Mantener una dieta equilibrada que incluya todos los alimentos de la pirámide alimenticia es la gran premisa para quienes desean lucir un cuerpo perfecto este verano, periodo en que la hidratación y el ejercicio físico se convertirán en los mejores aliados de la época estival.

Por José Luis Vargas

¡Llegó el verano! periodo de destape, calor, vacaciones y conquista, plano en que el género masculino no se quiere sentir al margen y a diario trabaja para ser parte de los cánones de belleza que impone la industria de la estética, donde practicar deporte u otro tipo de actividad que los mantenga saludables, frescos y buenos mozos es la gran apuesta actual

A la hora de mostrar sus mejores cartas, ellos apelan a la alimentación como la protagonista absoluta, esa que hoy derriba mitos sociales y se proclama como un agente importante en el alza de la vanidad masculina.

Actualmente los hombres se atreven a decir que están a régimen sin sentir temor a la crítica social. Y en este afán por verse bien, son los medios de comunicación los precursores de este cambio masculino que forma galanes deportistas, saludables y guapos.

Por una satisfacción personal y una fuerte crítica del mundo femenino, hoy ellos se preocupan de lucir un cuerpo perfecto. Por dicha razón, sus hábitos alimenticios están tomando relevancia e incluso para comer lo indispensable se dejan asesorar por expertos que los guíen de manera correcta.

Para llevar un régimen saludable, la experta asegura que todo hombre debe contemplar en su dieta frutas y verduras frescas, legumbres y frutos oleaginosos como nueces y paltas. Además, es fundamental recordar la hidratación a base a agua o infusiones de hierba sin azúcar que serán parte de este menú rico en carnes y pescados como el salmón.

Debido a la seriedad del tema, por ningún motivo accederán a productos que aumenten su peso, tales como: alimentos ricos en grasas y azúcares como papas fritas, hamburguesas, longanizas, pasteles y galletas que aporten calorías vacías al cuerpo.

Como son hombres informados y en muchos casos se obsesionan con la musculatura, un número no menor recurre a batidos proteicos y quemadores de grasa que aumenten su masa muscular. Asimismo, acuden a suplementos vitamínicos y minerales que le entreguen los nutrientes necesarios para el cuerpo.

Cuando se cae en casos extremos y afloran rasgos psicológicos de perfeccionamiento y poca tolerancia a la frustración, se puede decir que es el escenario propicio de un trastorno alimentario como anorexia, bulimia o vigorexia. En otros casos, este interés  excesivo podría llevar a que el hombre cuente todas las calorías consumidas durante el día o quizás seleccione de forma estricta  su alimentación.

Por eso, es recomendable mantener una dieta equilibrada que incluya todos los alimentos de la pirámide alimenticia, dejando de lado el estigma de que productos como la palta o el plátano engordan o aportan muchas calorías.

Por lo tanto, siempre al momento de acceder a una dieta estricta es bueno asesorarse por un experto en el área nutricional, especialista que deberá entregar una pauta acorde a las características de cada individuo donde se resalten los objetivos que se pretenden alcanzar con dicha modificación. Sólo así el culto al cuerpo será de forma plena y se podrá acceder a la conquista tan anhelada.