Invierno inteligente: fibras naturales para mantener el calor

¿A cuántas de nosotras no nos gusta el invierno? Cada año pareciera que el frío se hace más y más insostenible. Me incluyo en el sufrimiento de un gran grupo de mujeres que ante las bajas temperatura que sentimos por las mañanas dan sólo ganas de salir con un enterito de polar a la calle y pantuflas con chiporro. Lo cierto, es que para que esto deje de ocurrir, y no perdamos el estilo y el buen gusto por los outfits de invierno, es saber cómo realmente debemos abrigarnos y dejar de sufrir tanto las inclemencias del tiempo.

La frase será: “Hasta que no nos aprendamos a vestir correctamente, salir por las mañanas en el invierno sólo será sufrimiento”.

Por algo, debemos aprender de la naturaleza como fuente de gran sabiduría. Las fibras naturales serán las indicadas para combatir estos fríos como lo son; lana merino, lana de astracán (que es lana de cordero bebé), lana natural de oveja, lana mohair (pelo de cabra de angora), lana de llama, lana de alpaca pura o paño de alpaca, también las diferentes franelas que nos ayudarán a mantener el calor y el chiporro de animal.

Sabemos que al ser lanas puras son un poco duras para el contacto directo a la piel es por eso que debemos llevar prendas básicas muy confortable como buenos algodones puros, orgánicos o de fibra de bamboo.

Primeras capas, cómodas y confortables (naturaleza + tecnología)

Estos básicos serán un gran acierto para evitar agregarnos demasiadas capas que al salir puede incomodarnos ya que, tapadas hasta los ojos no es la mejor forma de sobrevivir a un congelado día.

Las primeras capas las asociamos a los deportes outdoor y de alta exigencia, pero  debemos trasladarlas a la cotidianidad de la vida ya que las primeras y segundas capas podrían convertirse en tu mejor secreto.

Cómodas y confortables, ligeras y exquisitas, de materiales inteligentes y con fibras naturales serán clave, podrás llevar camisetas en colores básicos bajo blusas de trabajo y vestidos angostos así podrán mantener el calor mientras trabajan, sin perder el estilo invernal que caracteriza a esta estación.

Accesorios de calidad: serán la clave para trasladarnos de un lado a otro

La clave será mantener pies y manos abrigados ya que ellos mantienen la temperatura del todo el resto del cuerpo.

Les aconsejo llevar:

  • Bufandas de lana con alguna mezcla para que sean más suaves al contacto con la piel.
  • Sombreros de paño 100% lana.
  • Gorros de lana 100% oveja natural.
  • Calcetines de micro fibra o 100% lana suave, serán ideal largos a la rodilla para acompañar botas altas con una suela muy delgada.

Bonus Track: Plantillas de pelo natural para las botas de agua o las de suela fría. Ya que los pies son los que más sufren por las bajas temperaturas.

Los guantes de cuero son extremadamente fríos, buscar los que en su interior estén forrados con alguna fibra que les permita mantener el calor.

Es importante hidratar la piel de nuestras manos y pies que tanto olvidamos en invierno, les aconsejo que por las noches se apliquen aceite de coco natural prensado en frío que las mantendrá hidratadas y suaves.