirva espolvoreando con queso y perejil.