Las últimas novedades que trae Rendibú para este año

La consolidación del éxito de Rendibú comenzó en 2017, al ser elegida la mejor tienda de Mall Plaza El Trébol, en su encuesta anual de evaluación por parte de sus clientes. El ranking que mide la innovación y tendencia, dio paso al aterrizaje en Mall Plaza Vespucio y Plaza Oesten Santiago y a un sinfín de convenios y proyectos con distintas entidades.

“Para este año tenemos dos nuevos proyectos en Santiago y un sinnúmero de actividades. De hecho, hace poco firmamos un convenio con la Facultad de Ingeniería y Matemática de la Universidad de Chile, para realizar apoyar con nuestros productos un ciclo de charlas de ciencia que ellos desarrollan. También firmamos un convenio con el Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio en Santiago”, declaró Hans Lozano, gerente de Rendibú.

Por otro lado, otra de sus novedades es la participación en los lanzamientos de Dulce y Agraz en Concepción y Santiago, y del Festival Internacional Biobío Cine.

Bebidas frías

Como una exclusiva para Revista Velvet, Hans Lozano adelantó el lanzamiento del nuevo producto que se integrará a la familia de bebidas frías: El Té Chai Latte Frappé. Un batido con todas las características, sabor y aroma del té chai. Será un producto de edición limitada y estará a la venta en todos los locales a partir de esta semana, “nosotros nos demoramos harto en sacar sabores nuevos, estuvimos casi tres meses probando el sabor conveniente”.

Compromiso con el medioambiente

Una de las características, que marca fuertemente a la cadena de café, es su compromiso con el medioambiente. Y, es que ha modificado varios de sus implementos para disminuir lo que más pueda su huella plástica. El primer paso fue cambiar los vasos de plumavit a vasos PET.

“Nosotros pensábamos que estábamos haciendo un súper proyecto y nos dimos cuenta que ese PET es reciclable en Europa, pero en Chile se iba directo al vertedero. Nos quedamos con los crespos hechos, pero después empezó la campaña del Matt, la gente puede traer su Matt para dejar de utilizar el plástico y tener un 15% de descuento. Eso partió el año pasado, y de aquí a fin de año vamos a cambiar 100% el vaso, va a ser un vaso reciclable, probablemente de cartón”, adelantó el gerente de Rendibú.

Otro de los avances, fue cambiar hacia la revolucionaria bombilla de PLA, que es un plástico orgánico a base de maíz, reciclable y compostable, que se desintegra en 80 días, “probamos muchos tipos de bombillas, y finalmente dimos con esta que es compostable”, agregó.

Si bien la empresa se compromete con el medioambiente, los clientes también deben aceptar el reto de disminuir el uso de plástico ya sea llevando el Matt o dejar de utilizar bombillas en el café o jugos.