En este número destacaremos a dos penquistas que han logrado compatibilizar el trabajo, la familia y las amistades, con su pasión: el golf.

Por Consuelo Ruiz / Fotografías: Estudio Cartel

El golf es un deporte de precisión cuyo objetivo es introducir una pelota en los hoyos que están distribuidos en el campo de juego. Se practica con catorce palos los cuales tienen una inclinación distinta para saltar un tiro corto, preciso o avanzar con un tiro bajo y largo. Se juega al aire libre de forma individual, en parejas, tríos o en grupos de cuatro.

“Conexión con la naturaleza”foto-11 (1)

Ximena Gallegos, médico pediatra y especialista en enfermedades respiratorias, lleva doce años jugando golf. Casada con Eduardo Abásolo, traumatólogo, es madre de  María Soledad, Andrea y Eduardo. Aunque Ximena es oriunda de Osorno, y ya lleva 45 años viviendo en la Región Bío Bío, su infancia y adolescencia la vivió en Temuco.  Egresó del Colegio Alemán -lugar del cual guarda los mejores recuerdos- y posteriormente estudió medicina en la Universidad de Concepción.

¿Cómo conociste el golf?

Soy socia del Club La Posada y ahí existe cancha de golf de primera categoría. Con mi marido nos interesó mucho este deporte y decidimos aprenderlo, razón por la que nos compramos un bolso con los palos y el equipamiento necesario para practicarlo. Somos muy constantes y jugamos como mínimo tres veces a la semana.

¿Qué torneos juegas durante el año?

En La Posada juego en la copa matrimonio, padre e hijo y también en el torneo familiar. Asimismo participo en el Campeonato de Clausura y el Abierto que es anual, el cual cuenta con la participación de invitados internacionales y locales, quienes tienen los puntajes suficientes para competir. A su vez,  he tenido la posibilidad de competir en cinco sudamericanos por la DASECH (Damas Senior Golfistas de Chile).

¿Qué es lo que más te gusta de jugar golf?

Me encanta estar en contacto con la naturaleza. Mientras juegas puedes apreciar la vegetación, la laguna, los árboles y respirar aire puro. Al estar en la cancha tienes un momento de relajo en medio de un bello paisaje y cerca de la ciudad. Asimismo la gracia del golf es que se puede jugar durante todas las estaciones del año.

“Humildad, perseverancia y paciencia”

foto-11Claudia Klattenhoff ha vivido toda su vida en Concepción. Es egresada del  Colegio Alemán y es Odontóloga especialista en Rehabilitación Avanzada e Implantología del CRAI de la Universidad de Concepción. Casada con el dentista Gonzalo Urrea, tiene dos hijas, Rosario y Rafaela. Hace más de 10 años trabaja en la Universidad Santo Tomás donde se desempeña como Directora de Campos Clínicos. Además de su cargo administrativo, atiende a sus pacientes en su consulta particular.

¿Cómo y cuándo fueron tus inicios en el Golf?

En 2004 comencé a practicar con mi marido que en ese entonces era mi pololo. Él jugaba hace años y siempre me decía que tenía que aprender esta disciplina. En un principio no le creía mucho porque pensaba que el golf era un deporte aburrido, pero debido a su insistencia tomé clases, donde me di cuenta que es un deporte bastante difícil y muy técnico.

¿Qué te ha enseñado el golf en tu vida?

Humildad. Como deportista uno está acostumbrada a que todo le resulte bien y fácil, pero en el golf no es así. Además he logrado cultivar la perseverancia, ya que en algunas vueltas te dan ganas de retirarte y no seguir jugando, pero después te das cuenta que un solo golpe bueno te devuelve el ánimo de continuar intentando. Por último, está la paciencia que te ayuda a mantener la calma cuando las cosas se complican durante el partido.  foto-9

¿Qué es lo que más te gusta de jugar Golf?

Me gusta que cada vuelta de golf es distinta a la otra. Uno se enfrenta a las situaciones que te presenta el juego, ya que la estrategia que se aplica hace la diferencia entre ganar o perder. Además el entorno donde se practica es maravilloso, el contacto con la naturaleza, los pájaros cantando, el olor del pasto, todo acompañado de una buena compañía y una conversación entretenida te saca completamente del contexto de tu vida diaria y de la rutina.