Corte bob:

 Célebre y cautivador

Una apariencia elegante, sofisticada y atemporal, solo puede ser lograda de la mano de una cabellera sutil, pero no por ello menos llena de vida, ¿cómo lograrlo? Solo hacen falta dos palabras “corte bob”.

Por Gabriela Bustos Pereira.

Al hablar de estilo femenino, el cabello pasa de inmediato a ocupar un lugar primordial, y es que claro, muchas veces la primera impresión de una persona, o el recuerdo que se mantenga de ella, girarán en torno a la forma de su pelo.

Pese a los interminables cortes habidos y por haber, existen algunos que nunca pasan de moda. Entre ellos, y siendo uno de los más sofisticados de la historia, está el corte bob, ese que puede ser tan simple, como glamoroso.

Aunque no se puede determinar con exactitud la fecha de su surgimiento, sí es un hecho que tiene más de cien años arrasando, pues pese a haber sufrido una serie de variaciones desde su creación, sigue siendo uno de los favoritos de las mujeres que lo vanaglorian en todo el mundo.

Seguramente sus precursoras, que se desempeñaban como enfermeras en plena Primera Guerra Mundial, no tenían idea del despliegue que alcanzaría ese sencillo corte, que para ellas era tan solo una solución de higiene y comodidad. Para ese entonces, el también denominado “3/4”, por representar literalmente el espacio que mantiene del largo tradicional, era usado netamente por necesidad.

Pero una irrupción al tipo predominante de cabello, no pasaría desapercibida. Bastaron un par de años para que mujeres de distintas índoles y características, se vieran seducidas por el corte bob, y comenzaran a preferirlo únicamente por fines estéticos.

Las celebrities de entonces, con mucha menos vitrina que hoy por cierto, fueron las encargadas de imponer un estilo que rápidamente se popularizaría, y es que claro, si quienes lo lucían eran artistas destacadas, no había dudas, ¡este peinado estaba de moda!

Con el paso del tiempo, ya no eran solo famosas quienes decantaban por este corte, también lo hacían las mujeres de clase media que querían huir de los convencionalismos dominantes, desafiando normas y desarrollando un nuevo estilo de vida, en el que su rol ya no estaba relegado al cuidado del hogar, si no muy por el contrario, contaba con libertad de acción del mismo modo que lo hacían los hombres. Fue así como, fervientes de marcar la diferencia, se sumaron a la tendencia del bob.


Junto a este peinado, en los años 20 comenzaría a desarrollarse el hoy popular empoderamiento femenino, adoptado por mujeres denominadas “flappers”, que se maquillaban, vestían falda o pantalón cuando deseaban, bebían, fumaban y no tenían tapujos para hablar de su sexualidad; en definitiva, se trataba de una generación que abría camino a nuevas posibilidades en todo ámbito, incluido el de la peluquería, donde marcarían este precedente que llega hasta hoy.

Pero, ¿qué características tiene el corte bob? En un comienzo, el modelo original llegaba hasta el mentón, y tenía contornos muy definidos. Ambas particularidades se mantienen, siendo un look muy fácil de conseguir, y lo más importante, de mantener. Las variaciones que sufriría serían graduales, aunque las más potentes llegarían durante el último tiempo, donde ha adoptado diferentes largos, entre los que destacan irregularidades entre un lado y otro, así como aquel que es más extenso por los costados, y más corto atrás, llegando a veces a la altura de la nuca.

De este modo, y transcurrido un siglo desde su apogeo, el corte bob sigue siendo tendencia entre quienes prefieren el pelo corto, siendo una mezcla perfecta entre sencillez y majestuosidad, pues pese a tratarse de un estilo simple, las posibilidades de innovar con él son innumerables.

Quién, cómo y cuándo

Si hay algo que está claro, es que con el corte bob nada está definido. Su versatilidad permite que combine con cualquier tipo de rostro, pudiendo variar la extensión según las características de éste. Dado lo anterior, especialistas recomiendan, por ejemplo, a rostros alargados, preferir el look bob lo más corto posible, con el objetivo de encuadrar la apariencia y darle más vida; por el contrario, para quienes poseen una cara más redonda, recomiendan un corte más largo, que agregue volumen en los contornos; por último, para quienes tienen rasgos o pómulos muy marcados, sugieren un estilo más suave y simple, que no les quite protagonismo.

En cuanto a las ocasiones para usarlo, son infinitas, ya que pese a ser sencillo, el estilo bob representa al mismo tiempo a una figura con carácter clásico, sofisticado y sexy. Por este motivo celebrities de todo el mundo lo han modelado en varias épocas de sus vidas.

Entre quienes lo han impuesto en más de alguna ocasión, destacan Victoria Beckham, Anne Hathaway, Emma Watson, Natalie Portman, Jennifer Lawrence, Carey Mulligan, Scarlett Johanson, y hasta Miley Cyrus y Beyonce, aunque su referente indiscutible del último tiempo es Anna Wintour. La editora de Vogue es un ícono de este estilo, que representa a la perfección todo lo que ha querido plasmar durante su historia, acompañando a una mujer independiente, exitosa, y una referente sin duda. Pese a vivir en torno a pasarelas, Anna ha sabido mantenerse fiel a una estética marcada por elementos esenciales, entre los que destaca un extremadamente pulido corte bob. Por lo anterior, solo resta reflexionar, ya que si la mujer más poderosa en la industria de la moda contemporánea, se decidió a mantener este look durante casi toda su vida, vale la pena darle una oportunidad, ¿no crees?