Nuestras manos son uno de los órganos mas importantes de nuestro cuerpo, por eso requieren constantemente de múltiples cuidados. Existen algunas circunstancias que afectan la piel de ellas. Así por ejemplo, el trabajo bajo el sol tiende a resecarlas perdiendo éstas humedad. En este caso, se recomienda el uso de jabón neutro más la aplicación de cremas aceitosas como cuidado especial para recuperar la hidratación natural.

La higiene diaria debe ser frecuente, esto es fundamental, ya que permitirá mantenerlas libre de gérmenes. Otra cuestión a considerar es la sudoración. Ésta provoca la acumulación de gérmenes y bacterias bajo las uñas, y por ende, habrá que tomar cuidados específicos. La manicure es el tratamiento adecuado, pero hay que tener atención en que debe ser realizada con estricto cuidado y se sugiere no cortar las cutículas, ya que el riesgo de infección es muy grande.

Existen también factores que pueden provocar manchas en el dorso de las manos. Como cuidado especial se recomienda exfoliarlas para eliminar células dañadas y dar paso a la regeneración del tejido. Aplicar bloqueador solar diariamente es una buena medida.. Cabe destacar que las manchas oscuras se deben al proceso de envejecimiento normal, sumado a la exposición al sol y los depósitos de nicotina que se acumulan en la piel de las personas fumadoras.

No sólo debemos atender al cuidado de la piel de nuestras manos, sino que también, hay que realizar ejercicios para mejorar la movilidad de las articulaciones que ayudan a disminuir el estrés de la actividad diaria.

Siempre es importante tener en consideración que cualquier anomalía que presente la piel de nuestras manos requiere especial preocupación. Pero no olvidar que se debe consultar la opinión de un especialista que nos guíe en la adopción del tratamiento adecuado.

Noemi Araneda

Directora Escuela de Cosmetodología y Masoterapia Nueva Piel

[email protected]