En un mundo en que las tendencias pasajeras se roban las atmosferas de casas y departamentos; resurgen nuevos espacios que se adueñan de los intereses de aquellos amantes del buen gusto, esos que con sutileza y osadía pretenden personalizar los rincones de su hogar, creando ambientes sublimes y cómodos.

Es así que aquella atención centrada en el living, hoy se trasladó a la cocina: espacio que en sus inicios se creó solo para preparar alimentos. No obstante, debido al auge del diseño, este lugar se perfila como el preferido al momento de compartir un rico menú acompañado de una copa de vino.

“Alza que para este año muestra un predominio de la tecnología, donde los acabados se inspiran en la naturaleza y comienzan a verse cada vez más frentes texturizados en 3D. A ello se une el minimalismo característico por sus matices neutros, líneas planas y lisas; cuya propuesta de bloques en muebles rectos entregan una inspiración carente de eclecticismo, donde ocultar el mobiliario es el mayor anhelo” indicó Elizabeth Gómez, Gerente general Espacio Dinámico.

Asimismo, sobresalen las cocinas nórdicas ricas en tonos blancos y toques de madera, más las composiciones modernas con acentos en tecnología Led y matices vibrantes.

Tal metamorfosis radica a que hoy este sector no solo se ocupa para la preparación de alimentos, sino que la vida familiar gira en torno a este espacio con tintes gourmet, haciendo que los proyectos actuales integren dentro de su arquitectura tanto la Isla y Península, dos características capaces de crear nuevos conceptos de cocina, una en que la funcionalidad comparte espacio con el relajo y la distracción.

“Para este 2015 existe un deslumbrante despliegue de materiales sensuales con entonaciones suaves y fuertes carismas para la creación de estas atmosferas,  en que madera, vidrio, cerámica, metal, cuero y piedra se transforman en los preferidos. Asimismo, se observa un alza en la electrificación, más una fluida conexión de equipos electrónicos y cocinas integradas, en que la eficiencia energética reina”, aseveró la especialista.

Eficacia y versatilidad plasmada en equipos de cocina y diferentes artefactos ricos en diseño, que a través de la última tecnología Led se integran fácilmente a la red del hogar.

Tanto la cocina de hoy como la del mañana,  se compone de colores universales que van más allá de los materiales armónicos, refrescantes o fuertemente contrastados. Escenario en que resurge la planificación arquitectónica y aquellas soluciones de diseño inusual, fascinante e innovadora que comienzan a ser demandadas por quienes gustan de las diversas facetas del interiorismo.

“Tal tendencia provoca que tanto en Chile como en Europa comer y cocinar se conviertan en un nuevo pasatiempo, uno que un mobiliario idóneo refleje de manera óptima este cambio de paradigma que unifique a la perfección cocina/comedor/sala de estar”, destacó la profesional.

Actualmente, más consumidores están empezando a renovar sus casas y en la lista de prioridades se encuentra la concepción de una cocina abierta, concretizada y con un alto nivel estético; factores que invitan a los demás a compartir del proceso culinario e intervenir de forma activa en el menú.

¿Qué se busca actualmente?

Hoy se desea una cocina con abundante mobiliario para guardar los accesorios, el cual debe estar camuflado en su totalidad.  Asimismo, se apela por materiales fáciles de limpiar y muy higiénicos,  donde el cuarzo se perfila como el favorito de los expertos.

Asimismo, quienes privilegian estos espacios desean una cocina para toda la vida, con garantías específicas que le otorguen soluciones y no problemas; por eso, al momento de comenzar un nuevo proyecto de vida, muchos contratan los servicios de un especialista que entregue las herramientas esenciales para crear un ambiente perfecto y simétrico con el resto de los espacios.

Demanda que se suma a la información promovida a través de los diferentes medios más el auge de los programas de cocina, los cuales muestran una indumentaria con características inigualables que invitan a las personas a cocinar, compartir y pasar la mayor parte del tiempo en torno a los alimentos, sobre todo para aquellos gourmand que vibran con la gastronomía.

“De esa forma, todo lo que antes se centraba en el living, hoy apunta a la vida en este espacio cargado de ingredientes; cambio generacional que amplía la visión de estas atmosferas integrándolas de una manera óptima al resto del hogar”, concluyó la experta.