Fan de su hija

Oscar Moebis y su hija Dominga son amigos y de los mejores. Oscar es arquitecto y tiene una homeoffice, por lo que aprovecha de pasar harto tiempo junto a su hijaEscuchan música juntos y conversan de todo, son bien compinches. En su oficina, Oscar tiene un espacio para que la pequeña eche a volar su imaginación, ya que le encantan las manualidades, y de esta forma comparte junto a su padre los momentos de trabajo.

“Mi oficina está llena de lápices, reglas y materiales de todo tipo y ella tiene harto en que entretenerse, se instala al lado mío a hacer sus manualidades. Le gusta mucho dibujar”, cuenta Oscar.

Dominga rescata estos momentos y los atesora en su corazón, “me gusta trabajar al lado de él, porque me enseña a dibujar y me explica los libros que leo. Estar con él es una de las cosas que más me gusta hacer”.

Incluso comparten gustos musicales, el papá coloca a los Guns and Roses, Def Leppard, Bon Jovi, AC/DC y varios clásicos de los 80`s, “a ella le gusta esta música. Si vamos de viaje o en cualquier parte estamos siempre escuchando música. También me muestra algo de sonidos pop que le gustan, como Ariana Grande, pero eso sí, el reggaetón está prohibido (sonríe)”.

Además de escuchar música también cantan juntos, Oscar toca la guitarra y Domi lo acompaña con su melodiosa voz, e incluso simula que toca una batería.

“En realidad, compartimos nuestros gustos. Desde que llegó Dominga mi vida ha cambiado bastante. Creo que ser papá es una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida. Con ella tenemos una cercanía superpotente, confiamos plenamente el uno en el otro. Creo que es como mi mejor amiga, conversamos harto y tratamos de entender la vida juntos, ella me enseña muchas cosas y yo también a ella. Somos muy buenos amigos, es la persona, sin duda alguna, más importante de mi vida”, relata emocionado Oscar.

La Domi comparte el mismo sentimiento que su papá, dice que son los mejores amigos, “me encanta conversar con él, nos entendemos muy bien y es muy cariñoso conmigo”.

Oscar comenta que le encantaría que ella siguiera a su corazón, que busque su camino y haga lo que sienta “cualquier cosa que ella elija como vocación en la vida, la voy a apoyar siempre, sea lo que sea. Tiene una tendencia hacia el arte, más que a otras cosas, tiene mucho desarrollo en el área artística, del hacer cosas con sus manos, no es algo impuesto ni por mí ni por su mamá. Quiero que ella haga su propio camino, y que sea lo más feliz que pueda ser en la vida haciendo lo que más le gusta”.