Labios Partidos: Previene los efectos del invierno en tu piel

Profesionales del rubro estético en Concepción explicaron las principales causas de los labios partidos, y recomendaron conductas y productos que facilitan el cuidado de la piel frente a las bajas temperaturas.

Por Francisca Videla E.

En épocas de frío o mucho viento, los labios partidos se convierten en la principal molestia para las personas. Generalmente se resecan, endurecen e incluso se evidencian pequeños cortes horizontales que se transforman en los peores enemigos. Los meses más fríos del año están llegando cada vez más rápido, por lo que reunimos los mejores tips y productos para que estés preparada y puedas enfrentar el invierno con labios protegidos, listos y dispuestos para combatir las bajas temperaturas. Es por esto, que profesionales del área dieron los mejores consejos y productos para evitar los molestosos efectos que tiene el clima en nuestra piel.

¿Por qué se nos parten los labios? 

La cosmetóloga Claudia Moncada, a pesar de haber estudiado educación parvularia, se dedica por entero a la estética integral. Asegura que la piel de los labios es un epitelio muy delgado y frágil, por lo que la deshidratación es muy fácil de padecer, siendo esta la causa fundamental de que los labios reaccionen como ‘partidos’. Además, existen otros factores que colaboran con la irritación, la piel tirante y el dolor. “En especial el frío, el viento y el mal hábito de morderse los labios. También el uso de labiales que en sus componentes tengan elementos que desencadenen alergias”, explicó.

Daniela Amigo es terapeuta natural y dueña de la marca Terapias Reihue, encargada de prevenir y tratar problemas a la salud a través de la medicina natural. La profesional coincidió en que los labios partidos son producidos por el frío, la falta de vitaminas o la deshidratación. Por eso, evitar esta molestia va más allá de tan solo abrigarse y no exponer la piel a bajas temperaturas.

Claudia reveló que el cuidado de la piel surge desde adentro, no basta sólo con ocupar productos por sobre ella. “La prevención se inicia con una buena hidratación interna, beber suficiente agua diariamente y consumir alimentos ricos en ciertas vitaminas, que estimulen un buen estado de la piel en general”. Entre las recomendaciones de las profesionales, agregaron los alimentos ricos en vitaminas A, C y E, además de alimentos ricos en aceites esenciales como la palta, aceite de oliva y frutos secos. Todo lo que sucede dentro de nuestro organismo es reflejado en la piel, por lo que llevar una vida sana también detonará efectos positivos en ella. La alimentación equilibrada, hidratación constante e incluso la actividad física, hacen que tengamos una piel mucho más fuerte, que puede combatir sin ningún problema las consecuencias del frío.

Si bien la prevención se inicia desde adentro, existen productos e ingredientes naturales que facilitan la restauración de los labios una vez que ya están dañados. La terapeuta Daniela Amigo entregó una lista de componentes que, al aplicarlos en los labios, regeneran la piel y los protege de ser partidos nuevamente. “Mi aceite preferido, que le agrego a todos los productos, es el aceite de caléndula, ya que es regenerativo, cicatrizante y antiséptico. También recomiendo la manteca de karité que suaviza, hidrata y nutre; la manteca de cacao que – siendo un lubricante natural – penetra profundamente en los distintos niveles epidérmicos; la cera de abeja natural suaviza y crea una capa protectora contra los elementos externos, es antibacteriana, antialérgica y antioxidante; finalmente el aceite de almendras que contiene vitaminas A y E, e impide la deshidratación de la piel”.

Claudia agregó que los productos que se ocupan en la piel deben ser lo suficientemente untuosos parar que permanezcan en ella y no se salgan fácilmente, como ceras, vaselinas o cremas más densas. Además, la cosmetóloga aseguró que el bloqueador UV es esencial para el cuidado epidérmico. “Si nos exponemos al sol, los labios también necesitan protección, incluso con mayor frecuencia que el resto de la piel, ya que la capa protectora es muy delgada y existe un alto el índice de cáncer. Para el frío también se requiere protector solar, más aún en lugares donde junto a las radiaciones hacen mucho daño, como en la nieve”.

Ambas profesionales demostraron que el cuidado por la piel debe ser una preocupación constante, ya que está siempre expuesta a elementos externos que pueden dañarla. Enfatizaron en el cuidado labial, ya que es la parte de nuestra cara que está menos protegida, siendo su capa preventiva muy delgada y frágil. Finalmente, aconsejaron que, para tener la piel y los labios en óptimas condiciones, es recomendado exfoliarlos suavemente una vez a la semana y aplicar protección – ya sea con aceites esenciales o protector solar – de esa manera el tejido tendrá mejor calidad, será más flexible y más resistente a agresiones externas.