Un grupo de amigos descubrió su pasión en común por el deporte y formaron un equipo que entrena sagradamente todas las semanas para preparase para las competencias y complementarlo con una mejor calidad de vida.

Por: Consuelo Ruiz/Fotos Estudio Cartel

 “El triatlón es un deporte muy dinámico y entretenido de practicar ya que combina tres disciplinas: el nado, el ciclismo y el trote”, comenta Pedro Palma, Educador Físico, entrenador del grupo de triatlón Amulen y ciclista profesional. En su trayectoria como deportista destaca haber sido campeón nacional de ciclismo en ruta, tercer lugar en la vuelta a Chile y seleccionado nacional elite.

Esta disciplina nació en California, Estados Unidos, en los años 70 y con el pasar de los años se ganó su espacio en el deporte a nivel mundial. En la actualidad ha llegado a tal punto el aumento de adeptos que el número de participantes aficionados ha logrado cifras impensadas. Con el tiempo se han sumado cada vez más interesados incluyendo categorías según edad y distancias competitivas. “El mayor desafío para los deportistas es participar en el Ironman que consiste en 3,8 km de natación, 180 km de ciclismo y 42 km de running”, cuenta el entrenador de Amulen.

siPalma explica que en primera instancia se utiliza el programa 1x1x1, es decir, una sesión de natación, una de ciclismo y otra de pedestrismo. Para incorporar el hábito deportivo es esencial organizar los horarios, comidas y tiempos. Esta distribución puede llegar en algunos casos más profesionales a 4x4x4. “Nosotros trabajamos con un entrenamiento convencional 3x3x3, ya que los deportistas aficionados que están en el programa requieren ganar experiencia y adaptación de forma pareja en las tres disciplinas”, precisa el ciclista profesional.

Repetir un estímulo tres veces a la semana, sentencia es una de las formas más eficientes para conseguir una mejora (adaptación), ya que el ciclismo mezcla tres ramas deportivas. Cada una es un mundo diferente donde los objetivos son alcanzados de forma progresiva y donde se estudian las áreas funcionales de forma individualizada (aeróbicas y anaeróbicas). Los entrenamientos se realizan en función de objetivos mensuales, los cuales ayudan a obtener las mejoras en eficiencia y rendimiento con el fin de alcanzar el tiempo establecido como meta y completar la distancia.

Cada rutina tiene que estar pensada en la siguiente y cada esfuerzo tiene que considerar un espacio para la recuperación del organismo. La adaptación a la intensidad, tiempo y distancia, se denomina supercompensación. Es por ello, que la programación del entrenamiento (periodización) tiene que ser realizada por una persona capacitada, ya que cada intensidad necesita tiempos de recuperación distintas para poder volver a ser repetidos. A su vez, se requieren evaluaciones adecuadas de rendimiento cada cierto tiempo (4 – 6 semanas) para verificar las adaptaciones y eficiencia del programa.

Cabe destacar que el grupo de triatlón Amulen es asesorado por el Centro Integral de Alto Rendimiento, donde se abarcan las áreas de planificación y evaluación deportiva, nutrición, recuperación y prevención de lesiones a través de un masaje especializado.

Una alimentación adecuada es clave para lograr un rendimiento óptimo. La dieta de un triatleta debe ser específica y muy personalizada, ya que sus altos volúmenes de entrenamiento pueden hacer caer al deportista en errores como el consumo de productos azucarados o grasos en exceso.

Las comidas deben aportar proteínas bajas en grasas, privilegiar las carnes blancas, los pescados, carbohidratos complejos, incluyendo de vez en cuando pasta y arroz integral. Además, se deben preferir los aceites saludables, los frutos secos y la palta. “Las vitaminas y minerales también son reservas de energía”, enfatiza Palma.

Vestimenta del triatleta


siii Running:

En relación a las zapatillas, el entrenador recomienda que aunque existe variedad de marcas y modelos, es esencial asesorarse en una tienda especializada o algún centro deportivo donde puedan detectar el tipo de pisada. Así el triatleta podrá identificar si es neutro, pronador o supinador. Dicha información es fundamental al momento de elegir una zapatilla lo cual se relaciona también con el peso y la distancia que se corra habitualmente.

La composición de las suelas soporta distintas distancias (10k, 21k y 42k) según el peso. No todas las zapatillas sirven para cualquier corredor y carrera. Las marcas especializadas tienen identificados estos requerimientos.

Palma manifiesta que cuando los deportistas llevan más tiempo corriendo es habitual tener entre dos y tres pares de zapatillas. Unas para correr en pista, otras para entrenamientos de fondo y otras para carreras. Un accesorio que utilizan mucho los triatletas, a diferencia de los runners, son los cordones elásticos, los cuales permiten que la transición de la bicicleta al trote sea más rápida.

 

 

estaNatación

Para la natación lo fundamental es la vestimenta. Los trajes completos de neopreno se utilizan en la mayoría de las carreras del circuito nacional. “Éstos permiten mejorar sustantivamente la flotabilidad, reducir el roce en el agua, mejorar el deslizamiento y proteger al deportista de las bajas temperaturas”, sentencia el experto.

Existen carreras, a nivel internacional y ocasionalmente en el circuito local, en las que no se permite usar traje de neopreno cuando la temperatura del agua sobrepasa los 20ºC o lo que determine la federación que regule dicha carrera. En estos casos, explica Palma, es común ver el uso de Swim Skins que son trajes cortos sin brazos de una mezcla de nylon con spandex. Éstos dan mayor comodidad al momento de nadar y mejoran, en menor grado que los de neopreno, la flotabilidad y deslizamiento.

 Ciclismo

En el ciclismo las zapatillas son claves para el rendimiento. El entrenador recomienda las que se anclan a pedales especiales y tiene una planta de fibra de carbono para una mayor rigidez y transmisión de fuerza. Cuentan con un sistema de secado rápido y apriete parejo para todo el pie.

Como elemento de seguridad destaca el casco para ciclismo. Los modelos tienen altas prestaciones aerodinámicas (ventilación, peso y protección). También se utilizan los lentes polarizados con filtro UV.

La vestimenta consiste en mallas (lycras con acolchado, protector genital antibacterial) y tricota o top sin mangas. Como herramientas de medición principalmente están los monitores cardíacos con temporizador. Existen variados modelos y son una herramienta fundamental para controlar los progresos y el rendimiento tanto en entrenamientos como en carreras. Algunos cuentan con cronómetro y otros que incorporan GPS para medir distancia y velocidad instantánea.

 Familia & Deporte

Captura de pantalla 2014-11-12 a la(s) 12.25.54 “Entrenamos tres veces a la semana y los fines de semana”, comenta Héctor Sepúlveda, ingeniero civil y fundador del equipo de triatlón Amulen en conjunto con Guillermo del Río. El empresario cuenta que entrena junto su señora Marcela Rubio, quien ha participado en el Ironman de Pucón y en las maratones de Nueva York y Chicago. “Este año tiene como meta ir a correr la maratón de Berlín”, enfatiza Sepúlveda.

La rutina de entrenamiento del grupo consiste en entrenar nado en la YMCA, ciclismo por distintas rutas, en bicicleta estática y trote al aire libre. Asimismo, los entrenamientos incluyen acondicionamiento físico y ejercicios de musculación.

Héctor y Marcela son padres de tres hijos, Fernanda (21), Javiera (18) y Guillermo (13). “Con mi señora complementamos el deporte, la familia, el trabajo y la vida de pareja”. Si bien a Héctor le apasiona el nado y a Marcela le gusta más el trote, ambos se acompañan en el entrenamiento de cada disciplina.

Actualmente Amulen está constituido por 8 integrantes. Más que un equipo de deportistas que se reúne a entrenar, son un grupo de amigos que se juntan a compartir con las parejas e hijos en actividades extraprogramáticas.

Cuando entrenan en terreno, realizan recorridos en bicicleta ida y vuelta a Santa Juana o a Florida. También participan en el circuito de mar a cordillera. Comienzan en la Plaza de Concepción y terminan en el sector Las Trancas de Chillán. En total son 10 horas de pedaleo, se van por Bulnes, pasan Quillón, Quinchamalí y van descansando por etapas hasta llegar al destino.

Entre los principales desafíos para el 2014, Sepúlveda menciona que ya se está preparando para el Ironman de Puerto Velero en septiembre y para el de Pucón 2015. Para ello, comenta que durante la preparación hay que cumplir con una dieta balanceada y semanas antes de la maratón hay que consumir jugos de fruta, hartos carbohidratos y evitar el alcohol.

Para tener una mejor calidad de vida, es muy importante realizar ejercicio y evitar el sedentarismo. Complementar el trabajo, la familia y el deporte es esencial para llevar un estilo de vida saludable.