Junto con entregar frescura a la estética del hogar, esta nuevo estilo resulta ser una
alternativa de diseño económico, funcional y durable.
Por José Luis Vargas
El diseño y la decoración sufren una evolución constante, razón por la que a diario se están incorporando a los espacios nuevas formas de interiorismo, preferencias capaces de responder aquellas necesidades propias de quienes buscan darle un sello original y único a sus espacios.
javiermoyag-2En este plano aparecen los palets, como una auténtica revolución en el área decorativa. Un medio sencillo que al aplicarle diseño, creatividad y trabajo, es capaz de entregar nuevos muebles y soluciones sencillas para el hogar. Aparte de otorgar experiencias únicas, los palets son un ejemplo de reciclaje, una especie de acierto para el cuidado del medioambiente y un aporte en la decoración, donde mesas de centro, sofás, revisteros, bases de cama, separadores de ambientes y muebles de exterior,
son parte de las creaciones realizadas con este tipo de maderas que muchas veces han sido dejadas en el olvido.
“Si bien en estas últimas décadas los palets han tenido un auge absoluto en el diseño, su apogeo se debe a la practicidad y economía que ofrecen. Razón por la cual hoy los expertos en el área apelan a este método como una forma de modificar los ambientes y darle un toque diferente” sostuvo Javiera Pereda, diseñadora gráfica, quien trabaja con estos productos.
Sacarlos de su contexto original es un factor característico en estos productos, sin embargo, su reinvención y versatilidad son parte de aquel valor agregado que destaca al momento de elegir una de estas creaciones.
Al ser elementos de gran tamaño, están pensados principalmente para ambientes extensos como living, comedor y en casos puntuales dormitorios amplios. Flexibilidad que hoy ha hecho que los palets se instauren incluso en espacios de trabajo y locales comerciales.
“Actualmente atreverse por un mueble con palets tiene sus ventajas, entre las que destacan el bajo costo de su mobiliario, el apoyo entregado al medioambiente, más la calidad y durabilidad presente en dichas piezas decorativas” indicó la profesional.
Con el propósito de conseguir un producto moderno y visualmente atractivo se insta siempre a realizar un proceso de cepillado, lijado, barnizado o vitrificado. Trabajo que ayudará a obtener un artículo durable y diferente. otivos de sobra para atreverse por este tipo de interiorismo que de a poco va ganando más adictos, el cual apela al reciclaje y a la transformación de piezas cargadas de exclusividad y diseño.