Comenzando un nuevo año, ámate para manifestar tus sueños

Si estamos en armonía, atraemos bendiciones para nuestra vida. Pero para que nuestra realidad mejore, debemos empezar por alinearnos con nuestros sueños, trazar un plan de acción para plasmarlos, comprometiéndonos a realizar cambios en nosotros y nuestro entorno.

A partir del 4 febrero, comienza un nuevo año Chino, el año del Cerdo de Tierra que nos traerá mucho éxito en las diferentes áreas de nuestra vida.

El Cerdo ama la buena vida por lo que su energía nos ayudará a salir de nuestra zona cómoda para ser capaces de cerrar un ciclo y conectar con nuestra abundancia infinita.

Muchas personas no se han sentido con el mejor de los ánimos, pero este año, el optimismo del Cerdo los inspirará y entusiasmará. El único cuidado que se debe tener en consideración es que su energía a veces puede hacer soñar demasiado y olvidar concretar.

Recomiendo que cada uno conecte con su luz interior, cambien la mirada a través de la fe y la esperanza, se permitan soñar y desde ahí, gracias a la cuota extra de optimismo que aporta el año, podrán uno a uno eliminar obstáculos que muchas veces ustedes mismos se han creado.

Invito a quienes están pasando por un momento complicado, a cambiar la mirada durante estos días permitiéndose a través de la fe y la esperanza, soñar en manifestar sus anhelos y aceptar cerrar ciclos haciendo regalos de amor.

Ya que nuestro hogar es una concreta representación de nuestro mundo interno, debemos aprender a decorar de acuerdo a nuestras necesidades y trabajar por dejar ese espacio conocido en este proceso de cambio.

Realicen un aseo profundo, reciclando lo que ya no se usa y botando o reparando lo que está roto. Cambien ciertos muebles de lugar, ventilen y renueven la energía, creando una atmósfera alegre que active el chi de prosperidad, abundancia y armonía.

Lo imposible se volverá posible y los sueños se volverán realidad gracias a la luz que irradiará cada uno. Permítanse este gran regalo de amor. ¡Feliz renacimiento!