Cobquecura: Tierra de contrastes

 

Tan sólo 120 kilómetros separan de Concepción a este fantástico destino de la región del Biobío, un lugar lleno de sorpresas y playas paradisíacas, que si o si debes conocer. Te encantará su arquitectura colonial y casonas construidas a principios del siglo XIX. Definitivamente la mezcla perfecta entre historia y belleza natural.

La costa de la Región te sorprenderá, y es que no tienes que recorrer miles de kilómetros para conocer un lugar fascinante, sino que en tan sólo 120 te enfrentarás a un lugar que es reconocido como un destino infaltable, sobre todo para los amantes del surf, el cual ha sabido romper la estacionalidad con diversos panoramas que puedes disfrutar en todas las temporadas.

Hablamos de Cobquecura, una comuna que se encuentra inserta dentro de la provincia de Ñuble, en la región del Biobío, y que se ha destacado como un must de la zona. Incluso fue clasificada como Monumento Nacional y categorizada como zona típica en 2005.

Es un sector privilegiado que goza un agradable clima, que se mantiene durante todo el año. Con 52 kilómetros de costa, esta comuna se caracteriza por el desarrollo de la pesca, por lo que ofrece una variedad de pescados y mariscos, además trabajan en el cultivo de productos agrícolas como legumbres y frutas.

Algunos de sus imperdibles son la Iglesia de Piedra, zonas naturales como la Lobería y también su costa, por tener un oleaje perfecto para aquellos que les encanta el surf y disfrutan de los deportes náuticos. Destaca además por su cultura preincaica materializada en muros de piedra laja y una arquitectura que exhibe los rastros de una época colonial.

Cabe destacar que Cobquecura, que significa pan de piedra en mapudungun, posee una población de más de 5 mil habitantes, de los cuales el 75% reside en el área rural. Limita al norte con Pelluhue y Cauquenes (región del Maule), en el sur con Trehuaco, al este con Quirihue y al oeste con el océano Pacífico.

Su origen se remonta en el tiempo hasta un poblamiento indígena prehispánico, que vivía de la pesca y la caza de lobos marinos, así como de la abundancia de frutos y mariscos de la zona.

Se atribuye su fundación al cacique Alejandro Piceros Carampangue, en 1575. Recién en 1878 fue declarada comuna, o sea, en la actualidad tiene 138 años de existencia.

Este destino es conocido por su fantástica costa, donde destacan playas como Buchupureo, Lobería, Rinconada, Trehualemu, Pullay, Mure, Santa Rita, y muchas más. Pero esto no es todo, Cobquecura también es un lugar que puedes disfrutar en invierno, y es que su hotelería y gastronomía está preparada enesta fecha y para entretenerte, con una amplia gama de actividades.

La Joya del Mar, Ruka Antu Logde, los Maquis, Buchupureo y El Puerto, son algunos de los exponentes de la cocina local y de hotelería, en donde las características de sus preparaciones destacan por el rescate de lo mejor del mar y la tierra.

En este lugar puedes encontrar, además, un sinnúmero de exponentes de artesanía en pita y batro, quienes encantan a los visitantes con diversos productos como alfombras, individuales, papeleros, adornos murales y porta maceteros. Además de lo anterior, existe una gran variedad de creaciones en base a cerámica, tejido en lana natural y a bolillo, y mimbre.

Además de todo lo anterior, Cobquecura resalta por sus actividades al aire libre, y que son de alta demanda por sus visitantes, una de ellas son las cabalgatas, oportunidad donde pueden conocer todo el sector marino y los tesoros que esconden las tierras fértiles de este territorio.


Las clases de surf son un atractivo vigente durante todo el año, lo mejor es que a través de distintos exponentes y profesionales puedes aprender diversas técnicas de esta disciplina. Grandes y chicos pueden ser parte de esta práctica altamente demandada.

Para aquellos a los que les llama la atención la aventura, las cuevas y formaciones rocosas en el cerro La Cruz de Playa Rinconada son ideales. A través del trekking podrán conocer y aprender sobre diversas formaciones de rocas y leyendas locales. Asismismo, apreciarán la cueva de los enamorados y los patos liles, un atractivo que no deben dejar de conocer.

El parque Las Nalkas es otra atracción más para los amantes del senderismo. Como su nombre lo dice, es un bosque de nalcas y helechos, una reserva privada de bosque nativo que cuenta con senderos de trekking y cabañas construidas sobre árboles. Este parque cuenta con 7 miradores y varios kilómetros de senderos, de diferente dificultad, que conducen a selvas de helechos y cascadas.

Pero Cobquecura no es sólo eso, también vibra año a año con sus fiestas y celebraciones tradicionales, que honran lo mejor del campo chileno. Algunas de éstas son: La Muerte del Chancho que se realiza la segunda semana de mayo y rescata tradiciones de antaño, cuando tras matar a uno de estos ejemplares, las familias del campo se congregan para realizar diversos platos y preparaciones.

Otra de estas celebraciones es la fiesta de San Pedro, festividad religiosa que se realiza en el sector de La Boca, en Buchupureo, cada 29 de junio. En ella se reúnen pescadores, gente del pueblo y numerosos turistas.

Todos estos panoramas hacen de Cobquecura un must see del Biobío, un lugar encantador que puedes disfrutar durante todo el año y lo mejor es que a tan sólo a 120 kilómetros de la ciudad.