Fotografía colaborativa:

Concepción en la mirada de sus ciudadanos

De un tiempo a esta parte, esta red social se ha convertido en algo más que solo una aplicación para compartir fotografías o vídeos. En ella, además puedes encontrar diversidad de temáticas sobre belleza, moda, gastronomía y gustos en general. En ese contexto, dos penquistas y un radicado histórico en la ciudad, vieron en esta plataforma una oportunidad para concretar sus ideas de mostrar a Concepción desde todos sus ángulos y facetas, centrados en su arquitectura y el diseño de una ciudad que aún posee característica de provincia. Concepción Adicto, Conce Callejero y Grupo Arte, nos contaron qué los mueve y motiva a dejar este valioso registro, actividad que los ha llevado a crear comunidades virtuales de gran éxito entre los penquistas.

Por Virginia Torres M

Grupo Arte: La ciudad vista desde la creación artística

Con la concepción de que el arte es todo cuanto nos rodea, el diseñador gráfico penquista, Gustavo Amigo, creó este usuario junto a su socia, una amiga cercana con la que hace tiempo buscaban expresar algo más de lo que lograban conectar en su vida cotidiana. Así nació Grupo Arte, una agencia de diseño, marketing e ingeniería que además plasma un sello bien característico a través de su cuenta de Instagram que lleva el mismo nombre.
“La idea de Grupo Arte nació el año pasado junto a una amiga cercana. Los dos estábamos un poco aburridos de nuestros trabajos y queríamos realizar algo que fuera de nosotros, nos sentíamos con la capacidad y el conocimiento de poder crear una agencia. Y de apoco nos fuimos nutriendo y fortaleciendo la amistad, gracias a lo que ya pasamos a ser socios”, cuenta el profesional.

Lo que hacen es mirar y mostrar de una forma particular ciertos espacios y representaciones arquitectónicas de la ciudad, comenta Gustavo, quien agrega “llegamos a usar la palabra arte cuando nos preguntamos, ¿qué es arte? y dijimos arte es todo, y eso es lo que queremos demostrar”.

En Grupo Arte podrás encontrar interesantes collages de fotografías, que mezclan la arquitectura de distintos lugares de Concepción, con imágenes tomadas de distintas obras del arte renacentista, como Botticelli o tendientes del romanticismo con Francesco Hayez. “Tengo varios referentes que veo habitualmente en redes sociales, y la línea gráfica es totalmente de gusto personal. La mayoría de las gráficas se relacionan con el arte y quería acercar eso a Concepción, aparte de mostrar lugares que uno ve habitualmente, pero de otra manera”.

Con la idea de que cualquier persona de otra ciudad pueda acceder a estos collages y conocer Concepción de una manera distinta, este diseñador ha plasmado su creatividad de manera intuitiva, pero siempre manteniendo un orden. “Además, subimos contenido interesante como entrevistas, sociales de eventos o compartimos arte de otros creadores”.

Para Gustavo, la gente desarrolla este tipo de proyectos porque gusta de Concepción, “ven el potencial de la ciudad y utilizan sus vitrinas para mostrar todos los bellos lugares que esta tiene (…) A la gente le gusta ver la ciudad, ya sea en fotos como lo hacen otras cuentas o en un collage, que es el caso de Grupo Arte”.

Así, el aporte de Grupo Arte está centrado en hacer que la gente tenga más acceso a ver y observar obras de arte, cuadros clásicos entrelazados, por medio de collages, a distintos lugares de Concepción, espacios que van desde Plaza Perú o Tribunales, hasta calles céntricas intervenidas. “En general estamos muy escasos de arte y la gente necesita ver más”, finalizó Gustavo.

Concepción Adicto: Un espacio para las inquietudes ciudadanas

Cuando Miguel Osorio partió con Concepción Adicto, nunca pensó el impacto que podía llegar a generar. Fue a través de Instagram que instauró una nueva forma de ver la ciudad, valorar sus espacios urbanos, naturales y su inagotable memoria, lo que para él se transformó en un “hobby profesionalizado”.

Apoyado con material gráfico y audiovisual, que el mismo junto a su esposa, la arquitecta Camila Rodríguez, generan para la red social. Esta comunidad de amantes de Concepción y su intercomuna, como lo indican en su descripción, nace de la idea que tuvo hace muchos años este ingeniero civil de profesión, que siente un importante interés por la arquitectura, a la que está ligado muy de cerca gracias a su familia.

Por el trabajo de su papá vivió también en otras regiones, pero pese a haber nacido en Santiago, toda su educación la realizó en Concepción. “Cuando salí de la universidad tenía esta inquietud (…) en serio tenía ganas de generar un espacio de discusión, de compartir y que fuera penquista… sin ánimos de lucro, sino por dejar algo a la ciudad”, recuerda.

Como sea, ese afán quedó en stand by, pues por asuntos laborales se radicó en la capital por un tiempo. Ahí tuvo la oportunidad de conocer a Rodrigo Guendelman, el periodista creador de Santiago Adicto, quien antes que Osorio volviera para establecerse en Concepción, le ofreció usar “la marca” y concretar por fin lo que tanto había querido.

“Me la traje, armé una estructura y empecé (…) así ha ido evolucionando o incluso involucionando, porque efectivamente partí con la idea de hacer un espacio de discusión donde también quería poner mi opinión, pero eso implica harto tiempo y lucas, por eso mutó y se transformó en una especie de portal de fotografías. Siento que lo realmente importante es que me ha permitido crear un espacio para qué la gente traiga sus inquietudes, las que he podido mover a otros sectores, levantando necesidades”, valora Osorio.

En Concepción Adicto podrás encontrar imágenes de los edificios más icónicos de Concepción o de aquellas casas que aún sobreviven al avance inmobiliario; también fotografías de las esculturas significativas que existen en la ciudad, tomas aéreas y de locales comerciales que seguro marcaron tu infancia; galerías históricas, pasillos y en general retratos de todos aquellos recovecos que hacen de esta ciudad una de las más interesantes, a pesar de que el tiempo ha contribuido a la desaparición de su arquitectura.

“Empecé a generar material audiovisual, hice muchos experimentos, cápsulas y cuestiones que no funcionaban porque no tenían feedback y finalmente me quedé con videos cortos y fotografía propia, lo tengo todo estandarizado y una de las cosas que trato de hacer, es que la mayoría del material sea nuestro, lo que es súper difícil y requiere mucho tiempo, pero queremos diferenciarnos de otras cuentas que trabajan con contenido colaborativo, del que nosotros compartimos apenas solo un 5%”, explica.

En ese pie, esta cuenta existe hace ya más de dos años en Instagram, alcanzando más de 10 mil seguidores amantes del Gran Concepción; lo que además ha significado otros tantos logros mediáticos para Miguel, quien hace pocas semanas cuenta con su propio programa en AE Radio, donde comparte el locutorio con Fabián Rodríguez del medio electrónico The Penquist. “Un sueño para Concepción adicto no es sólo meternos en la discusión, sino también ser un canal mucho más activo en recoger las inquietudes ciudadanas”.

Es que la forma de ver la ciudad para Miguel es de manera integrada, donde cada uno de los factores que la componen deben alimentarse entre sí. “He descubierto con Conce Adicto que la ciudad no es nada sin su gente, pero ellos la valoran y cuidan en la medida que la conocen con su presente y pasado (…). Entender por qué estamos aquí, por qué somos resilientes, porque muchas veces las personas tienen una historia propia que le dio vida a la ciudad y ni ellos mismos lo saben, es importante entender que tú has sido vital en el devenir de un barrio (…)”.

En la actualidad, Miguel tiene muchos proyectos que a futuro quisiera ejecutar en este sentido, algunos de ellos se refieren a la movilidad, la papelería que se pega en la ciudad o al grafitti, “por eso lo que estoy haciendo es abrir un poco la red y el programa de radio me permite eso, además de conocer gente y generar enlaces, lo que me interesa es que Concepción Adicto sea un espacio para que otras entidades cooperen”, finalizó entusiasmado.

Conce Callejero: Una opción para conocer y valorar

Con el lema “mira con ojos de turista, que ven belleza donde otros ven rutina”, nació hace poco más de un año la cuenta colaborativa Conce Callejero. Fue la periodista egresada de la Universidad de Concepción, Pía Sofía Aguilera, quien la creó inspirada en su gusto por caminar y observar la ciudad. “Lo hice para subir mis propias fotos, pero después de un tiempo me di cuenta de que era mucho más valioso transformarlo en una comunidad donde todos pudieran compartir sus contenidos”.

Fue la belleza de Concepción la que conmovió a esta penquista, quien la describe como “una ciudad auténtica con mucha nostalgia, repleta de rincones y detalles”. Esto la hizo querer trasmitir su sentir a través de Instagram, plataforma en la que abarca temáticas que van desde la arquitectura, el clima y las calles, hasta los puntos turísticos o incluso, como ella misma señala: “paraísos naturales poco conocidos de los alrededores que se pueden visitar fácilmente”.

Desde el principio Pía supo que tendría éxito. “Veía otras cuentas similares de Santiago y me percaté de que tenían muchos seguidores. Además, he trabajado como community manager y me daba cuenta de que en redes sociales la gente buscaba sentirse identificada, y al mostrar íconos de la ciudad o lugares por los cuales habitúan andar, las personas se conectaban fácilmente con ello”.

Y claro, casi 11 mil seguidores demuestran que estaba en lo cierto. En el fondo, Pía cree que “está de moda ser penquista”, aunque lo explica como “un cambio de consciencia y un simbolismo de un paso a la descentralización, dejar de compararnos con otras ciudades y ver lo que tenemos aquí y qué podemos hacer con ello”. Son sus followers los que demuestran la gran cantidad de personas que se interesan por el valor de esta ciudad, “explorándola y al mismo tiempo forjando o descubriendo su identidad”.

Su dinámica de trabajo es muy simple, las personas etiquetan a @concecallejero en sus fotos o usan el hashtag #concecallejero y así las puede repostear con el nombre del autor o autora. “Todos los días subo por lo menos una foto y llegan unas 15 diarias aproximadamente, así que es imposible subirlas todas. En cuanto al texto, es relativo, a veces replico el escrito del mismo autor o autora de la foto y otras creo uno nuevo. Generalmente cortos, cuando son lugares más específicos o no tan conocidos, trato de escribir las indicaciones de cómo llegar. Y otras veces, coloco datos, noticias u observaciones que puedan ser interesantes”.

El aporte de Conce Callejero es diverso, porque es también un espacio que fomenta el arte de la fotografía. “A fotógrafos profesionales y emergentes les ayuda a mostrar sus trabajos, difundir sus cuentas, crear redes e incluso rescatar ideas. También sirve para inspirar a quienes no quieren ser profesionales en el área, pero si lo ven como un hobby, por eso reposteo fotos con todo tipo de resolución, de cámara o celular. En este sentido, todas las imágenes son únicas, por ejemplo, he visto cientos de fotos del campanil y cada una es diferente, por el enfoque, el cielo de ese día, la cámara, etc.”.

Por eso, el objetivo principal de este Instagram es difundir la belleza de Concepción en naturaleza, patrimonio, arquitectura y manifestaciones artísticas, indica su creadora, que además piensa que incluso puede ayudar a fomentar el turismo. “Mostramos lugares que no todos conocen o donde no todos saben llegar, como playas escondidas, lagunas, localidades de la región, rincones por descubrir, y las personas etiquetan a otras en los comentarios para invitarlos a recorrer esos lugares (…) creo que puede ayudar a fomentar nuestra cultura e identidad”, reflexiona.

Al igual que en la historia anterior, Conce Callejero le permitió a Pía acceder a un espacio en el programa juvenil El Gallinero de Biobío TV, donde todos los viernes en una sección de 10 minutos conversa sobre problemáticas de la ciudad en base a las imágenes que los propios usuarios de la cuenta le envían. “Ha sido una experiencia entretenida tanto para mí como para las personas que pueden ver sus capturas en la tv”.

Por el momento, esta periodista agradece los mensajes que le llegan vía direct de personas que ya no viven en la ciudad y la recuerdan a través de las fotos que sube en la cuenta. “También han llegado mensajes de personas diciendo que es su cuenta favorita o que todos los días tienen un suspiro distinto por lo bonito de las fotos”, finaliza orgullosa.