Una astrónoma y un ingeniero civil decidieron convertirse en agentes de cambio y contribuir a mejorar la educación chilena ejerciendo el rol de profesor en colegios vulnerables. ¿Qué los motivó a dejar el confort de la ciudad para enfrentarse a algunas de las caras más duras de la desigualdad? Aquí cuentan sus historias y las de sus alumnos.

Por: Alejandra Jara
Macarena Gómez, Astrónoma
“Dale un enfoque diferente a tu carrera”. Esas fueron las palabras que escribió en el buscador de Google la – en ese entonces – estudiante de Astronomía Macarena Gómez, quien en esa época se encontraba realizando su tesis. Y es que desde hace un tiempo que lidiaba con la sensación de no sentirse plena y que quería ir un poco más allá: convertir su profesión en un aporte real a la sociedad.
2Tras apretar el botón enter apareció frente a sus ojos la página web de Enseña Chile, un proyecto que consistía en crear una red de agentes de cambio que estuvieran durante 2 años en una sala de clases, y que desde su profesión fueran un aporte para mejorar la educación de los niños del país. Cuenta que fue esto último fue lo que la encantó y acto seguido mandó su postulación
Sus padres entendieron inmediatamente la decisión de su hija de dedicarse a la docencia, y la apoyaron. Cuenta que desde pequeña demostró interés por la justicia social, además ya tenía experiencia enseñando: realizó clases de danza árabe y además participa de un grupo animalista, donde aprendió “que las cosas se cambian a través de acciones que involucren a otros”.
Sin embargo, también debió lidiar con comentarios de quienes les resultó incomprensible que una joven que invirtió durante varios años esfuerzo y dinero en estudiar ciencias haya “bajado de categoría” para ir a hacer clases. Opiniones que no tienen influencia en Macarena, porque para ella la labor de un profesor es vital para el progreso del país.
Y eso lo tiene claro desde su infancia en Talcahuano. La enseñanza básica la cursó en la pequeña escuela Los Cóndores D-508, ubicada cerca de su casa. De aquí recuerda con mucha estima a su profesora de 1° a 4° básico, quien les hacía sentir a sus alumnos como en casa, pese a que las condiciones del establecimiento no eran las mejores. Luego, realizó la enseñanza media en el Liceo A – 21 de Talcahuano y allí decidió que quería ser Astrónoma.
El mundo los espera
Actualmente, Macarena se desempeña como profesora en el Liceo Técnico People Help People de Pullinque. Sin embargo, la primera vez que pisó el establecimiento se decepcionó. Vio un colegio con buenas instalaciones, donde parecía que se contaba con los recursos económicos suficientes, algo muy distinto a la imagen de escuelita rural que ella tenía en su cabeza. Creyó que su aporte podría ser casi nulo.
“Luego me entrevisté con el Director y Jefe de UTP quienes me explicaron la situación: El colegio pertenece a una corporación privada que desembolsa grandes sumas de dineros, pero la población escolar está compuesta casi en un 90% por alumnos que provienen de una situación económica y social vulnerable, estos no pagan por asistir a clases”.
Macarena cuenta que fue esto último lo que le encantó. Sus estudiantes son muy distintos y a la vez se les trata a todos por igual. Hay algunos chicos que son hijos de empresarios, mientras que otros asisten a clases porque reciben techo y comida durante la semana.
Y en este sentido, una de las metas de la joven es poder mostrarles a sus alumnos de que existen más oportunidades que la vida en el campo. “Muchos de los niños simplemente quieren terminar el 4° medio para tener un cartón y volver a cuidar a las gallinas y picar la leña. Mi misión es mostrarle que existen más alternativas y que ellos pueden elegir lo que quieran. Si van a quedarse en el campo que sea porque es su decisión, y no por no conocer más opciones”, explica.

Respecto a su experiencia como profesora, Macarena explica que se trata de una labor enriquecedora, pero a la vez muy dura. Algunos niños tienen situaciones familiares inestables, de abandono y lidian con cuadros depresivos, no se motivan porque en sus mentes lidian con problemas que nadie imagina. “Muchos chicos no tienen a quién cumplirle. No dicen <> a veces no tienen por quién más luchar que por ellos mismos, por lo que si no se quieren a sí mismos se rinden.

Nivelar hacia arriba

1Macarena identifica dos situaciones recurrentes a las que se deben enfrentar los profesores: cumplir el rol de actor y psicólogo para poder encantar a niños que traen problemas desde sus casas, y las condiciones deplorables con las que se enfrentan algunos docentes a la hora de realizar su trabajo (como no tener confort en los baños y tener que costear fotocopias) lo que a su juicio desmoraliza a cualquiera y hace perder las esperanzas.

En cuanto a Reforma Educacional, la astrónoma cree que el debate no se ha abordado bien en un 100%. Porque éste se ha centrado en terminar con la educación subvencionada “nivelando hacia abajo” cuando en lo que se deberían centrar los esfuerzos es en invertir en la educación municipalizada para que sea de calidad, así los colegios pagados desaparecerían por sí solos.

Y respecto a las críticas que ha recibido por desempeñarse como docente sin haber estudiado pedagogía, Macarena aclara que son las menores. Cada día se autocorrige en el aspecto técnico y por sobre todo se preocupa de empatizar con sus alumnos para que éstos escuchen lo que se les dice, y en su opinión para eso no se necesita ser profesora de profesión.
Benjamín Giacomozzi, Ingeniero Civil
El colegio particular subvencionado Bernardo Felmer, ubicado en Lanco (región de Los Ríos), es el lugar en el que el ingeniero civil de 26 años, Benjamín Giacomozzi, imparte clases hace un año. Se trata de un establecimiento que aborda tanto las áreas Científico – Humanista y Técnico – Profesional, sin copago, que no lucra, y que brinda a sus estudiantes –de manera gratuita – el material que necesitan para las clases y tareas, junto con el transporte.
Aquí asisten alumnos que en un 95% provienen de una situación de vulnerabilidad social y muchos de ellos viven en zonas rurales, alejadas de la comuna.
Respecto a las dificultades que enfrentan los estudiantes, el joven explica que son chicos que muchas veces lidian con problemas en su hogar, lo que genera que pierdan fácilmente la concentración en clases o se desmotiven. A esto se suma la falta de apoyo de los padres, la situación de vulnerabilidad en la que están inmersos y el aislamiento geográfico, otro factor que a veces juega en contra.
La inquietud de Benjamín por dedicarse a la docencia nació a partir de su vida de scout en el grupo de su colegio, Los Sagrados Corazones de Hualpén. Cuenta que durante 6 años participó activamente en la formación de niños y jóvenes, les transmitía conocimientos en distintas áreas y a la vez aprendía de ellos a través de los diálogos y experiencias.
Un día, mientras aún estudiaba Ingeniería Civil, vio en la televisión un reportaje acerca del trabajo que realizaba Enseña Chile. Sin embargo, la opción de ser parte de este proyecto no pasó de ser sólo una idea, ya que aún le faltaban varios años para terminar la universidad.

3Una vez egresado, comenzó a ver dónde se desenvolvería en el futuro y se acordó de lo que en ese entonces había visto en ese programa de TV. Buscó información en internet y luego se reunió con representantes de la organización. Entonces decidió que era una buena alternativa porque podría apoyar la formación de las futuras generación de manera formal, específicamente en la sala de clases. Así pasó a convertirse en otro de los agentes de cambio de Enseña Chile.

“Es una experiencia en la cual te desafías en todo momento, pues cada clase es distinta y cada estudiante es diferente. Debido a que se trabaja con adolescentes, además de los temas académicos hay que lidiar con los emocionales propios de la etapa”, explica Benjamín.

En este sentido, el ingeniero explica que en un principio resulta complejo manejar la cantidad de trabajo que se debe realizar tanto dentro como fuera del colegio, es decir, planificar las clases, completar el libro, corregir las pruebas, reunirte con los apoderados, entre otras labores. “Sin embargo, es gratificante cuando se comienzan a ver pequeños resultados en los estudiantes y te das cuenta que vale la pena” agrega.

Educación integral por sobre los contenidos

Respecto a discusión sobre la Reforma Educacional que hoy enfrenta el país, Benjamín asegura que a su juicio lo más urgente es definir un plan claro de acción que se enfoque en asegurar la igualdad de oportunidades, disminuir la segregación y asegurar la inclusión y la calidad.

En este sentido, cree que se deben realizar acciones que apunten a alcanzar estos objetivos, ya que si se continúa con las reformas que sólo cambian la manera de hacer las cosas y no el fondo, es decir el modelo educativo, “no se conseguirán grandes cambios”, precisa.

“Se debiesen impulsar cambios curriculares, promoviendo educación integral por sobre contenidos. Además de mejorar las condiciones laborales de los docentes, paradocentes, asistentes y directivos, ya que existen muchas exigencias administrativas que no contribuyen a una mejor educación de los jóvenes. Estos puntos han sido planteados en el debate, pero no fueron plasmados en la reforma propuesta por el Gobierno”, sostiene.

Y en cuanto a la recepción que ha tenido Benjamín de parte de sus colegas – pedagogos de profesión- del colegio Bernardo Felmer, el joven explica que siempre ha recibido críticas constructivas para mejorar su labor.

“Siento que poseo las herramientas básicas para llevar a cabo esta labor. Y a medida que transcurre el tiempo me voy desarrollando a través de las mismas críticas realizadas por los compañeros de trabajo, por el tutor en el proceso de formación o en conversaciones con compañeros de Enseña Chile. Creo que es un proceso de aprendizaje continuo, en que te vas nutriendo de la experiencia del resto y al mismo tiempo colaborando con tus pares para crecer juntos”, concluye.

 

 

¿Qué es ENSEÑA CHILE?

PORTADA LIBRO ENSEÑA CHILEEs una organización sin fines de lucro que desde hace cinco años está construyendo una red de agentes de cambio con la convicción y la perspectiva necesarias para impactar el sistema educacional chileno, primero desde la experiencia en la sala de clases y luego desde distintas áreas de desarrollo profesional.

Para esto, selecciona a jóvenes profesionales que se desempeñarán como profesores de tiempo completo de una asignatura afín a su carrera, quienes son contratados por un colegio en situación de vulnerabilidad durante dos años.

En la actualidad son 148 profesionales trabajando en colegios de las regiones Metropolitana, Valparaíso, Araucanía y Los Ríos. Durante el 2015, Enseña Chile comenzará a trabajar también en el Biobío, la que se sumará a las otras 4 zonas en las que la organización tiene presencia.

– La ley chilena permite que profesionales licenciados o titulados, de carreras universitarias de al menos 8 semestres, en Universidades acreditadas, puedan desempeñarse como profesores de Educación Media, previo un proceso de autorización docente. (LGE, art 46g).

– Cuenta con 161 egresados en los 5 años que lleva en Chile.

-Más de 6000 postulaciones durante este periodo.

– Según cifras de la institución han impactado a 30.000