Muchas veces optamos por recurrir a los analgésicos o antiinflamatorios para mitigar los síntomas de los dolores de cabeza que nos aquejan. Sin embargo, sobrepasar ciertas dosis puede causar problemas mayores.

Por Lisette Aguilera / Fotos Patricio Barría

Revuelo causó en la prensa nacional la hospitalización del tenista nacional Marcelo “Chino” Ríos, quien se vio aquejado por fuertes cefaleas que lo llevaron a internarse en la Clínica Alemana de Santiago. En agosto del año pasado, el ex número 1 del tenis mundial sufrió un episodio similar, donde tras ser transferido desde urgencia, se le diagnosticó un síndrome denominado “vaso constricción cerebral reversible”.

Ingrid Grossmann¿Qué puede llevar a que una persona sufra de este tipo de cefaleas? Según los especialistas, la mala alimentación, la falta de hidratación y el estrés muchas veces juegan una mala pasada en materia de salud, la que en ocasiones provoca interminables y nunca bien recibidos dolores de cabeza.

Gran parte de la población nacional sufre de las llamadas cefaleas tensionales, dolor o molestia en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello causados por tensión muscular producto del acelerado ritmo de vida.

La neuróloga de la Clínica Universitaria, Ingrid Grossmann, manifestó que esta patología es una de las principales causas de consulta. “Las cefaleas se pueden dividir en tres grandes grupos. Las migrañas con cuadro jaquecoso, la cefalea tipo tensional (las más consultadas) y otras que poseen causas más específicas. La gran mayoría de los pacientes que consultan por cefalea son por patología venérea y un 1% lo hace por patologías más graves. Es decir, es un mínimo el porcentaje que consulta por dolores de cabeza por causa grave”, explicó.

Según detalla la doctora Grossmann, existen diversas razones que pueden aumentar los periodos de dolor de cabeza. “Entre ellos encontramos los relativos a factores hormonales o al ciclo menstrual, hay pacientes que presentan dolores causados por el inicio de ciclos anticonceptivos yen el periodo perimenopaúsico. En el caso del estrés se producen cefaleas de tipo tensional o jaquecas. También hay alimentos de consumo diario que provocan estos síntomas, como quesos frescos, chocolate, café o consumo de alcohol, entre otros”.

Y es que gran parte de las cefaleas son originadas por problemas en el flujo sanguíneo y las contracciones musculares, la que en la actualidad afecta a miles de personas diariamente. Frente a este fenómeno, siempre hay a recurrir a los analgésicos o antiinflamatorios que permiten calmar los dolores. Sin embargo, muchas veces el consumo excesivo de estos productos o las altas dosis pueden provocar otras complicaciones más severas.

En este caso, la neuróloga de la Clínica Universitariaseñala que “el abuso de analgésicos o antiinflamatorios de forma frecuente puede provocar una cefalea crónica”. Además, agrega que “existen otros medicamentos como los ergotaminicos (Migranol, el Migratan o Cefalmin) cuyo exceso en el uso puede provocar que vayan quedando en la sangre. Estoproduce una resistencia al medicamento, lo que en consecuencia generar que ningún otra medicina pueda curar el dolor. Esto es sumamente peligroso, porque puede producir patologías vasculares”.

La doctora Grossmannrecomienda que el paciente en el momento que se está iniciando el dolor, de forma inmediata tome un analgésico y/o antiinflamatorio para prevenir que éste aumente. Además, manifiesta que la hidratación, la actividad física y una buena alimentación son factores claves para la prevención de una cefalea.

Alimentación Saludable

Carla Sepúlveda

Muchas veces, la acelerada vida que llevamos nos hace despreocuparnos de mantener una alimentación sana. Una hidratación constante y el consumo de alimentos adecuados puede ayudar a prevenir dolores de cabeza intensos.

Al respecto, la nutricionistaCarla Sepúlvedaentregó algunos consejoscon el objetivo de aminorar los dolores de cabeza. “Para evitar síntomas de cefalea es necesario mantener una hidratación constante durante el día, pues 200 cc de líquido se absorben en 15 minutos. Es recomendable tener siempre a la mano una botella de agua natural o hierbas y tomarla durante el día”.

Otrasugerencia que da la especialista es evitar los alimentos ricos en tiramina, tales como quesos, carnes y pescados congelados, nueces, hígado de pollo, en ciertos pescados como los arenques (por extensión a todos aquellos perteneciente a la familia de la sardina), chocolates, alimentos en levadura, conservas, entre otros.

“Lo aconsejablees consumir alimentos con Omega3, pues nos ayudan a estar más concentrados, a evitar el estrés y es un protector cardiovascular muy potente. Los productos que contienen este ácido pueden evitar las cefaleas y logran mantener nuestro cuerpo protegido de otro tipo de enfermedades”, indicó Carla Sepúlveda.

“Dentro de los alimentos que poseen este tipo de beneficios encontramos el aceite de canola o soja y el pescado fresco. Además, se deben consumir unas tres porciones de frutas al día y verduras que aportan a la hidratación del cuerpo”, agrega.