Lo que no puede faltar en tu clóset

Muchas veces nos complicamos con el cómo vestirnos. ¿Qué me pongo para ir a trabajar?, ¿para ir a un evento?, ¿para salir con las amigas?, ni hablar de asistir a un matrimonio, somos capaces de irnos de shopping y llenarnos de nuevas prendas (que quizás ni usemos), o incluso no asistir, por sentir que no tenemos que usar.

Por lo mismo siempre recomiendo tener esenciales. Esas prendas que nunca fallan, a mi juicio son, caballitos de batalla. No pasan de moda, son transversales en edad, época del año y al ser mezcladas con accesorios pueden realzar el look en un paso.

Y de cuáles hablo puntualmente: un vestido negro o little black dress, inmortalizado por la gran Coco Chanel; el cual puede usarse con botas, botines o stilettos, sin problema. Un vestido de buena tela, con un corte que favorezca nuestro tipo de cuerpo, ojalá con escote en V y sobre la rodilla, para estilizar la figura y ganar centímetros de más.

Un blazer negro y blanco. Actualmente vienen con solapa larga, lo que estiliza los cuerpos con mucho busto, abdomen y caderas. Esta prenda “conversa” a la perfección con un pantalón de tela, un jeans, un vestido o falda, y siempre seguirá siendo comodín para otro look de nuestro clóset.

Un blues jeans. Si hablamos de un pantalón con buen calce, que no nos haga daño en la piel (algunos generan picazón o alergia), que dure muchos años, idealmente los busquemos en una tienda que se dedique a la fabricación casi exclusiva del denim, así nos iremos a la segura.

Un botín/ bota negra de cuero. Es la mejor pareja de cualquier outfit. Realza un jeans o pantalón de tela a la perfección. El taco provoca un mejor estilismo en la mujer. Uno centímetros de más nunca nos dejarán de caer bien, sobre todo si visualmente nuestra imagen mejora.

Un clutch y una mochila o cartera negra de cuero. En general les sugiero el color negro porque queda bien con todo. Pero si eres una mujer atrevida y con actitud, te recomiendo el rojo, el burdeo, el blanco, el verde botella, el azul. Todos los anteriores calzan bien con la paleta de colores típica del clóset, no te decepcionarán.

Para finalizar les dejo un par de básicos que aunque parezcan muy sencillos nos salvarán de actividades que requieran un dress code simple, pero elegante: blusa blanca, stilettos negros, trench y abrigo de lana.

Y, ¡ojo! el toque personalizado se lo dan ustedes con accesorios más coloridos como el nail art, labios, bufanda, entre otros.

Si necesitas asesoría escríbeme, feliz de trabajar en conjunto por lograr tu mejor versión.

Con cariño, Clau García.

Periodista – Asesora de Imagen

Instagram: claudiagarcia.cl