Honrando a la abuela, la madre, la hija

En Oriente, el Feng Shui nace primero aplicándose a las tumbas y es llamado Feng Shui Yin. Se consideraba muy relevante la ubicación de los sepulcros de los antepasados ya que según sus creencias esto afectaría directamente en la historia y prosperidad de la descendencia.

Y así como cada tormenta es antecedida por un trueno, nuestros padres y abuelos nos anteceden. Por ello es que para tener una vida plena, próspera y sentirnos merecedores de todo lo bueno, debemos sanar nuestro árbol honrándolos desde el corazón y respetando cada una de sus historias.

La energía femenina es creadora y como mujeres tenemos una infinita capacidad de dar forma, gestar, transformar y dar nacimiento ya sea a un proyecto, un sueño, un bebé o a nuestra propia vida de forma más plena y próspera con la ayuda vital del amor que es lenguaje y herramienta fundamental.

El mejor ejemplo es nuestro primer gran amor que fue nuestra madre y de ella dependimos ciento por ciento. Ella fue todo: nos protegió, cobijó, contuvo y alimentó.

Como dice Bert Hellinger, nuestra madre es fuente de vida, el origen de nuestros éxitos incluso en nuestras relaciones amorosas. La relación con la madre es la base sobre la que construimos todas las demás. Por eso, la mejor herencia que podemos entregarle a nuestras hijas, es habernos sanado como mujer.

Comiencen por ser madres de ustedes mismas, ámense de manera incondicional, nútranse en todas las áreas de sus vidas, trabajen a diario por vuestra felicidad a largo plazo empezando por romper patrones, cambiar hábitos y modificar sus historias.

Piensen con el corazón y sientan con la cabeza porque sólo así sabrán lo que su ser precisa. Si realizamos cambios en nosotros, nuestro entorno, relaciones y vida cambia.

Con orgullo e infinito amor, reverenciándonos ante ese gran ser que nos forjó en lo que hoy somos, celebremos y bendigamos la vida de nuestras y de todas las madres agradeciéndoles cada experiencia de alegría, dolor, lágrimas, risas, besos y abrazos que se han convertido en nuestro aprendizaje familiar y gran legado.

Pamela Moya P. Feng Shui & Health.