Por Lily Sembler Villagra

[email protected]

“Va a ser un show con toda la carne a la parrilla”. Y así fue. Tal como Francisca Valenzuela lo describió horas antes de su espectáculo, la joven cantautora combinó una puesta en escena cargada de momentos distintos – íntimos al piano y más rockeros junto a su banda – donde las canciones más exitosas de su reportorio fueron coreadas por el numeroso público asistente al centro de eventos SurActivo, que además disfrutó en forma íntegra el álbum “Tajo Abierto”, del cual la artista nos contó algunos detalles:

-¿Cómo nace el nombre del disco?

Le puse “Tajo Abierto” por dos razones: porque en el disco hay una canción que se llama así y que habla de un espíritu traspuesto, vulnerable, mucho más introspectivo y honesto, y yo creo que el nombre refleja ese espíritu. Y porque lo corpóreo era tema recurrente del repertorio: las canciones tenían órganos, tejidos, sangre. Me hizo sentido hablar del disco como un objeto que era un cuerpo y uno lo abría casi quirúrgicamente con esta incisión, y dentro, canciones expuestas como órganos.

– ¿En qué se diferencia “Tajo Abierto” de tus anteriores trabajos?

Es un disco un poquito más ecléctico y amplio en la búsqueda de hacer cosas distintas. Evidentemente es diferente, refleja una foto del momento: hay un crecimiento, las canciones son distintas, hay nuevos personajes, nuevos sonidos y una producción más ambiciosa. Es una compilación de canciones que reflejan un trabajo más confesional, solitario e íntimo.  IMG_9543

-¿Cuál fue la mayor dificultad que tuviste al grabarlo en el extranjero?

La colaboración tiene frutos entretenidos al llevarte a otros lugares a los que uno no habría llegado solo, y eso fue algo nuevo para mí. Siempre el desafío es saber cuándo uno cierra el período creativo. De un montón de canciones uno encuentra que algunas son mejores. Pero tampoco es que yo me sienta a escucharlas y diga, “oh, qué buena esta canción”. Soy muy exigente y autocrítica; creo que cualquier persona creativa tiene una idea y siempre está lejos de lograrla, y esa brecha, ese espacio del camino que uno toma para construir lo que uno quiere hacer, es un desafío en sí siempre.

-¿Qué proyectos vienen después del tour?

Estamos en plena promoción y presentación del disco. Estuvimos en EEUU, en México, en España y ahora acá. Estaremos tocando por Chile durante el verano. Y de seguro se vienen nuevos singles, más videos, todo lo de contenidos que es la parte entretenida, y eso saldría el segundo semestre de 2015.

-¿Qué sientes al volver a Concepción?

Me siento feliz, contenta. Fue la primera plaza en la que tocamos fuera de Santiago, así que de todas maneras es un lugar significativo, y además me siento cercana porque he tenido vínculo con muchos músicos de Concepción que han sido grandes amigos y mentores, entonces siempre es un placer volver y más poder mostrar el disco completo a nuestra pinta.