Una taza de café acompañada de un clásico dulce se torna costumbre ya entrado el otoño. Salir con las amigas, recorriendo los principales salones de té de Concepción puede ser el panorama perfecto para darle color a los días grises. Velvet Magazine te propone la siguiente ruta.

Por Ignacia Parra

Sabores alemanes: Salón de té, Roggendorf

Salón de té Roggendorf

Todo comenzó como una pastelería en 1955 fundada por la familia Roggendorf proveniente de Alemania y ya hace dos años derivó en un salón de té. No cabe duda que este local tiene historia. Helga Roggendorf, su dueña, busca que quienes asistan disfruten de los espacios, “queremos que la gente se relaje en el lugar, que sientan tranquilidad y decidan volver”. Strudel, Bienenstich, chocolatería y, en general, pastelería tradicional alemana deleita en su carta. “Son productos muy naturales, no ocupamos preservantes y todos los aromatizantes y especies son importadas de Francia y Holanda”, cuenta Helga. Onces desde $6.500. Av. Los Carreras 1985, O`Higgins 832, Concepción.

 

Calidez francesa: Bac Café

Bac Café

La pastelería francesa ha llegado a Concepción. Hoy se puede encontrar en Bac Café, lugar que se creó hace un año y medio. Nicolás Xhauflair, su dueño, trajo los famosos macarons, dulce tradicional francés de dos capas horneadas de merengue con almendras, relleno con ganache de chocolate y fruta natural. Tan buena ha sido la recepción de esta innovadora idea que Bac Café también está en formato boutique en San Pedro de La Paz. “Buscamos que el cliente viva una experiencia, entregamos un servicio personalizado y nos preocupamos de cada persona que viene”, cuenta Nicolás. Pero no sólo los dulces encantan, también de lunes a viernes se puede ir por un almuerzo de tradiciones francesas. “Tienes una terraza con buena vista, alejado del ruido, la gente viene a compartir un tiempo de paz”, agrega. Macarons ($850 unidad). Colo Colo 1, Concepción. Bac boutique, Michimalonco, esquina subida El Venado.

Infusiones de excelencia: Café Sauré

Café Sauré

La familia Sauré ha estado presente en el mercado de la pastelería por más de 100 años. Comenzó en 1895 como una fábrica de pasteles y ya en el 2004 se transformó en Café Sauré. Hoy cuentan con tres locales en distintos puntos de Concepción. Los pasteles, dulces y tortas a pedido son parte de su especialidad, sin embargo, los distinguen las más de 40 variedades de té, todos certificados con normas europeas. Uno de sus dueños, Jean Pierre Sauré, recalca que para ellos es muy importante ver en sus clientes la expresión de felicidad al probar sus productos. “Un día sin dulces es un día triste”, señala. Los precios comienzan desde $3.750. Barros Arana 541, Mall del Centro y Camino el Venado 620, Paseo Alto Cumbres.

 

Como en casa: Pastelería y Café Amapola

Pastelería y Café Amapola

Sin duda, la pastelería es su producto estrella. Beatriz Aguilera comenzó en su casa con esta idea el año 2000 y a raíz de su éxito el 2010 formó Pastelería y Café Amapola. A pesar de este gran salto profesional, se propuso mantener siempre el sabor casero y trabajar con materias primas naturales. Hoy ofrecen pasteles, ensaladas, sándwich, todo con toques gourmet y de elaboración propia. “Buscamos que nuestras clientas sientan que están tomando once en su casa”. Si quieres venir por una buena mesa, Amapola te recibe de lunes a sábado de 8:30 a 20:00 horas. Pedro de Valdivia 1699, Concepción.

 

Café con historia: Años Luz

Años LuzEste hermoso café deriva de una tienda de antigüedades. Al ingresar se nota que la decoración es única, quizás muchos recuerdos florezcan al beber una taza de té junto al ambiente que Años Luz invita a experimentar. Antonio Astete, su creador, ofrece un café de grano selectivo y precios muy convenientes. Para él la especialidad no tiene que ver con el producto que entregas, “la cordialidad y la acogida son el sello de Años Luz”, cuenta. Pastelería, sándwich, jugos y mucho más forman su carta. Ubicado en pleno centro de Concepción, en los alrededores del barrio universitario, invita a jóvenes y adultos. “Queremos que la gente se emocione en este café”, agrega Antonio. Los precios van desde $550. Diagonal Pedro Aguirre Cerda 1231, Concepción.

 

Jengibre Deli:Dulces caseros

Jengibre Deli

Patricia Zaror (39), ingeniera comercial, creó Jengibre Deli en 2010. La idea se gestó gracias a su proyecto de título donde desarrolló un negocio con productos saludables para la ciudad de Concepción. Con la cooperación de su hermana Pamela, arquitecta y aficionada de la cocina, comenzaron  a trabajar en este desafío.

En sus inicios era sólo para llevar y con el tiempo se transformó en un pequeño café de horneados y almuerzos. Hoy funcionan como banquetería y salón de té.

Una gran alternativa para convertirse en una excelente anfitriona, ya que la decoración de los pedidos es a elección del cliente y se disfrutan en casa. Desde paninis hasta galletas y cupcakes. Tortas con distintos motivos, dulces, brownies y un sinfín de productos forman la carta de este pequeño café.

Al entrar a Jengibre Deli se puede percibir que hay mucho énfasis en los detalles, las tazas son diferentes, incluso la puerta inspira calidad. “La idea es que la gente, más que llegar y comprar, disfrute del local”, señala su dueña.

Patricia busca que sus productos dejen más que un buen sabor, “si quieres hacer un regalo, queremos que la gente sienta que también estás regalando decoración”, cuenta. Orompello 120, Concepción. Pedidos: (041) 2218309.