Fábrica de Djs en Concepción

La capital del Biobío se ha encargado, por décadas, de formar músicos altamente reconocidos a nivel nacional e internacional. Exponentes del Techno se suman a la amplia variedad de artistas que se dedican a nutrir Chile y el mundo de más música.

Por Francisca Videla E.

La música electrónica se va apoderando cada vez más de los escenarios más importantes del mundo. Eventos como Creamfields, Tomorrowland o Ultra Music Festival dedican días enteros para que el público disfrute de distintos DJs. A nivel nacional, cada vez son más los exponentes de este estilo que ha captado, especialmente, el gusto de los jóvenes. Concepción no se queda atrás en cuanto a la fábrica de estos músicos que logran una atmósfera prendida – como ellos mismos lo denominan – para que la gente pase un buen rato.

La capital del Biobío ha nutrido al país con enormes artistas que responden a distintos géneros musicales; hoy sumamos el Techno y el House a esta lista. DJs que han surgido en Concepción, hoy son los encargados de prender otras pistas y crear temas propios. Darío Mathieu Gajardo, profesor de inglés, Dj y productor de música electrónica, se inclinó por este arte mediante el gusto que le transmitieron sus padres. “Tengo recuerdos de vacaciones llenas de una mescolanza de música entre 80’s, 90’s, baladas románticas, rock latino y un gran etcétera”, reconoció. Un compañero de curso en el Liceo Enrique Molina, Alonso Montero –  también Dj y productor musical –  le encendió la chispa por la mezcla de música e iniciaron sus carreras al mismo tiempo. Según cuenta, todo comenzó como un hobby que poco a poco se transformó en algo muy serio y profesional. Incluso, declaró que pasó de configurar sus mezclas “con el oído al filo”, pero luego tuvo que recurrir a pedir o arrendar equipos profesionales a quienes ya se dedicaban al rubro. Las oportunidades fueron presentándose rápidamente para Darío, quien en la época del underground penquista – aproximadamente en el año 2005 – decidió dedicarse a la creación de temas propios, lo que lo ha llevado a donde está hoy.

El compositor musical se trasladó a Santiago con el objetivo de aprender más. “Moverme de ciudad tuvo un impacto súper positivo en todo lo que quería hacer. Conocí a Francisco Guzmán, fundador del sello virtual independiente ‘Amante Records’ y él me ayudó a darle cauce a mis composiciones e ideas”, contó. Fue ese el punto clave en el que el penquista hizo públicas sus primeras pistas musicales. “Mathieu es el nombre de mi proyecto de música electrónica, compuesto por dos tracks ‘Umbral’ y ‘Burning Geisha’, ambas disponibles en plataformas digitales”. Además de sus primeras publicaciones, Darío se ha presentado en las aperturas de conciertos de Javiera Mena, Dënver, Niño Cohete, Marineros, Pedro Campos, Camila Moreno entre muchos otros artistas a quien él mismo reconoció admirar mucho.

A pesar de estar concretando su carrera fuera, el Dj no olvida su ciudad natal. “Hay una escena electrónica bien nutrida en Concepción y con gente muy profesional. Siempre va a haber ruido en Conce, ya sea con guitarras, con sintetizadores o con lo que sea”. El penquista reconoció que el público local se está atreviendo cada vez más a descubrir las variedades del género electrónico, independiente de su popularidad. Además, recalcó que hay muchos sellos de electrónica en la capital del Biobío y son los mismos productores y Djs quienes abren nuevos espacios para poder mostrar a la gente la experiencia del estilo musical al que se dedican. Hoy son los clubes y bares nocturnos tales como Residencia, LOE, Casa de Salud o Bar Callejón los que le dan tribuna a la música electrónica local para seguir generando ruido en el resto del país.

‘People’ fue el último track propio en el que Darío trabajó. La canción fue utilizada en videos promocionales para el lanzamiento de Cabify en Concepción, por lo que tuvo mucho alcance de oyentes. Actualmente, el Dj está preocupado de generar material nuevo con el fin de profesionalizar cada vez más lo que hace. “Siempre he pensado que el Dj es, de cierta forma, un tipo de actor. A pesar de que hayas tenido un mal día, tienes que llegar a un lugar a generar una atmósfera prendida, donde los que vayan pasen un buen rato”.

Concepción se ha encargado de entregar al país alta calidad y cantidad de músicos, por lo que Darío no es el único referente de la electrónica que se ha formado en la ciudad. Max Grandón (27), vivió en su ciudad natal hasta los 17 y luego de residir también en Valdivia, pasó años dividiendo su hogar entre Chile y Europa ya que se dedicaba a remar por un club del viejo continente. Fue allá donde nació su interés por la música electrónica, algo que nunca pensó que ocurriría, según contó. Viviendo al otro lado del océano, Max asistió a diversos festivales de música que despertaron su gusto por el género al cual hoy se dedica.

Su carrera se realizó de manera muy indirecta, según declaró. “Hace cinco años comencé a mezclar música con el fin de hacer clases de Spinning. Dentro de ese contexto, hace un año y medio me escuchó el dueño de una discotheque de Santiago y me contactó para que fuera el DJ de su club”. A pesar de ser su sueño, Max jamás pensó que terminaría dedicándose a la producción de la música. Sin embargo, logró combinar su tiempo con los estudios y ya cuenta con siete tracks originales, trabajando con sellos importantes, incluyendo extranjeros.

El DJ se dedica principalmente al Tribal House y el éxito de su carrera le ha permitido viajar por el mundo mostrando lo que hace. “Tuve un tour por Brasil y ahora estoy trabajando en un tour por Europa que finalizará en Estados Unidos el 24 de diciembre”.

Los hechos de su carrera como productor musical le han otorgado alto conocimiento en cuanto a la electrónica, conforme a eso opinó que “la evolución de esta música en Chile ha sido explosiva en los últimos cinco años. En Santiago puedes encontrar fiestas de este estilo todos los fines de semana. Con respecto a Concepción, creo que aún le falta desarrollo. Se escucha lo que ya se conoce y los géneros más underground no tienen tribuna”.

La opinión sobre su ciudad natal difirió con la de Darío, pero la justificó diciendo que “Concepción tiene una limitante con respecto a otras ciudades del país: el clima. Me he dado cuenta que la gente es más de otro tipo de carretes, más caseros”. Sin embargo, acordó en que la escena electrónica llegará con más fuerza a la ciudad mientras pase el tiempo. “Es cosa de tiempo nada más”.

La pasión, sin duda, es la motivación más grande para los artistas. Así lo recalca Elisa Espinoza (25), mejor conocida como Lizz. Desde Concepción saltó al estrellato internacional como nunca lo pensó. “Nunca me esperé nada de mi carrera y hoy estoy feliz. Me apasiona y encontré la fórmula para poder hacer dinero con esto”, contó.

La joven, oriunda de Hualpén, estuvo en el Colegio Concepción Pedro de Valdivia y, al egresar, fue a estudiar a Oxford, Inglaterra. Tras pasar tiempo allá volvió a Chile y se instaló en Santiago para ingresar a Historia del Arte y Teoría en la Universidad de Chile. Por problemas económicos, comenzó a trabajar como DJ y desde ahí no se detuvo.

Lizz produce nuevas versiones y visiones de la música con el objetivo que te llamen a bailar. En sus tracks incluye neoperreo, reggeatón, trap y más estilos distintos. La recepción de su público la define como intensa. “Eso nomás puedo decir. Todos bailan, gritan, cantan, sudan. Esa es mi mayor paga, que la pasen tan bien como yo mientras toco”.

Con respecto a nuestra ciudad, no tuvo mucho que decir. “Concepción es ciudad gótica para mí y siempre lo va a ser, de seguro ahora es diferente”. Según contó, problemas familiares le impidieron volver ya que siempre se sentía triste y pensaba que jamás lograría hacer lo que ella quería. “Sólo quería irme de mi casa, aprender, encontrar algo que me hiciera feliz”.

Y así fue, DJ Lizz hoy cuenta con más de 17 mil seguidores en Instagram y está en constante movimiento. Incluso, recientemente volvió a su ciudad natal por motivos profesionales. En la apertura de H&M, el público local tuvo el agrado de escuchar a la artista penquista.

Su carrera le ha permitido conocer distintos e importantes escenarios y con respecto a Chile y Concepción, comentó que “con los años se han abierto más puertas a músicos y es impresionante toda la gente talentosa que hay. En Concepción me pone feliz que la cosa haya crecido tanto en cuanto a locales, organización y sobre todo las new faces que gracias al internet y las redes sociales se han podido dar a conocer”. El escenario local, bajo la visión experta de Elisa, “está sonando fuerte y se viene con todo”.

Lizz tiene sus metas claras, “ser millonaria, comprarme un auto naranjo, llevar a mi familia a Disney y seguir haciendo lo que me gusta con mi gente, la que me quiere cerca”.

Si bien Concepción no forma parte de sus mejores recuerdos, su enorme éxito internacional, junto con el de Max y Darío, se suman a la gran lista de artistas que nutren y generan contenido para la cultura y el arte de nuestro país.