Desfibriladores (DEA)

Equipos que salvan vidas

Un producto que, si o si debiera estar presente en todo tipo de instituciones: colegios, universidades, empresas, faenas, aeropuertos, terminales de buses, etc., ya que su función es tan importante ante una situación de paro cardiorespiratorio. Con un DEA cerca, la probabilidad de sobrevivir tras un paro cardiaco aumenta un 70%. Es un equipo necesario y de bajo costo.

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son una de las primeras causas de fallecimiento en la población chilena y no sólo en nuestro país, sino que también en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que en 2012 murieron por estas enfermedades 17,5 millones de personas, representando un 31% de todas las muertes registradas a nivel mundial, es por esta razón que el objetivo, en la actualidad, es sensibilizar a la población para que tome conciencia y se logre disminuir estas preocupantes cifras.

Según el Ministerio de Salud (MINSAL), en Chile las ECV equivalen al 30% de los fallecimientos, ocupando la primera causa de muerte entre la población chilena, con una presencia bastante frecuente lo que las constituyen en un riesgo muy elevado para la población.

En muchos casos estas muertes se pueden prevenir con distintas acciones como el ejercicio y alimentación saludable, pero también en el caso de que exista una situación complicada como un paro cardiorrespiratorio, es necesario tener a mano herramientas tan importantes como un desfibrilador externo automático (DEA). “Hay varios países donde el uso del desfibrilador es ley, en el nuestro todavía no, lo ideal es que existieran áreas cardioprotegidas, que cuenten con desfibriladores y con una persona capacitada para ello, incluso, debiera estar en los programas de las asignaturas de los niños”, comenta la gerente general de PROVEESALUD, Yasna Becerra.

PROVEESALUD es una empresa de Concepción que busca otorgar soluciones operativas a las diferentes necesidades de equipamiento e infraestructura médica que presentan las distintas instituciones de la zona, incluso cuentan con una sala de simulación clínica completamente equipada y son los representantes en Chile del desfibrilador Telefunken, una herramienta que salva vidas.

La única forma para conseguir que el corazón vuelva a recuperar su ritmo normal, es aplicando un electroshock durante los primeros minutos, tras sufrir la parada cardíaca, y esto es lo que hace el desfibrilador Telefunken, “es un equipo con un diseño amigable, fácil de usar, viene con señaléticas que te permiten recordar los pasos, y están diseñados para que cualquier persona los pueda usar, porque te va dando todas las instrucciones de manera verbal. El equipo, al ser automático, detecta la actividad eléctrica del corazón, y si identifica arritmias letales desfibrilables realiza la descarga eléctrica que permite que el corazón retome su actividad normal. Con un DEA cerca, la probabilidad de sobrevivir tras una parada cardíaca aumenta un 70%”, explican desde PROVEESALUD.

Este desfilibrador Telefunken se encuentra disponible en PROVEESALUD.

PROVEESALUD, avenida Arturo Prat 199 Torre B Edificio Plaza Costanera, Oficina 305 y 702, Concepción. Teléfono: 41273 8272, www.proveesalud.cl.