No hay error sin solución

Errores en el maquillaje: ¡Usted no lo haga! 

Pese que maquillarse es casi siempre una conducta aliada e indispensable en muchas rutinas, hay que reconocer que no siempre es un plus. Si bien existen infinitas herramientas, solo la técnica adecuada evitará una caída brusca en la reflexión “menos es más”, cuando lamentablemente, sea demasiado tarde.

Por Gabriela Bustos P.

El exceso de maquillaje es uno de los principales enemigos a la hora de enumerar los errores más frecuentes, pero sería exagerado decir que es el único. Evitar productos de cuidado facial diario aparece también como gatillante, aunque resulta comprensible al entender la búsqueda de inmediatez sin profundización, o por otro lado, que las técnicas son casi siempre aprendidas de manera autodidacta en la adolescencia o juventud, y no siempre se perfeccionan ni adecúan a cada etapa.

Pero sea cual sea el motivo, está más que claro que el resultado de una técnica nula o mal empleada, es fatal. Lo sabe bien la esteticista integral Camila Muñoz Matus. “Por desconocimiento se cometen muchas faltas. Una de las más comunes es no preparar o limpiar la piel, para que pueda recibir de forma óptima un buen acabado, ya sea de correctores, bases, u otros productos. O pasa también que se aplican la base y después, encima de ella, el corrector de ojera ¡error!”, explica a modo de ejemplo, entregando de inmediato la solución. “En ese caso, si aplicas primero la base, debes dejar la zona del ojo sin maquillar, para poder aplicar el corrector, porque por más capas que tengas, no taparás de mejor modo la ojera, como se suele pensar. Otro error muy común, es pensar que aplicando sombra en el párpado, estamos listas. ¡No, error! Debemos usar polvo translúcido, para fijarlo luego del maquillado. Continuando con el caso, viene la máscara de pestañas (no rímel). Acá hay que entender nuevamente, que la cantidad de capas no tendrá incidencia en que aumente o no el volumen. Puede pasar, pero todo tiene un límite. La recomendación es aplicarlo de formal lineal, desde la raíz a la punta, y de forma zig-zag. Podría estar horas hablando de lo que se hace mal, porque pasa más de lo que creemos”, sostiene.

Y como contar con el conocimiento necesario para potenciar el rostro, es uno de los tesoros más preciados que puede compartir la cosmetóloga, es enfática en señalar la necesidad de acudir a asesoría especialista. “La piel es un órgano tan importante como el resto, por eso debemos cuidarla. Si tenemos un vestido predilecto, evitamos a toda costa que se manche, que se arrugue, que esté sedoso. De hecho, es probable que no lo lavemos con cualquier detergente, o en cualquier lavandería. Incluso, quizás ni siquiera lo colgamos al sol, por miedo a que se destiña. Entonces, si tomamos todos estos cuidados con objetos, ¿cómo no vamos a cuidar nuestra piel?”, reflexiona la esteticista.

Respecto a la asesoría que recomienda, es clara al expresar que debe ser de profesionales cuya credibilidad se haya mantenido en el tiempo. “No basta con dejarse llevar por lo que dice una amiga, o una conocida. El tema es más delicado de lo que se presume. Por algo existen tantos maquillajes y cremas, porque cada una de ellas, está indicada para un tipo de piel distinto, no se trata de replicar técnicas, si no de saber cuál es tu biotipo cutáneo”, manifiesta.

Errores y soluciones

Es importante asumir que el maquillaje está tan instaurado en la rutina femenina, que fácilmente podría catalogarse como un hábito. De este modo, tal como lo hacían las doncellas en la antigüedad, las mujeres modernas lo han apropiado, y para su suerte, se han encontrado con una gama mucho más profunda de opciones y disponibilidad.

Por lo anterior es que caer en errores clásicos, es aún más común que en épocas donde existía menos conocimiento. Pero lo relevante es que sin importar cuál sea la equivocación, como en la vida misma, siempre existe una solución. Te dejamos a continuación las faltas clásicas:

No preparar la piel de forma adecuada: Es fundamental, antes de aplicar cualquier producto, usar una crema hidratante para que la base que se incorpore quede uniforme y no se apelmace acentuando las líneas de expresión que se quieren disimular. 

Elegir mal la base: Por obvio que parezca, aún hay quienes obstinadamente, escogen un tono más oscuro con la idea de cubrir arrugas e imperfecciones. Lamentablemente para ellas, el resultado es todo lo contrario.

Uso excesivo de sombras: Sin duda uno de los más frecuentes. Una capa muy gruesa, así como un color oscuro o con brillos, marcará de una manera poco estética los pliegues de los párpados. Si lo que se busca con esta actitud errada es dar un toque más jovial a la mirada, la recomendación es dedicarle atención a las pestañas.

Tonos muy oscuros en los labios: Es habitual que, a mayor edad, se oscurezcan los tonos utilizados en el labial. Lamentablemente esta medida lo único que consigue es endurecer más las facciones.

Prolongar la duración del maquillaje: Si bien existen buenos productos de larga duración, no es recomendable usarlos con tanta frecuencia, confiando a ellos jornadas extensas consecutivas. Por el contrario, el consejo es siempre tomarse un tiempo para retocar.

Rizar inadecuadamente las pestañas: Jamás se deben rizar con productos aplicados. Al contrario, deben estar limpias para evitar que el movimiento termine por partirlas. Incluso si es necesario, después de aplicar la máscara, se pueden peinar.

Frotar los labios: Culminamos con esta conducta heredada y habitual. Es muy común apretar con fuerza los labios tras aplicar el rouge, con el objetivo de distribuirlo de manera correcta. Lamentablemente, hacerlo solo contribuye a su resequedad, cuando en realidad lo que necesitan para lucir perfectos, es estar hidratados.

¿Años menos o años más?

La búsqueda de la eterna juventud, es un objetivo que traspasa fronteras. Pero como hasta ahora no existe un único método para conseguirlo, no viene mal aprovechar todos los recursos que estén al alcance.

En este ámbito, la cosmetología surge como una excelente alternativa para disimular todo aquello que denota el paso del tiempo, y conseguir una apariencia fresca y juvenil, aunque por favor ¡sin exagerar! Y es que es precisamente aquí donde surge una regla de oro: usar un maquillaje sobrecargado, envejece. La explicación es tan simple como que su densidad e información, no harán más que potenciar las arrugas e imperfecciones, y se fundamenta en el simple hecho de que los errores más letales, comienzan a cometerse a partir de los 30 años.

Se presume que es a esa edad en la que la mujer experimenta mayores cambios, ligados principalmente a características físicas y de su piel, y por supuesto al estrés y a la falta de tiempo. Así que ya lo sabes, si estás comenzando a incursionar en este mundo, o si lo tienes adoptado como el comienzo de tus rutinas, la invitación es a poner más ojo en lo que estás haciendo, porque si bien maquillarte puede ser una de tus mejores armas para sacarte partido, puede convertirse también en tu peor enemigo si no lo utilizas de manera adecuada.

MUST HAVE 

Aciertos o soluciones

Sí, maquillarse no es cosa simple, lo tenemos claro. ¡Pero que no te desmotive! Siempre hay aliados para hacerte sentir segura de que cada paso que das, está contribuyendo a tu objetivo final de lucir hermosa. Te invitamos a conocer una pequeña selección:

  1. Espejo cosmético: Por obvio que parezca, este objeto si que es infaltable, pues absolutamente nada, será posible sin él. El modelo compacto de Make you pretty beauty, tiene el tamaño ideal para que no sientas que está ahí, hasta que lo necesites.
    $ 2.390 DBS Beauty Store
  2. Crema Hidratante Moisture Surge: Este producto, extensible por 72 horas, entrega a tu piel el poder de re-hidratarse a si misma, ayudándola a activar su propia fuente de agua, y dejándola radiante y refrescante incluso después de lavar el rostro.
    $ 14.990 Almacenes Paris
  3. Primer de labios Prep + Prime Lip: Que puedes usar el labial que prefieras está claro, pero independiente de sus características, resultará muy favorecedor si previamente aplicas esta base incolora de MAC, que garantiza humectación, ligereza y suavidad.
    $ 13.200 Falabella
  4. Máscara de pestañas Cannonball Ultra Waterproof Urban Decay: Porque sabemos que faltan horas a tu día, y que no siempre dedicas el tiempo necesario a tu rutina de maquillaje, te presentamos este producto de larga duración, resistente al agua y la adversidad. Solo basta una suave aplicación para otorgar la densidad que necesitas ¡Basta de capas eternas!
    $ 16.990 Almacenes Paris
  5. Backstage Pros Pincel: Si eres de las que se resiste a utilizar una base que no sea en polvo, entonces tendrás que invertir en un pincel que además de garantizar su correcta aplicación, se preocupe de tu piel como lo hace este ejemplar de DIOR, que con sus fibras acodadas en capas, obtiene un acabado translúcido y nada de talcoso.
    $ 60.000 Falabella
  6. Comport Removedor de Maquillaje: Con tecnología de microfibra patentada, GLOV entrega una fórmula innovadora para la limpieza de tu rostro, retirando con su efecto imán todo el maquillaje, bacterias y toxinas. ¿Lo mejor? Solo necesitas agua para dejar tu piel limpia, suave y resplandeciente.
    $ 17.490 Falabella