KineSur: la solución para el envejecimiento de la piel

Mediante el tratamiento de Ultraformer III, los pacientes recuperarán la vitalidad y confianza
en su aspecto.

La exposición indiscriminada al sol, la contaminación en el ambiente, la vida bohemia y la mala alimentación, son algunos de los factores que influyen directamente en el envejecimiento de la piel y que tanto acomplejan a la población. Es por eso, que desde Kinesur Concepción, ofrecen un tratamiento para devolver la vitalidad y vigor a nuestro rostro.

Se trata del tratamiento de Ultraformer III, de tecnología HIFU y que consiste en un ultrasonido de alta frecuencia microfocalizado. Servicio ideal para pacientes que quieren prevenir el envejecimiento cronológico, o atenuar líneas de expresión producidas por factores ambientales o estilos de vida. Los resultados son visibles incluso después de la primera sesión y los resultados son aún mejores si consultas tempranamente frente a los primeros signos del envejecimiento.

“Nosotros atendemos pacientes desde los 23 años, que lo hacen de forma preventiva y así evitan que al cumplir los 30 luzcan un aspecto cansado que los hagan parecer de mayor edad”, explicó Carolina Monsalve, Odontóloga dedicada al área de la Estética Orofacial.

Una de las cosas que alertó al grupo de especialistas de este centro, es que la población de Concepción es muy asidua a exponerse sin ninguna protección a los rayos UV, por lo que el foto envejecimiento, prematuro, es alto. Esta preocupante realidad, las instó a sumar el Ultraformer a su línea de equipos de la más alta calidad y, con ello, pertenecer al selecto grupo de los tres únicos centros que cuentan con dicha tecnología en Chile.

Para la Kinesióloga y Directora Clínica, Carla Monsalve, el problema se centra en que “las personas desconocen el daño que les provoca el sol. El calor no sólo deshidrata la piel sino que produce efectos negativos al interior de ésta”. A pesar de lo anterior, destaca que en el último tiempo han experimentado un aumento en pacientes de menor edad, que manifiestan su preocupación por los efectos en su piel, a causa de la contaminación o el consumo de tabaco y alcohol.

Ultraformer tiene  la capacidad de llegar, mediante cabezales, a la capa superficial del musculo, atravesando la epidermis, dermis y el tejido celular subcutáneo (grasa). Éstos abarcan desde 1 a 4.5 milímetros en las zonas más superficiales y hasta 13 mm en las profundas, como en grandes papadas, por ejemplo.

Además, entre sus beneficios está que es un procedimiento que “no supera las dos horas y tras realizarse el paciente puede continuar con su vida en total normalidad. Otro aspecto importante es que a diferencia de los tratamientos invasivos, como el lifting o botox, al pasar el límite de duración de los efectos, el paciente no experimentará una sensación de descolgamiento de la piel”, aclaró Carolina Monsalve.

El tratamiento tiene una duración de 18 meses y en Kinesur ofrecen, por los primeros seis meses, un chequeo mensual que incluye tomar fotografías para constatar los resultados y realizar ajustes cuando sea necesario. Esta tecnología provoca una reacción fisiológica del organismo que permite rejuvenecer de adentro hacia afuera.

Para ofrecer un servicio de calidad, ambas profesionales, viajaron a Argentina para capacitarse con el Cirujano Plástico Dr. Ricardo Hoogstra, uno de los principales especialistas en la utilización del equipo en Latinoamérica.

El otro 50% está en las manos de quienes se someten al tratamiento, es por eso que las profesionales recalcan a todos aquellos que buscan mejorar el aspecto de su piel que cambien los hábitos alimenticios y el estilo de vida. “A nuestros pacientes les recomendamos ingerir durante el periodo de tratamiento, suplementos alimenticios como la vitamina C y el Colágeno Hidrolizado, porque se está generando un daño controlado sobre los tejidos mediante una termocoagulación, por ende es necesario entregar a las células los nutrientes necesarios para regenerar y formar nuevo colágeno que devolverá la estructura y tensión de los tejidos”, explicó la especialista en tratamientos faciales.

A su vez, aquellos que no deseen aplicar la tecnología en toda la cara, tiene la opción de adherirse a tratamientos focalizados y, con ello, volver a recuperar la confianza en su aspecto.