Aunque según datos históricos su origen guardaba relación con guarecer armas y armaduras, el armario es mucho más que eso. Con el paso del tiempo, su faceta meramente funcional se ha fusionado con la relevancia visual y de diseño que ha adquirido este mueble en los últimos años. Los royals de la Edad Media contaban con piezas completas para colgar sus prendas, mientras la gente común la apilaba en cofres. Ya en el siglo XVIII, Europa sienta precedentes en el tema al inaugurar una industria del clóset que hasta hoy forma parte esencial de nuestras vidas.

Así lo asegura Palmi Armstrong, jefa de proyectos de PA Decoración y Paisajismo: “Pienso que es un espacio tremendamente íntimo, el cual debe ser reflejo de nuestra forma de vida, de cómo nos movemos en el día a día”.

Esta misma razón es la que ha motivado a diversas marcas a ofrecer un amplio abanico de opciones para cada tipo de personalidad. Una de las alternativas “in” es el clóset personalizado.

“Yo prefiero los clósets diseñados a medida, con el gusto y sello personal. No sacamos nada con tener uno muy lindo, pero que no se adapta a nosotros. Por ejemplo, si sé que me cuesta mantener el orden, mejor un clóset en que cierre la puerta y listo en vez de uno a la vista. Es un análisis caso a caso”, señala Armstrong.

La decoradora local añade que dependerá del espacio y la arquitectura del lugar si se le da o no protagonismo al ropero: “Si el espacio es reducido, tendremos que diseñar un clóset lo más funcional posible, optimizando el espacio y la luz, tal vez mimetizándolo con las paredes para que no achique el espacio. Ahora si tenemos espacio, es ideal poder hacer un sector de ‘walking closet’, donde podamos disponer de elementos que nos permitan tener un espacio agradable, con probadores, espejos, sofá, entre otros. Es importante seleccionar la materialidad, colorido e iluminación y poder complementar con algunos objetos decorativos, pero sin que se vea sobrecargado, ya que menos es más”.

¿Quién no sueña con un armario a la Carrie Bradshaw, de “Sex and the City”? Si tienes la idea en mente, HBT es tu lugar. Esta tienda cuenta con cerca de 40 años de vanguardia en arquitectura e interiorismo. En su nueva sucursal de San Pedro de la Paz, es posible encontrar todo lo necesario para tener un “clóset diez”.

Omar Barriga, jefe de sucursal de HBT, comenta que la persona que prefiere su marca es “una que toma decisiones inteligentes, que valora y busca excelente calidad y tecnología y que necesita optimizar al máximo sus espacios”.

Es por esto que si quieres estar a la vanguardia en armarios, debes seguir el consejo de Palmi sobre adquirir un clóset personalizado. En este ámbito, Barriga dice que HBT tiene una gran alternativa llamada “Uno Interior System”: “Es una solución modular y muy versátil que se compone de perfiles en aluminio, piezas de ensamblaje y soportes para repisas y cajoneras, además de barras y otros accesorios. Todos regulables en su altura y ancho, según el espacio disponible. Este sistema ya ha sido usado y probado por diseñadores de Concepción y se logró una solución totalmente eficiente para un espacio que era difícil, con techos de desván y no tantos metros cuadrados disponibles”.

Entonces, a la hora de pensar en tu proyecto clóset, debes considerar algo más que el diseño, tal como señala la experta, Palmi Armstrong: “Lo último en tecnología se refiere a que el mobiliario sea eficiente en el uso del espacio, poniendo énfasis en las terminaciones de éstos. Se han diseñado nuevas bisagras, puertas y cajones con frenos, con ángulos especiales para aprovechar esquinas, con materiales antihumedad, entre otros, y diseñados a medida para poder tener un orden de absolutamente todo con el fin de que sean accesibles y fáciles de mantener ordenados”.